LA RESACA DE LA NOCHE DEL GUIÓN

Aarón, el Inquilino. Foto: Itzel Enciso

Aarón, el Inquilino. Foto: Itzel Enciso

Por Martín Román.

Ayer se celebró el tercer aniversario del blog de El Inquilino Guionista coordinado por el guionista Aarón Romera, almassorí afincado en México desde hace 10 años. Si visitaste su página o Facebook durante las últimas semanas seguro te enteraste de las actividades preparadas: mesa redonda, proyección del cortometraje “El Manual Vaquero” (del que hablé en este post), un monólogo de Tío Rober y el DJ Ed Moreno.

Nada más llegar, en la fila de entrada ya empecé a encontrarme caras conocidas, y había cola, la noche se presentaba agitada. A Aarón y Talía, principales responsables del evento, se les veía nerviosos y emocionados de recibirnos a todos. Con la entrada de 30 pesos (2’5€) nos ponían una pulserita como en todo gran festival y nos servían un chupito de mezcal, supongo que para soltar la lengua y ayudar a superar la agorafobia de los guionistas acostumbrados a vivir y escribir en soledad.

Aarón me había pedido que escribiese al día siguiente una crónica para este blog y accedí, así que busqué buena posición para escuchar a los ponentes y tomar notas. Cuando lo logré Aarón me informó de que había una baja de última hora, Marcela Fuentes Berain no podía acudir, me preguntaba si quería participar en la mesa redonda. Me entraron los nervios pero no podía dejar pasar la oportunidad de conversar con Adrián Zurita (co-guionista de Nosotros los Nobles, la película mexicana más taquillera de la historia), Rafael Gaytán (co-guionista de El cielo en tu mirada, uno de los éxitos del pasado año), Ximena Escalante (dramaturga, maestra del CCC y guionista de televisión) y Michael Rowe (ganador de la Cámara de Oro en Cannes 2010 por Año Bisiesto).

La pregunta que abría la mesa redonda era “¿Cómo vivir del guión?”, claro, no fue el momento de mayor derroche de alegría. Casi todos lo complementamos con labor docente o realizando otras labores dentro del audiovisual (producción, continuidad…). Michael Rowe puso una nota de humor: “Cuando salí del CCC me propuse vivir del guión, comí un año pero porque como poco y con poca frecuencia”, él optaba por realizar otros trabajos antes que guiones que no le gustasen. Rafa y yo coincidíamos en aceptar los trabajos variados pues de todos se aprende hasta estar en posición de poder elegir qué quieres hacer (no siempre se consigue). Como a veces en este tipo de reuniones se considera la televisión como un producto menor, Ximena rompió una lanza a su favor: “Aproximadamente cada dos años escribo una telenovela y lo disfruto mucho, es un ejercicio increíble”. Adrián Zurita fue el más optimista y creo que tiene razón, “México vive el mejor momento de la historia y se demandan guiones e historias nuevas en todo el mundo. Los Angeles está a tres horas de avión y se hacen secuelas de Batman sin parar porque no tienen historias novedosas”.

Los ponentes.

Los ponentes.

En la tanda de preguntas y respuestas nos preguntaron cosas como ¿por qué escribir un guión?, ¿cómo es el trabajo con directores? o ¿cómo abordan su trabajo? Michael Rowe hablaba de su poca constancia y facilidad para la procrastrinación, cosa que nos sucede a muchos pero también deslizó una gran frase: “Somos empleados y nuestros jefes son los personajes”. Ximena Escalante también fue clara: “el objetivo de un escritor es acotar sus obligaciones para escribir lo que uno quiere” y “lo que le pido a la vida son más horas de capacidad creativa”. Rafael Gaytán consideraba que él no puede “guardarse las cosas, tiene que sacarlas y escribirlas”. Yo les animé a realizar otros trabajos dentro del audiovisual para conocer mejor el trabajo del guionista al conocer en qué aprietos colocamos a técnicos y actores a la hora de construir las imágenes que nosotros hemos escrito.

Aarón moderaba y ya iba a concluir la mesa para dar paso al siguiente evento. Yo iba de suplente pero me había animado con la charla (y por supuesto las 2 cervezas y el mezcal) y pedí de nuevo la palabra. Enlacé el optimismo de Adrián Zurita sobre las grandes posibilidades que existen hoy día para vivir del guión con una reflexión que le escuché a Javier Olivares sobre la importancia de hacer visible la figura del guionista exigiendo por contrato que en las comunicaciones de prensa el nombre del escritor aparezca, que el nombre del escritor aparezca en mismo tamaño de fuente, veces y duración que la del director. Y Michael Rowe sentenció: “En los créditos debería aparecer ‘Una película de (nombre del escritor) dirigida por (nombre del director)’.”

manual V

Tras la mesa redonda se proyectó el cortometraje El Manual Vaquero. Hace un año que lo grabamos y todavía no lo había visto. Fue una alegría poder verlo con tanta gente y escuchar los momentos que conectaba con el público sacando algunas risas, que para sus cinco minutos de duración fueron varias veces. La lástima fue el sonido y que al haber mucha gente de pie no pude ver del todo bien la imagen pues le dieron al play cuando yo estaba en la barra pidiendo una chela.

Tras el monólogo sobre guionistas de Tío Rober llegó el momento distendido de la noche, cervezas, saludos entre guionistas, editores, actores y actrices que se acercaron a saber más del evento. Fue un gusto ver tantas caras conocidas y brindar con ellos, por su culpa (y sólo suya, yo no tuve nada que beber, digo ver) acabo de escribir este artículo con cierta resaca.

¿LA FIESTA DEL CINE MEXICANO?

Ariel55

Por Martín Román.

Ayer, martes 28 de mayo, se celebró la 55 Ceremonia de Entrega del Ariel, los homólogos a los Goya de la Academia del Cine Mexicano. A punto de cumplir mi primer año en DF tenía muchas ganas de verlos pues además conocía a algunas de las personas nominadas. Con mis compañeros de piso, Sam Baixauli y Sonia Sánchez (editores de cine) preparamos una cena a base de botana (así se le llama al picoteo en estas tierras) a la que se sumó mi amiga Mariana Martínez (actriz y productora con quien adapté la obra Casting Porno) para plantarnos ante la tele como si fuéramos futboleros ante una gran final.

Como no tenemos antena de televisión nos pusimos a buscar la retransmisión on-line del evento. Buscábamos y buscábamos pero no lo encontrábamos, lo intentamos incluso en rojadirecta.com, pero ni por esas. Dejamos mensajes en Facebook y Twitter por si alguien tenía el link correcto. Poco a poco nos fuimos dando cuenta de que otras personas estaban en la misma situación que nosotros, no había retransmisión. Habíamos escuchado que Canal 22 lo iba a retransmitir, sí, pero será el jueves 30 en diferido, ¿españoles, os imagináis una final de Copa del Rey en diferido? ¿mexicanos, os imagináis que retransmitieran hoy la épica final del América contra Cruz Azul? ¿A quién le puede importar cuándo ya se saben los resultados? Teníamos la cena, unas cervezas… y Twitter, así seguimos la gala. Nos llevamos alegría por los premios de Carlos Hidalgo, fotógrafo de la película que están montando en estos momentos Sam y Sonia, el de Afredo “El Tigre” Mora, por mejor maquillaje y a quien pude conocer en Microteatro México con su debut en la actuación, y el de Roberto Sosa a mejor actor, primo de Mariana. Ahora estamos deseosos de ver El Premio, la puesta de largo de la reputada guionista Paula Markovitch, la gran triunfadora de la noche cuyo trailer pueden ver a continuación:

Probablemente una gala de estas características no vaya a ser un evento de máxima audiencia pero si las televisiones no apuestan por el cine mexicano tal vez la Academia debería suplir esta falta de interés. En la era de Internet se puede lograr la retransmisión a un bajo coste, recordemos que el 15-M estuvo retransmitiendo en directo desde la calle la Acampada de Sol. No soy técnico pero no debe ser muy complicado, sobretodo para una Academia de Cine con expertos en este campo en sus filas.

No sé si el cine mexicano vive su mejor momento, pero sé seguro que no está en el peor como es el caso de España (mal momento por nuestros políticos, a nivel creativo es otra cosa). Dos años seguidos han recibido premios importantes en Cannes películas como Post Tenebras Lux (Carlos Reygadas), Después de Lucía (Michel Franco) y Heli (Amat Escalante), y la taquilla acaba de ser reventada con la comedia Nosotros los nobles (Gary Alazraki). Es buen momento para sacar pecho y la mejor manera es dando difusión a sus premios. Me podrán decir que la Gala sí fue retransmitida, pero fue en televisión de pago. Todos hemos escuchado la queja de que la gente no va a ver cine mexicano (creo que sólo estadounidenses, ingleses y franceses van a ver su cine patrio) entonces ¿alguien es tan iluso para creer que van a pagar por ver la gala? ¿no sería mejor que se le pusiera en bandeja al espectador la gala y que se quedara con el gusanillo de cómo estará El Premio, El Fantástico mundo de Juan Orol, La demora, La vida precoz y breve de Sabina Rivas o Cuates de Australia? Aunque vayan a comprarlas luego piratas, tal vez si descubren que sí les gustan la próxima vez que vayan a un cine opten por ver una mexicana.

Pinchando AQUÍ pueden ver la lista de galardonados, felicidades a todos.