SOBRE LA ESCRITURA EN PAREJA. CRUZANDO EL SENTIDO.

Un post de Natxo Fuentes: Coguionista del largometraje Cruzando el sentido.

11210302_1606521586291028_62475718_n

Fue en una mesa de la desaparecida cafetería de Ciudad de la Luz donde escuché las palabras “Cruzando el sentido”. Iván me habló de una idea para un guión cinematográfico, tenía una premisa visual que me pareció muy potente: un skater cruza la península sobre un monopatín. Pensé que tenía un diamante en bruto fascinante. La idea quedó como un ronroneo en mi mente durante un tiempo, hasta que, meses después, Iván vino a proponerme escribirlo conjuntamente.

Iniciamos un proceso creativo de lo más interesante al intentar aunar las dos creatividades por un camino que podría haber sido complejo y disonante. En cambio, nuestras dos personalidades se adaptaron perfectamente al ritmo de la historia y entramos en una buena dinámica de construcción narrativa. Pusimos en común nuestras referencias visuales y de géneros, que nos llevaba desde “Asesinos Natos”, “Hacia rutas salvajes”, “The Big Lebowski”, “Easy Rider”, “Una historia verdadera” e incluso “París, Texas”. Aquel magma de ideas parecía llevarnos hacia un viaje lisérgico de no retorno. Contra todo pronóstico armamos una roadmovie, una historia dramática con tintes cómicos que se entrelaza con el falso documental para generar una expectativa mediática.

Queríamos que Alonso, el protagonista, tuviera referencias quijotescas, persiguiendo gigantes imaginarios en un viaje plagado de personajes extravagantes que le llevaran a situaciones que cruzan los sentidos. Claro está, todo esto sin caer en el esperpento, y tengo que reconocer que fue todo un reto mantener el tono narrativo, un pulso trabajoso al mezclar en su elaboración un punto mágico dentro del drama y la comedia.

“Cruzando el sentido” transcurre por diferentes paisajes de la península ibérica desde la huerta de Valencia, pasando por la Meseta manchega, hasta llegar a los pastos gallegos. Todo en un viaje interior del protagonista cuestionándose qué valen los sueños y qué hay que hacer para cumplirlos. La historia va descubriendo poco a poco el motivo por el que este joven viaja sobre un “juguete”, al tiempo que los sentimientos de libertad y disfrute del viaje nos envuelven por las carreteras que transita.

11215309_1606521769624343_344429715_o

La historia mezcla formatos. Queríamos que el falso documental funcionara como bisagra entre situaciones al tiempo que generara un interés mediático por este extraño viajero que muestra la dependencia social a héroes catódicos.

CES está escrito a dos bandas, y resulta de los más gratificante. La confianza con Iván, que posteriormente fue el director de la película, fue total en la escritura, correcciones y reescrituras. Y creo que lo más importante: los “feedbacks” eran continuos. Llegamos a intercambiar más de 10.000 mensajes de facebook durante la escritura de guión, hasta nuestras parejas sentimentales llegaron a sentir celos de esta relación. Cuando Iván tardaba un día en contestar me sentía mal.

La escritura de un largometraje es una carrera de fondo donde necesitas un frontón sobre el que lanzar tus dudas y frustraciones. Hay que exorcizar los bloqueos y miedos al fracaso. La escritura en pareja permite exteriorizar continuamente el trabajo, y muchas veces detectar los defectos antes o durante los comentarios del compañero, así como sentirte alentado por los comentarios positivos de esa escena que acabas de escribir, y que luego él retocará para que crezca en comicidad o en dramatismo. Iván y yo entramos en esa simbiosis creativa que nos llevó a cruzar el sentido.

Anuncios

IV RODA DE GUIONS

Post coordinado por Miguel Marcos

El pasado 3 de diciembre tuvo lugar una nueva edición de la “Roda de guions”, organizada por EDAV y Culturarts con el objetivo de presentar a productores y profesionales del sector audiovisual los proyectos ganadores de la ayuda a la escritura de guión del IVAC. La dinámica del acto es muy sencilla: cada guionista dispone de cinco minutos para hacer un pitch de su proyecto y de otros cinco para responder a las preguntas del público. Para los que no pudisteis asistir u os quedasteis con ganas de saber algo más sobre sus proyectos, hemos pasado un breve cuestionario a los guionistas de los proyectos seleccionados. Hoy publicamos la primera entrega.

 LA ÚLTIMA PRIMAVERA

Me llamo Elena Escura, soy guionista y comencé mi trayectoria elaborando pequeños reportajes promocionales para ONGs en Guatemala. He trabajado como redactora y publicado relatos y cuentos en varias publicaciones. Acabo de estrenar mi primer cortometraje, “Caldo de gallina”, y actualmente trabajo en la preproducción de otro.

1.- ¿De qué va tu guión?

“La última primavera” es la historia del viaje de dos hermanas: de Marta y de Claudia. Marta, una médico fría y algo áspera, se ve obligada a viajar a Guatemala para encontrar a su hermana pequeña, Claudia, una veinteañera de aires hippies que se ha montado en su última aventura. Es 1996 y Guatemala vive un momento muy significativo: se acaba de firmar la paz en el país y centenares de refugiados indígenas regresan al país para recuperar sus tierras. Claudia se identificará de inmediato con la lucha de esta población. Marta, sin embargo, no deja de encontrar obstáculos en esa selva que a momentos le parece cada vez más hostil.

lup portada ivac

2.- ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

-La combinación de una historia intimista con el buen ritmo de una road movie. Mientras la historia se sumerge en la selva y se abre paso la historia de los refugiados, el corazón de la historia reside en el reencuentro de esas dos hermanas. Ése es sin duda el motor de la narración: conocer el pasado de las hermanas y por qué se alejaron.

-El estilo onírico, de “ensoñaciones”, los leit motivs en la selva, los lugares ya pisados por Claudia que se reinventan con la llegada de Marta.

-El enclave en el que se rodaría la pelicula: la selva.

3.- ¿En qué fase de desarrollo está?

El proyecto cuenta con una productora española en Madrid y una productora mexicana. Estamos en búsqueda de una “tercera pata”, idealmente valenciana, con la que poder formar un buen esquema de coproducción.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de cinco minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

He aprendido mucho sobre como seleccionar no sólo lo importante de mi historia, sino lo más atractivo y lo que puede resultar más visual a la hora de plantear el proyecto.

En algunos ejercicios, sí. Por ejemplo, cuando practicamos con el pitch de un minuto, me di cuenta de que sintetizar de nuevo a historia era casi como empezar de cero. No se trataba solo de quitar algunos datos.

Desde luego, el hecho de escoger qué se cuenta y qué no da otro enfoque a la historia.

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

Bastante mejor de lo que esperaba, la verdad. Cuando solté las tres primeras frases, todo fue bastante fluido y estuve mucho más tranquila.

6.- ¿Qué feedback has tenido? ¿Has cerrado algún acuerdo de producción?

En general, buen feedback con el público asistente. En cuanto a acuerdos, como comentaba ya cuento con una productora y ella es más bien la encargada de buscar esa tercera productora que necesitamos.

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Estupenda. Sólo el hecho de conocer a otros guionistas ya es algo muy positivo.

SUEÑOS VARADOS

Centro internamiento

Mi nombre es Emilio Martí López y soy vídeo artista, documentalista y animador, además de realizar trabajos de didáctica en torno a la fotografía y la animación. Mi trabajo más conocido es el cortometraje “desanimado”.

1.- ¿De qué va tu guión?

Mi guión destripa qué son los C.I.E., Centros de Internamiento de Extranjeros, con varias técnicas cinematográficas y desde un enfoque caleidoscópico. Aunque es un documental, incluye animación y un tratamiento experimental de algunos episodios.

2.- ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

Las historias que cuenta la película, de gente que ha sido internada en estos centros, sin haber cometido delito alguno (uno de los motivos por el que se les considera similares a los campos de concentración), junto al comentario crítico de quienes estudian la cuestión desde el periodismo o el derecho. También, aquello que ha motivado la película: para realizar un trabajo plástico-artístico, yo y dos compañeras pudimos acceder a uno de estos centros (el de Fuerteventura) rodeados de secretismo, normalmente y opacos a jueces, ongs o periodistas.

3.- ¿En qué fase de desarrollo está?

La película está en preproducción, avanzando algunos elementos de la misma. El guión, siendo documental, se construye con esta misma investigación y al ir realizando la película.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de cinco minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

La experiencia es interesante, porque te obliga a saber qué historia quieres contar (a veces tenemos varias en la cabeza, y éstas son contradictorias entre sí) y cómo contarla, de cara a venderla a un productor si hiciese falta. Me ha hecho ver el guión de otra manera al contrastar en público qué interesa más a una audiencia, que a veces no es lo que uno tenía en mente.

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

Tener un cronómetro contando cuántos minutos hablas no es agradable.
El formato se me hace antinatural: te hace sentir parte de una cadena de montaje, o de un concurso de talentos. No da tiempo a crear una química con el público, aunque afortunadamente después del pitching propiamente dicho hay una tanda de preguntas y respuestas con los asistentes que sí permite mayor acercamiento.

6.- ¿Qué feedback has tenido? ¿Has cerrado algún acuerdo de producción?

He tenido algunas ofertas de producción, pero no casan con lo que tenemos planeado.

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Muy buena. Es estupendo tener feedback y es muy positivo que la Culturarts, la filmoteca o el IVAC cuiden todos los aspectos del desarrollo del guión, incluida esta fase en que apadrinan nuestra obra ante una serie de productores. De alguna manera, da más entidad y practicidad al hecho de ayudar a que los escritories realicemos nuestra obra y a que ésta no quede en un cajón.

LOS BRILLANTES

Hola. Soy Esther Morente y soy actriz de teatro, cine, televisión y publicidad. Licenciada en Comunicación Audiovisual en la Universitat de València. Licenciada en Arte Dramático en la ESAD Valencia. Diplomada en teatro gestual (Técnica Lecoq) en la Escuela de Teatro de Mª del Mar Navarro y Andrés Hernández (Madrid). Como guionista, “Los Brillantes” es mi primer guion.

CARTEL LOS BRILLANTES

1.- ¿De qué va tu guión?

Los Brillantes es un drama fantástico. Un tren que hace temblar todo el pueblo. Una mujer que sólo acepta consejos de su pájaro. Un boticario que cura las dolencias con la música. Y Agustina. Una enigmática anciana que descubre algo que está al alcance de muy pocos. A partir de aquí, la vida de Agustina y de su entorno se convierte en una mezcla de obsesiones, verdades y mentiras que llegan a poner en duda la salud mental de los habitantes de la aldea. Todos contra Agustina y Agustina contra todos.

2.- ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

Los Brillantes tiene unos personajes que enganchan. Aunque está narrada en un tono fantástico e irreal, la historia se adentra en el lado más humano de cada uno de ellos. Y esta aldea mágica, de personajes extravagantes y situaciones fantásticas tiene su justificación. Toda la historia se articula a través de “Los Brillantes”, una novela que, según el autor, está construida a través del imaginario. Más adelante descubriremos que tales situaciones y actitudes de algunos de los personajes vienen provocadas por la memoria de la infancia del escritor.

3.- ¿En qué fase de desarrollo está?

Estoy preparando la segunda versión dialogada.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de cinco minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

Al preparar mi pitch me he dado cuenta de lo difícil que me resultaba decidir qué quería contar. El hecho de pasar por encima de algunas tramas, personajes y ciertos detalles me parecía injusto. Luego, con cierta distancia, aprendí que simplemente centrándome en el tronco de la historia era más concreta y, por supuesto, no fallaba al guion.

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

Fue emocionante. Quise que me acompañara la supuesta protagonista de la historia. Simplemente como pretexto para que la gente pudiera imaginarse todo lo que tuvo que pasar.

6.- ¿Qué feedback has tenido? ¿Has cerrado algún acuerdo de producción?

Aún no he cerrado ningún acuerdo pero varios productores están leyendo el proyecto.

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Muy positivo.

DOS REYES

Me llamo Rafa Ferrero. Me licencié en filosofía en la Universidad de Valencia, después hice un Master de guión en la FIA y desde entonces trabajo como guionista. También soy uno de los autores de este blog.

Portada

1.- ¿De qué va tu guión?

“Dos Reyes” es un thriller de ciencia ficción ambientado en el año 2047.

Ruy, el protagonista, es un chico de 18 años que ha pasado toda su vida encerrado en una habitación esterilizada, aislado, como un niño burbuja. Los mejores jugadores de ajedrez de todo el mundo acuden a jugar contra él a través de un cristal y el chico jamás ha perdido una partida.
Ruy es invencible porque es capaz de manipular la voluntad de los demás. No necesita anticiparse a los movimientos de su rival, puede decidirlos por él. Contra Ruy, el mejor jugador del mundo no es más que una marioneta.

Un día, alguien a quien no conoce consigue ponerse en contacto con él desde el exterior para hacerle llegar un mensaje: Que no está enfermo. Le mintieron desde niño para que aceptase vivir encerrado por voluntad propia.

Será entonces cuando Ruy descubra su verdadera identidad y aprenda a usar su don en toda su dimensión. Ruy es el Rey negro, el único capaz de enfrentarse a Philidor, el Rey blanco, aquel al que creía su padre.

2.- ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

La universalidad de la historia, lo bien cimentada que está desde el punto de vista conceptual y lo atractiva que puede resultar visualmente.

3.- ¿En qué fase de desarrollo está?

En estos momentos estoy trabajando en la segunda versión del guión dialogado.
Llevo varios años trabajando en este guión. Es un thriller complejo y tardé mucho en encontrar una idea que me permitiese encajar todas las piezas. Ahora tengo un tratamiento sólido y estoy trabajando para enriquecer la historia con los diálogos.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de cinco minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

“Dos reyes” no es una historia sencilla de explicar en poco tiempo. De hecho, resulta sencillamente imposible. Por lo que lo primero que tuve que asumir es que en un pitch de cinco minutos resultaba absurdo intentar contar la historia completa. El curso con Teresa me ayudó a encontrar la forma más sencilla de contar la idea clave de la película.

He de reconocer que este proceso no me resultó sencillo. De hecho, creo que fui quien más aprovechó el curso porque mis compañeros llegaron el primer día con una idea bastante clara de cómo debían realizar la exposición y lo aprovecharon para pulir y perfeccionar esa misma idea, mientras que yo tuve que cambiar mi idea inicial. Quería contar demasiado y conseguía el efecto contrario al que buscaba. Diciendo menos encontré la forma de acabar contando más.

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

No me acostumbro a hablar en público. Me gusta ponerme en estas situaciones porque lo considero parte del oficio del guionista, pero me queda mucho por aprender todavía.
Presentando “Dos reyes” pasé nervios, pero estoy bastante contento de cómo fue la cosa.

6.- ¿Qué feedback has tenido? ¿Has cerrado algún acuerdo de producción?

He tenido mucha suerte. Un productor valenciano que acudió a la Roda de guions se me acercó en la cafetería después de la presentación. Me dio su tarjeta y me pidió que le enviase el guión, quería leerlo antes de proponerme algo. Se lo envié esa misma tarde y a los tres días me llamó. Me dijo que el guión le había encantado y quería pedirme permiso para enviárselo a un director español que lleva unos años trabajando en Hollywood. Ellos han trabajado juntos en más de una ocasión y hace tiempo que estaban buscando un proyecto de estas características para tratar de levantar una coproducción que les abriese las puertas del mercado internacional.
A la semana recibí una llamada del director (justo el director español que yo habría elegido para dirigir esta historia). El proyecto le entusiasma y se ha comprometido personalmente.
He firmado un precontrato con el productor valenciano y me pagan para que trabaje en la segunda versión del guión a partir de las observaciones del director, con las que no podría estar más de acuerdo.

Por supuesto, todo lo anterior es falso.

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Es un ejercicio imprescindible. Hay que agradecer a Culturarts y a EDAV que sigan organizando este evento año a año. Para los guionistas supone una oportunidad estupenda para aprender a hacer un pitch y es bueno que haya espacios en el sector donde se expongan los proyectos.

CURIOSIDADES Y CHASCARRILLOS SOBRE “EL AMOR NO ES LO QUE ERA”

Por Gabi Ochoa

Ya ha pasado más de un año desde que la peli que dirigí y coescribí, “El amor no es lo que era”, se presentó en el Festival de Cine Español de Málaga 2013. En aquel momento comenté lo que había sido el festival.

Hoy toca balance, algunas curiosidades y carpetazo fin de ciclo (o eso empiezo a intuir yo).

Pero antes, a los que paren por Valencia tendrá la oportunidad de verla en Cinema Jove en 2 pases especiales y hacernos las preguntas que consideren oportunas en la charla de la tarde del viernes 27.

JUEVES 26 DE JUNIO

20:00 – El amor no es lo que era, de Gabi Ochoa. Presentación a cargo del director y los actores protagonistas. Sala Luis G. Berlanga (Ed. Rialto).

VIERNES 27 DE JUNIO

19:00 Encuentro Making Of con Gabriel Ochoa, director de El amor no es lo que era. Room Service Lounge Bar, Ayre Hotel Astoria Palace.

22:30 – El amor no es lo que era, de Gabi Ochoa. Sala José Sancho (Ed. Rialto).

Y para todos,… ALGUNAS CURIOSIDADES

Para los fans, los amigos, o los curiosos, la peli está llena de pinceladas frikis para todos los gustos. Voy a desvelar algunas de ellas a ver si luego las pilláis en pantalla.

– Guiño guionístico: Para los que siguen este blog y a los guionistas más activos en redes sociales va a ver una sorpresa. No, no sale Dani Castro en la peli (porque no lo pensé antes!), pero sí Paco López Barrio. El decano del guión valenciano, y uno de las mejores plumas guionísticas en las redes sociales (y fueras de ellas, aviso: atentos a “Víctor Ros”), se marca un cameo es-pec-ta-cu-lar. Ya habló él por aquí, pero mejor verlo en pantalla. Lucha de titanes: Paco y Aida Folch.

– Guiños musicales: para los fans de la música indie, también hay tomate. Julio de la Rosa no solo hace la BSO, también aparece en la peli. Y su banda es de lo más variopinta. Combina músicos de Tortel, con el todoterreno de Abraham Boba, alma mater de León Benavente, la sensación del año.

La banda de Julio, Paloma y servidor con los cascos de direstor

La banda de Julio, Paloma y servidor con los cascos de direstor!!!

Pero además, atentos a la música: desde guiños a los ochenta muy muy reconocibles para una generación, pasando por tracks de grupos valencianos como Llum. Y ojocuidao! Atentos al chelista. Se llama Pau de Nut y se marca un par de versiones de aúpa.

– Autoguiños: Sí, todo director que se precie se autocita o se autoparodia o se autoautoalgo. No iba a ser menos. Por un lado sale mi talismán, Rori, la tortuga de mis padres. Lamentablemente murió este año y no podrá ver la peli 😦

Por otro, un guiño a uno de mis primeros cortos, “Birth, school, work, death”: uno de sus protas, Fran de la Torre, aparece al inicio de la peli. A ver si lo veis. Cuando hizo el corto conmigo era un imberbe de apenas 17 años y creo que no tenía ni intención de ser actor. Míralo ahora.

– Guiños al moderneo valenciano: jejejeje. Aquí siempre algunos cameos de amigos y colegas que se han pasado por la pantalla. Sí, solo lo van a saber ellos y cuatro más, pero siempre tiene su gracia (para esos cuatro). Desde las apariciones estelares de miembros del grupo Caterva Teatre (Jaume Ibáñez y Fernando Soler), pasando por dos tesoros de actrices como Lorena López en un papel pequeñito y Nuria Herrero como la gran sorpresa (ya veréis, ya veréis!) hasta el pope del indie teatral valenciano, Nacho López Murria, que comparte pantalla con Petra Martínez y Carlos Álvarez-Nóvoa ni más ni menos!!!

Pobre Nuria, con las gafas no veía tres en un burro jejeje

Pobre Nuria, con las gafas no veía tres en un burro jejeje

– Guiño equipo técnico: y como toda película que se precie tiene sus cameos del equipo técnico. La productora saliendo de un tren ^.^, una sala de espera con parte del equipo de producción o una sala de operaciones con los jefes de equipo incluido yo mismo que hago de enfermero O.o Si me reconocéis es que sois muy muy frikis!!!

CHASCARRILLOS, FESTIVALES Y OTRAS COSAS DEL METER

No solo el rodaje ha estado lleno de guiños y  frikismo vario. El paso por festivales nos ha dado multitud de momentazos.

En London Spanish Film Festival nos sorprendió no solo que el embajador, Federico Trillo, viniera al pase, sino que además se lo pasó bien O.O

Además, al acabar la proyección nos “neutralizó” un grupo de “jóvenas” londineses que estaban estudiando español y través de su profesor nos preguntaron que le pasaba a la pareja de Jorge y Paz. Pero el mejor momento, esa envidia sana que me tienen mis amigas y mi mujer al haber compartido mesa y charlas con Andrés Velencoso.

En Glasgow hacia frío frío

En Glasgow hacia frío frío

En Glasgow, aparte del frío, nos sorprendió la pasión de la directora por “Calos”, es decir, Carlos Álvarez-Nóvoa que recrea un personaje del que todo el mundo le coge cierto cariño. Para él fue, por ejemplo, el premio al mejor actor en el Uptown Film Festival, también en Inglaterra, donde nos llevamos 2 premios más: mejor película y mejor fotografía del gran Gabo Guerra. Oé!!!!!

Enseña el premio, que se vea Gabo!

Enseña el premio, que se vea Gabo!

De Chicago me llevé el compadreo y la piña enorme creada por el equipo del festival capitaneado por Pepe Vargas, y también la alegría por haber conocido tantos y tantos cineastas de Chile, Colombia, México, Argentina, Venezuela,… y compartir días con Octavio, Elisa, Gus, Josue y muchos más. Pero sobre todo el momento estelar fue aquel en el que después del Q&A con el público, en el que había hablado que la película se había rodado en Valencia, una señora se me acercó emocionada y me dijo que le había gustado mucho la película, las historias y la ciudad que salía, y que tenía que visitar esa ciudad, Venecia O.o

Con Gus Domínguez y Octavio Guerra en Chicago

Con Gus Domínguez y Octavio Guerra en Chicago

De Vittorio Veneto Film Festival, al que no pude ir, me quedo con estas palabras de una espectadora, que después de ver la película me buscó por Facebook y me escribió esto: “I don’t speak it very well too, but better than spanish!! I just would like to say that your film makes me think about a lot of things of life! the link with the Fisica in particular (a very original and genial choice) and the different kind of love relationships when you are young, adult and old. I hope your film will win the festival!!! good luck for the future!!! Adiós”

Y en España fueron muchas y muy variadas: las conversaciones con Rosana Pastor sobre cine y teatro en Marbella Film Festival, las risas en Abycine con Ernesto y Fran, directores de “El rayo”, las noches de la Seminci con el tsunami Blanca Romero, las confesiones divertidísimas de Alberto Sanjuan y donde Mariló García nos dedicó un piropo en Cinemanía (gracias Mariló!),…

…piropo sobre todo para Aida Folch, que se vio refrendado meses después en el Festival de Alicante con el premio a mejor actriz por la peli. Y es que esta rubia se lo merece todo. En el rodaje me mandaba por las mañanas fotos como esta ^.^

Foto hecha después de un laaaaargo día de rodaje 😀

Quietoparao! Se me olvidaba este pedazo de selfie que nos hicimos con Paco Léon en Tarazona, en el festival de Comedia de Tarazona y Moncayo. Gente maja, maja!

El feo soy yo, luego Paloma, la productora, y Paco que siempre sale apañao y guapo

Pero lo mejor de todo es que he/hemos conocido gente mucha gente, personas que se han enamorado de la película, que la han llevado como estandarte, con las que has hablado sobre cine, vida, sobre el amor, en todas partes del mundo. Desde Víctor Pao o Adrián Ferrer en Londres, o Corinne Orton y sus amigas en Glasgow, pasando por Hedda Kage y Eduardo Pávez en Berlín, o Pepe Vargas y todo su equipo en Chicago, especialmente Josue Barredo.

Espero que a partir de ahora seáis vosotros nuestros embajadores. Vuestros tuits, RTs, vuestros selfies con el cartel, vuestros boca-oreja de toda la vida va a hacer que podamos estar en taquilla cuanto más tiempo mejor. Si es gusta, ayudadnos.

Gracias a Paloma, a TV ON Producciones y a todo el equipo que ha estado ahí, desde el guión hasta el rótulo final. Ellos han hecho realidad un sueño, y solo puedo que estarles eternamente agradecido.

Espero que hayáis pasado un ratillo agradable leyendo todas estas cosillas sobre “El amor no es lo que era”. Gracias por llegar hasta el final (¿habéis llegado?) y os veo en los cines, en Cinema Jove o en las salas comerciales.

Y como dijo Woody Allen, “intento hacer cada película lo mejor que sé. Si gusta a la gente, perfecto. Y si no… «por favor, déjenme que lo vuelva a intentar»”.

Gracias por leer y a por el siguiente proyecto 😉

ESCRIBE SERIES, ESCUPE FICCIÓN

Por Guionistas Vlc

En alguna reunión lo habíamos hablado, pero no quedó más allá de un futuro proyecto. Guionistasvlc llevamos más de 3 años y además de compaginar nuestros proyectos personales con trabajo y con el blog, queríamos seguir con algo conjunto, seguir asentando nuestra manera de ver la ficción.

¿Por qué no un taller de guión de series?

Todos, de una u otra manera hemos dado clases. Paco imparte un estupendo taller sobre escritura, Rafa lleva más de cinco años impartiendo distintos cursos de guión y monólogos, y Gabi también lleva impartidos unos cuantos cursos sobre guión de cortometrajes y el trabajo de estilo. Martín seguía en DF y no podía estar en las clases presenciales (de momento).

A esto se unía otro valor. Actualmente y dada la coyuntura en Valencia todos habíamos hecho nuestros pinitos fuera de la terreta: Paco trabajando en el equipo de Victor Ros, Gabi desarrollando proyectos de serie para diversas productoras en Madrid y Rafa moviendo los suyos también.

No solo éramos nosotros sino que teníamos un buen puñado de amigos, que aparte son excelentes profesionales, que darían masterclass, vendrían a dar charlas y estarían codo con codo con los estudiantes. Apetecía dar el paso y poco a poco asentar algo en Valencia, aquí, y desde aquí hacia donde sea.

Con ello, presentamos nuestra propuesta a EDAV, la asociación de guionistas valencianos, que lleva varios años colaborando con la Universitat de València y ofreciendo una oferta formativa conjunta. El proyecto Certificado de escrituras de series dramáticas fue muy bien acogido y finalmente fue uno de los seleccionados junto con el taller de Certificado en la escritura de comedia de situación y sketch de humor de Carlos García (que se inicia en junio y tiene la matrícula abierta ahora mismo), El cine independiente y la ficción low cost de Pau Martínez y el de Serie diaria de Televisión de Joana Martínez.

Durante octubre y noviembre de este año estaremos impartiendo clases los tres (Paco López Barrio, Gabi Ochoa y Rafa Ferrero) de los 4 módulos que vamos a desarrollar en el taller:

1) La idea, el proyecto, qué es la biblia

2) Argumentos, escaleta, tratamiento

3) Los personajes, los diálogos y su ejecución final: el guión piloto

4) El documento final y el pitching: presentación de los proyectos.

Pero esto no va a ser lo único. Con la base de los 4 módulos, que ayudará a los estudiantes a terminar un proyecto de serie para presentar a las cadenas, se sumará las masterclass con grandes profesionales (y grandes amigos) que han apoyado nuestra iniciativa:

En este caso se unen al Certificado Javier Olivares, el alma mater de Isabel (TVE) y Víctor Ros (TVE) y con una dilatadísima carrera a sus respaldas como guionista y director argumental de series; Verónica Fernández, con un currículum envidiable fogueado en múltiples películas y series (desde El bola pasando por El síndrome de Ulises o El Príncipe) y que actualmente coordina el equipo de Ciega a citas; y Virginia Yagüe responsable de éxitos como La señora o 14 de abril. La República.

Tres grandísimos profesionales que sabrán sacar jugo al trabajo y las dudas que los alumnos planteen en las clases.

Esperemos que esta sea la primera piedra en los nuevos proyectos de Guionistasvlc. No va a ser el único. La marca “pedagogía guionistasvlc”se ha puesto en marcha. Queremos levantar piedras, hacer que esto funcione, ver como se pueden escribir series y llevarlas a cabo desde Valencia. Es un reto, pero creemos mucho en él.

Este es el primer paso.

Si os interesa aquí tenéis el enlace al certificado de escrituras de series dramáticas. Vamos a hacer todo lo posible (e imposible) para extraer un buen puñado de proyectos que podáis llevar a las cadenas de televisión.

Hace falta que la creación valenciana se dé a conocer y se retroalimente. Y vamos a por ello.

III RODA DE GUIONS

Por Rafa Ferrero

La “Roda de guions” es un acto organizado por EDAV y Culturarts que se celebra cada año para dar a conocer a productores y profesionales del sector audiovisual los guiones ganadores de la ayuda a escritura de guión del IVAC. Cada guionista expone su proyecto en un pitch de siete minutos (cronometrados) y acto seguido el público puede hacer preguntas para resolver dudas o ampliar información.

Explicar un proyecto de largometraje en siete minutos es complicadísimo, pero este ritmo permite que todos los proyectos se presenten un poco tiempo, sin eternizar el acto y lanzando la suficiente información como para que todo el mundo pueda hacerse una idea bastante aproximada de cada guión. El objetivo es vender el proyecto, mostrar sus atractivos, llamar la atención. Luego, todo aquel que quiera saber más sobre alguno de los proyectos, siempre puede ponerse en contacto con el guionista. De hecho, de eso se trata.

Sin duda, si todos los guionistas consiguen presentar su proyecto en un tiempo tan reducido es, en parte, gracias a que preparan la exposición con el apoyo de Teresa Cebrián, una profesional del pitch que año tras año consigue que la dinámica de las presentaciones fluya como la seda.

Pues bien, hace un par de semanas tuvo lugar la “Roda de guions” correspondiente a los guiones subvencionados el año 2012. Seis proyectos interesantísimos listos para dar el siguiente paso, la producción.

El acto fue inaugurado por las autoridades competentes. Concretamente, Manuel Tomás, Director General de Culturarts, que dedicó su intervención básicamente a decir que desde la Generalitat se estaba apoyando mucho el sector audiovisual valenciano… y no pasó nada.

Ximo Pérez, Presidente de PAV, que tras aprovechar para deshacerse en halagos por la gestión de María José Català, la Consellera de Cultura, tuvo a bien dirigirse a los allí presentes y optó por animar a los guionistas a escribir muchos proyectos. Hubo un momento en que pensé que también nos iba a animar a comer sano y hacer deporte, pero no, en vez de eso dijo que Borja Cobeaga era muy majo y que los guionistas valencianos deberíamos hacer un esfuerzo por escribir “8 apellidos vascos”. Bueno, puede que no exactamente ese mismo guión, pero algo parecido. Sobre todo parecidos en lo referente a la recaudación, a poder ser.

Y, por último, a pesar de las llagas en la lengua que se había producido él mismo escuchando las dos intervenciones anteriores, habló Pau Martínez, Presidente de EDAV. Muy en su papel, se limitó a agradecer al IVAC la celebración del acto y pidió públicamente que se contase con el colectivo de guionistas en la elaboración del plan estratégico para el audiovisual valenciano. También instó al representante de PAV a responder a una solicitud de reunión pendiente desde hace meses y, como de pasada, le notificó la noticia de que los guionistas valencianos llevamos mucho tiempo esforzándonos, pero que esos esfuerzos hay que pagarlos.

Y entonces alguien tosió desde el fondo de la sala rompiendo el silencio.

Sorprendentemente, lo más interesante de la mañana vendría después de la inauguración.

Aquí tenéis una breve presentación de tres de los proyectos que se expusieron aquel día. Por supuesto, si estáis interesados en ampliar la información sobre alguno de ellos, no dudéis en contactar con sus creadores.
_______________________________________________________

Me llamo Joana Martínez Ortueta y soy guionista. Acaba de estrenarse mi primer largometraje, Reset, dirigido por Pau Martínez. Anteriormente trabajé en muchas de las series de Canal9, desde Negocis de Familia hasta Bon dia, bonica, de la que fui creadora junto a Ada Hernández y coordinadora del equipo de guion. Mi coguionista en EL BIEN COMÚN, Jorge Juan Martínez, cuenta con una larga carrera en cine y televisión, y fue reconocido con un Goya en el 2002 por el guión de Salvajes, entre otros premios.

1.- ¿De qué va tu guión? 

EL BIEN COMÚN es un thriller con un guion clásico, pero atípico por el entorno rural en el que se desarrolla.
Un hombre de éxito al que la burbuja inmobiliaria se lo ha arrebatado todo, tiene la ocasión de empezar de cero en una comunidad auto gestionada en el Pirineo, que aparentemente, le brinda la felicidad. Pero el reverso oscuro de la utopía se revela y descubre que está atrapado: nadie abandona la comunidad. No con vida.

tarjeta EBC FB

2.- ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

La actualidad del tema y la posibilidad de aglutinar un casting muy potente en torno al trío protagonista.

3.- ¿En qué fase de desarrollo está?

Nakamura Films va a llevar adelante la fase de desarrollo necesaria para levantar la financiación de esta película, la búsqueda de coproductores y televisiones, y acuerdos con equipo técnico y artístico. Óscar Bernàcer será el director de la cinta, que esperamos poder rodar en el periodo 2015-2016.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de siete minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

Ha sido muy complicado, sí. Cuando tienes una historia que te apasiona entre manos, y has trabajado durante meses en sus personajes, sus tramas… Parece que los traicionas cuando ni siquiera los mencionas. Pero en los ensayos pude comprobar que reducir los personajes a sus características mínimas con tal de mencionarlos a todos los convierte en clichés. Y además aburre a las ovejas.

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

Mejor de lo esperado, la verdad. Localicé algunas caras amigas en la sala y les conté mi película a ellas. (¡Gracias por venir!)

6.- ¿Qué feedback has tenido? ¿Has cerrado algún acuerdo de producción?

En realidad, como la “pata valenciana” de la producción ya la tenemos, nuestra búsqueda está enfocada hacia un coproductor nacional de mayor tamaño. Aún así, después del pitch dos productores me pidieron que les enviara el guion. Quién sabe…

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Muy positivo. Al final, pese a los nervios, es bonito compartir el trabajo que te ha mantenido ocupado durante tiempo, que se sepa que existe.
_______________________________________________________

Me llamo Miguel Marcos. He trabajado como guionista y coordinador de guion en programas de humor como “Autoindefinits”, “Socarrats” o “Check in hotel” y como escaletista y dialoguista en “Unió Musical Da Capo” y “Bon dia bonica”. También he dirigido y producido dos cortos, “Mi hermana pequeña” y “Prendas delicadas” a través de mi propia productora, Philip K. Media.

<p><a href=”http://vimeo.com/64327272″>Teaser documental “505”</a> from <a href=”http://vimeo.com/miguelmarcos”>Miguel Marcos</a> on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

1.- ¿De qué va tu guión?

505” es un documental en el que intento explicar por qué soy incapaz de llevar mi coche al desguace, aunque tiene treinta años y llevo tres sin moverlo. En un nivel más general, es una investigación sobre el apego a los objetos en nuestra época.

2.- ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

El tema. Hablo de algo que le pasa a mucha gente y que genera simpatía e interés. También el tono. Frente a esa imagen sesuda y minoritaria que a veces tienen los documentales, “505” apuesta por el sentido del humor. Creo que la mezcla de documental y comedia puede ser muy potente y más con una premisa como ésta.

505_portada

3.- ¿En qué fase de desarrollo está?

Tengo una primera versión que servirá como base, pero también estoy abierto a lo que la realidad pueda aportar durante el rodaje.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de siete minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

Ha sido complicado pero también muy clarificador. Tener que resumir tanto te ayuda a focalizar, a darte cuenta de qué es lo esencial del proyecto y qué es prescindible. También es útil para detectar qué aspectos generan interés y cuáles no. En definitiva, me parece que es una forma muy práctica de testear cualquier proyecto.

505_contraportada

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

Partía de una experiencia personal y opté por contarlo de una forma bastante coloquial, así que pasados los nervios iniciales conseguí sentirme un poco más cómodo.

6.- ¿Qué feedback has tenido? ¿Has cerrado algún acuerdo de producción?

De momento he tenido algunas reuniones y estoy esperando a ver cómo evolucionan las cosas.

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Muy bueno. Llevaba un par de meses sin pasarme a ver el coche y estaba un poco preocupado. Gracias a la rueda de guiones sé que el coche está bien, me lo confirmó uno de los asistentes que vive en esa calle y lo ve todos los días (true story!).

Ahora en serio. El balance ha sido muy positivo. Me ha ayudado a detectar algunos puntos débiles y tener más claro el proyecto. Además, el feedback ha sido positivo y eso siempre anima a seguir adelante.
_______________________________________________________

María José Fenollera. Estudia música, dirección de cine y arte dramático. Guionista, directora y compositora del cortometraje ¿Algo para tirar?, el mediometraje Muertos que hablan, vivos que callan (realizado entre España y Egipto) con selecciones y premios en 23 países, y el largometraje La mordaza de oro (2008-2011) rodado en once países y seleccionado en trece. Premio a la mejor fotografía en el Festival de Chipre. En 2012, su guion para largometraje El fraile y la pianista (actualmente en pre-producción) obtiene la ayuda del IVAC de la Filmoteca Valenciana.

1. ¿De qué va tu guión? 

El fraile y la pianista es un largometraje de ficción. Drama romántico.

María, pianista en edad madura, es seducida por François, un joven vividor. Se trastorna y sufre un accidente. Fray Mateo la encuentra con las manos destrozadas. El doctor Arellanos, melómano, trata de que luche por recuperarse. María no desea vivir. El fraile le hace una sorprendente petición que cambiará las vidas de todos: quiere que ella le dé clases de piano.

Foto tiìtulo El fraile

2. ¿Cuáles crees qué son los puntos fuertes del proyecto?

Pasión. Música. Una historia que se puede disfrutar en cualquier país, hoy y siempre. Fotografía exquisita. Actores con interpretaciones intensas.

3. ¿En qué fase de desarrollo está?

Guion cerrado.

4.- Para el pitch has tenido que reducirlo a una presentación de siete minutos. ¿Qué has aprendido en ese proceso? ¿Te ha resultado complicado? ¿Te ha hecho ver tu guión de otra manera?

El pitch ha resultado sencillo gracias a tener una magnífica coach como es Teresa Cebrián.

5.- ¿Cómo fue la experiencia de presentarlo en público?

Agradable.

7.- ¿Qué balance final haces de la experiencia?

Balance positivo.

RESET, o la ilusión de empezar de cero.

Por Joana Martinez Ortueta

00_Cartel Reset_esp

Noviembre 2012. Valencia. Manifestación. Ya ha oscurecido y corre un viento helado, pero nos hemos echado a la calle junto a miles de personas para protestar contra los recortes en… ¿Educación? ¿Sanidad? ¿Cultura? ¿Todos ellos a la vez? ¡A saber! Últimamente es más fácil coincidir con compañeros de profesión en concentraciones que en la cola del cine o el teatro. Sobre todo desde que la EDAV tiene pancarta propia para arrejuntarnos a todos…

No nos mires, únete.

No nos mires, únete.

Pero en aquel entonces cada uno hacía la guerra por su cuenta. Aún así, tropezamos con Pau Martínez. L’ALQUERIA BLANCA estaba en la UCI y BON DIA, BONICA pudriéndose en la morgue sin que hubiesen declarado su defunción. Intercambiamos condolencias. A continuación, la eterna pregunta: ¿Y qué estás haciendo? (Hay que tener clara la respuesta a esa pregunta incluso cuando sólo sales a comprar el pan. Nunca sabes cuándo tendrás que improvisar un pitch) Entonces Pau nos habló de la idea de impartir un taller: un curso teórico-práctico que juntara en la misma clase a técnicos y actores amateurs, facilitando la comprensión del trabajo de cada quien. Clases magistrales de profesionales de cada departamento que interviene en una producción y un rodaje como práctica final.

Nos pareció una gran idea. Tanto que a las pocas semanas, cuando Pau nos propuso sumarnos al proyecto, le dijimos que sí. Como Nakamura Films, con Jordi Llorca al frente, nos comprometimos a apoyarlo en la organización del taller y a la producción de la película final, que Óscar Bernàcer y yo nos encargaríamos de escribir. 

Guionistas y director de oferta en el mercadillo navideño de Las Naves.

Guionistas y director de oferta en el mercadillo navideño de Las Naves.

¿Pero qué se iba a rodar? En aquel entonces ni siquiera estaba clara su duración: el cortometraje nos venía pequeño para tanto actor como esperábamos que se matriculase. Barajábamos el mediometraje, pero es un formato extraño, ni chicha ni limonada. Ya puestos, ¿por qué no hacemos un largo? (los de Bilbao somos así). Animados con el reto, nos pusimos manos a la obra. Había que escribir un guión ad hoc para unos alumnos-actores cuyos perfiles aún no conocíamos. Tenía que ser una historia coral y poder rodarse sin desplazamientos, explotando al máximo una única localización. Y sólo teníamos tres meses para hacerlo: el tiempo que duraba el taller. En cuanto acabaran las clases teóricas, empezaría el rodaje. ¿Cómo ir avanzando sin saber con qué actores contábamos?

Durante una semana, nos dedicamos a lanzar argumentos que podrían adecuarse a los condicionantes específicos del Taller Vivir Rodando. Le presentamos a Pau cuatro historias distintas en un documento que detallaba el género, esbozo de personajes, localizaciones, log-line, referentes y sinopsis de una página. Entre las posibilidades había una comedia costumbrista, un thriller con trasfondo social, un drama con tintes cómicos y una de terror. A Pau le apetecía foguearse con el género y a los guionistas nos parecía más sensato, considerando los plazos, montar un artefacto que funcionara bien con los habituales elementos del terror, que una buena comedia basada en el diálogo. El drama podía ser complicado para actores que comienzan, y el thriller se nos iba de presupuesto.

De modo que ésta fue la propuesta elegida: 

03_Lobotomía

El mes de enero, mientras esperábamos a que se matricularan los alumnos para conocer nuestro casting, lo dedicamos a investigar. Encontramos los videos reales con los que arranca la película, que muestran las operaciones de lobotomía practicadas por Egas Moniz. Jordi Llorca localizó una casona idónea para una historia así que nos hizo desterrar el ámbito universitario.

Casa Chalet de Llíria.

Casa Chalet de Llíria.

Entre tanto, Coop&Films, Las Naves y Cinema Jove se habían sumado al Taller Vivir Rodando. Y finalmente se cierran las inscripciones. 14 alumnos, de los cuales 6 eran actores. ¿Sus perfiles? Exactamente los que requería aquella sinopsis primigenia:

Y la guinda del pastel, como artista invitado, Pau Durá, que fue el responsable de la máster-class de interpretación.

05_Actores_Reset

Nos lanzamos a la escritura contra-reloj.

A finales de febrero habíamos montado una escaleta de 36 pasos y dos variantes para el epílogo. Y tras un saludable destierro fallero en Cantabria, teníamos una versión 0 del tratamiento. El nueve de abril terminamos la primera versión de guión. Y justo un mes después, la tercera y última versión, la de rodaje. En total, apenas cuatro meses desde aquel primer log-line. Obviamente estos no son los plazos habituales para escribir un largometraje, pero a pesar de las prisas, el guión de Reset tuvo una gran acogida por parte de los alumnos y los profesionales que habían impartido las clases junto a Pau e iban a formar parte del equipo técnico de la película.

Como veis, todo el proceso responde a unas circunstancias únicas y que difícilmente vuelvan a repetirse. Ante todo, el taller debía formar a los alumnos, pero realmente ha sido un aprendizaje también para nosotros. 

Mi primera mesa italiana

Mi primera mesa italiana

Fuera de la pantalla pequeña, es un lujo tener la posibilidad de que se ruede con tanta inmediatez lo que has escrito. Y con un equipo tan entregado. Por primera vez, un productor ejecutivo me pedía que metiera EXTERIOR NOCHE LLUVIOSA. ¡Bien por Sospedra! Con un par. 

Matando bajo la lluvia.

Matando bajo la lluvia.

En otras circunstancias hubiésemos dejado reposar el guión y reescrito con calma, pero aquí no había tiempo. De modo que lo dimos a leer a algunos amigos selectos (¡gracias María Mínguez, José Ramón Arana, Juanjo Moscardó, Jorge Juan Martínez y Rafa Ferrer!) e incorporamos algunas sugerencias. Si os interesa, podéis descargar el guión aquí: VR_RESET_V03.3

La ilusión de los alumnos se contagió a los profesionales durante el rodaje de la película, que se llevó a cabo en Llíria durante poco más de tres semanas. Gracias al apoyo de su Ayuntamiento, de diversos patrocinadores y de CulturArts, hoy podemos decir que Reset es un experimento que ha salido bien. El Taller Vivir Rodando cumplió y superó con creces las expectativas de los alumnos. 

¡Estarlich, mete el micro ahí!

¡Estarlich, mete el micro ahí!

Los técnicos son una piña y van realizando trabajos profesionales de manera conjunta. Los actores ya tienen un primer largometraje que mostrar. Algunos fueron muy duros consigo mismos al verse en la gran pantalla de los Lys. Pero seguro que Bardem y Pe tampoco se gustan en Jamón, jamón. Lo confieso, yo no me atreveré nunca a releer el tratamiento que escribí en el Máster de guión de la extinta FIA. Sin embargo allí conocí a Ada Hernández, Claudia Pinto, José Ramón Arana, Beatriz García Alos, Octavio Guerra, María Alarcón, Isaura López-Dóriga, Miquel Peidro, Manel Cubedo… Y a Óscar Bernàcer. Con todos ellos he compartido muchos cafés, cervezas, proyectos y trabajos. Sin aquel curso no sería quien soy, ni existirían los guiones que hemos escrito juntos. Estoy convencida de que los alumnos del Taller Vivir Rodando también recordarán para siempre esta primera oportunidad. Misión cumplida.

El resultado podéis verlo en el Atlántida Film Fest hasta el 27 de abril.

Y para terminar, una primicia: RESET participará en la XX edición del Festival de Cine Fantástico de Bilbao. La aventura continúa… 

09_Fant_Bilbao

PD: Puedes seguir el periplo de Reset aquí: 

https://www.facebook.com/ResetLaPelicula

www.resetlapelicula.com


10_alumnos_taller

Una reflexión desde mi ventana

campanario_san_miguel

por Paco López Barrio

Hoy tocaba hablar de Víctor Ros. Ayer, de madrugada, un breve mensaje de Javier Olivares via Facebook me avisaba de su próximo estreno el 1 de abril. Así que he pasado la tarde dándole vueltas a qué podría decir sin spoilear. O, peor aún, sin revelar intimidades de cómo se ha cocinado esta serie, del porqué de los condimentos y aderezos que hemos puesto en ella, esas pequeñas cosas que quedan, porque ahí deben quedar, en el anecdotario del equipo. Vendemos guiones acabados y a nadie le importan las idas y venidas, ni el cómo o el porqué de las reescrituras. Me lo guardo como bagaje y punto.

Pero hace unos minutos han tocado las 12 de la noche en este campanario que vemos en la foto. La hora a partir de la cual suelo escribir: por tranquilidad, por biorritmo, por autootorgarme una ingenua aura de malditismo… Este campanario es el de la Iglesia de San Miguel, Patrón de Catarroja, el pueblo en el que nacieron mi mujer y mi hija y en donde vivo ya hace años, muy cerca de mi ciudad, Valencia. Así es como se ve desde la ventana de mi despacho. Escribo de espaldas a él, pero de vez en cuando hago una pausa y miro afuera mientras me fumo un cigarro. Abajo hay una plaza llena de naranjos. Si abro la ventana, en esta época del año, me invade un olor a azahar intensísimo. Para los valencianos, éste es el verdadero olor del paraíso, si es que tal cosa existe. Y he ido sintiendo que el post que necesitaba escribir hoy era otro muy distinto.

Os cuento: desde este rinconcito del mundo, tan furiosamente mediterráneo, he dedicado algunos meses del año pasado a imaginar el Madrid de 1895. No tiene mérito alguno: Verne soñó toda una vuelta al mundo, el fondo del mar y hasta la Luna, desde una buhardilla de París. Yo además tengo a mi favor la memoria real de mis paseos por Madrid, visitado en diferentes etapas de mi vida. Y en no pocas ocasiones he contado con la ayuda de Google Earth, para ayudarme a visualizar las aventuras de la Brigada Metropolitana.

Afortunadamente el guionista no necesita desplazarse físicamente para trabajar. Alguna reunión de vez en cuando si. Pero lo cierto es que gran parte de la coordinación se puede llevar ya a distancia, con el móvil, por email, en Facebook, mediante carpetas en Dropbox…

Víctor Ros ha sido, después de tantos años en el oficio, mi primer trabajo para fuera de Valencia. He viajado mucho por trabajo: algunos documentales me dieron la ocasión, hace años, de patearme el Himalaya o la Argentina. Pero el referente siempre había sido la televisión autonómica valenciana, o, al menos, productoras radicadas en Valencia. Pero ya me iba apeteciendo “jugar en primera división”, para alguna de las grandes cadenas estatales. Por muchas razones.

La primera debería ser porque siempre hay que aspirar a más, moverte en otros mercados, abrirte a otras mentalidades, a otras formas de trabajar… y eso suele suponer la necesidad de salir de casa. Algo de eso ha habido en el proceso que empecé hace algún tiempo de ir buscando posibilidades fuera. Pero, al final y por desgracia, tengo que trabajar para fuera porque aquí ya no se puede. El proceso de Victor Ros, desde la documentación previa a la escritura hasta el final del rodaje, ha coincidido en el tiempo con el último año de la agonía de la RadioTelevisión Valenciana, para la que trabajé tanto tiempo. No soy lo que la Ministra de Trabajo llama “un aventurero” o “emprendedor”. Soy, simplemente un exiliado, un emigrante… aunque bajo mi ventana huela a azahar, como profesional estoy ya en otra parte.

Sería bonito alternar trabajos aquí y allá, irme cuando me necesiten lejos, volver cuando me quieran cerca… asumiendo que estos trabajos creativos son, por naturaleza, itinerantes. Sería bonito volverse un profesional apátrida a base de mezclarse con los compañeros de otros orígenes, en otros lugares. Porque son necesarias todas y cada una de las sensibilidades que podamos aportar a un proyecto. Porque mi desvergüenza de la huerta combine bien con la autenticidad conquense de Javier, con el cosmopolitismo barcelonés de Anaïs… porque todo junto le dará buen sabor al guiso. Lo triste es coger el AVE sabiendo que lo que dejas a tu espalda es tierra quemada, que tal vez tarde muchos años en volver a germinar.

Un ejemplo: yo fui uno de los guionistas -que fuimos muchos- de La Alquería Blanca, el mayor éxito de toda la historia de la ficción valenciana. Lo pasé muy bien escribiendo para esa serie y lo volvería a hacer con gusto en un proyecto similar. Eso si: no deseo hacer ése tipo de serie para ése tipo de público durante toda una vida y no tener la oportunidad de hacer nada más. Pero aún deseo menos el no poder volver a hacerlo nunca. ¿Me explico? Me gusta irme, pero me gusta saber que podré volver. Me gusta tener mis años de viaje y mis años hogareños. Me gusta trabajar con nuevos compañeros, pero me gusta reencontrarme con los antiguos. No me gusta saber, por ejemplo, que uno de mis mejores operadores está ahora haciendo balances de blancos en un control de cámaras de Quatar. Y así muchos otros con los que he formado equipo.

Por eso, aunque mi participación en Víctor Ros ha sido una gran alegría, por lo que supone de alcanzar el centro de la industria y hacerlo rodeado de un equipo de maestros a los que admiro, no puedo dejar de pensar que el mundo, mi mundo profesional, tal como lo conocí durante tantos años se ha hundido.

¿Qué puedo -qué podemos- hacer entonces, por mi y por mis compañeros, por los que se han quedado aquí en una situación tan precaria? Pues se me ocurre que mi obligación para con ellos – y conmigo mismo- es trabajar lo mejor que sepa. Lo que popularmente llamamos “dejar el pabellón alto”, ayudar a que se entienda fuera que aquí hay buenos profesionales, a los que no siempre se les ha dado la oportunidad de demostrar lo que valen. Somos – la mayoría- buena gente, nos gusta nuestro trabajo, tenemos una buena formación… y aportamos chispa y buen humor. Que es una buena inversión incorporarnos a un equipo, que tenemos buenas ideas para compartir un proyecto, que somos serios… que no tenemos nada que ver con los sátrapas que nos han arruinado, que vale la pena trabajar con valencianos, yendo nosotros allá o viniendo ellos aquí. Que en este momento necesitamos, por encima de todo, que no nos olviden como colectivo. Aunque parezca que ya no estamos, estamos. Sin voz, porque nos la han cortado, pero existimos. Y sabemos y queremos.

Y otro día hablaremos de Víctor Ros. Quizá cuando ya se haya visto y podamos comentar detalles que ahora son top-secret. Cuando lo que he aprendido en ella pueda aplicarse a proyectos que ahora mismo no imagino en una industria valenciana renacida y reconocida. Para la que volveré a escribir junto a mi ventana, mi campanario y mis naranjos.