BERLIN MEMORIES: UNA SEMANA EN LA CAPITAL DE LA CULTURA

[Podéis encontrar en twitter, Facebook e Instagram

todos los detalles de mi viaje con el hastag #GABINBERLIN]

 

Por Gabi Ochoa

A Hedda Kage, una excelente anfitriona

Una semana en Berlín da para mucho. Aunque sea tu primera vez. Porque las primeras veces son las que más y mejor se recuerdan (y de las que más y mejor hablamos en nuestras ficciones).

Ir además en plena vorágine de la Berlinale un lujo sin parangón. Primero una aclaración: no fui a la Berlinale, aproveché que iba a presentar un texto teatral en el Mime Centrum para pasar unos días en Berlín, los días de la Berlinale donde además mi primera película como director “El amor no es lo que era” se podía ver en el European Film Market. Pero EFM es un mercado para distribuidores, para productores. Los creadores no pintamos nada allí. Bueno sí: si quieres pintar pagas una acreditación de 350 euros y puedes pasearte por todos los stands. Pero nada más.

¿Y que hace un creador como yo en Berlín? Ver cine y teatro, sobre todo, y mantener contactos, conocer otras cinematografías, hacer amistades, etc.

CINE EN LA BERLINALE

Pude ver 5 películas. Mayoritariamente cine iberoamericano, pero también de otras latitudes. Lo que más me sorprendió es ver tantas secciones competitivas, y tantos títulos (hasta 400 pelis se podían ver!), y con todo, salas llenas o con un buen volumen de público. O la ciudad está volcada en el festival o el frío hace tanta mella que el cine es un refugio.

Y además con una política interesante de precios: una peli de Sección Oficial te podía costar 13 euros, cara sí, pero luego había secciones paralelas a 4, 8 o 9 euros. Pero lo mejor es que una hora antes de cada proyección la entrada costaba la mitad. Así pude comprar algunas de las entradas.

Presentación de "Atlántida"

Presentación de “Atlántida”

De las que vi destacaría 2 cintas de la Sección Generation-14plus: por decir aquello que no se dice y mostrar aquello que no se ve en la adolescencia, me cautivó “Atlántida” de Inés María Barrionuevo. Por otro lado, el grito de rabia entre marginal y divertido de “Somos Mari Pepa” de Samuel Kishi Leopo a medio camino entre documental y ficción, me recordó mucho a “Barrio”, tal vez la mejor peli de Fernando León de Aranoa.

EUROPEAN FILM MARKET

Martin Gropius por dentro

Martin Gropius por dentro

Martin Gropius es el lugar donde puedes encontrar stands de todos los países y de sus distribuidoras. El lugar es enorme y en su parte central hay una zona con cafetería para mantener reuniones. Además suelen haber pequeños encuentros o happy hours en la propia cafetería. Es un lugar de eclosión para establecer contactos.

2 hechos me parecieron importantes reseñar:

–       Por un lado los 2 stands que más me llamaron la atención fueron el de Corea y el de Argentina. ¿Y por qué, os preguntaréis vosotros? Los dos países tenían un buen puñado de cintas en las secciones más importantes del festival (Oficial, Panorama, Forum, Generation 14 plus). Y hacían gala de ello. Los carteles de esas películas estaban allí, expuestos, con el nombre de la sección en la que estaban. Hacían cinematografía. Pero no solo eso: los argentinos tenían allí un apartado para sus talents, para aquellos directores, guionistas, productores, etc, que estaban en Talent Campus. Es decir: hacían gala de su cantera, sabían que existía, en última estancia la mimaban. Me pregunto cuanta gente del ICAA se ha puesto en contacto con los 5 españoles que estuvieron en el Talent Campus. En todo caso tienen los comments para comentarnos la experiencia.

–       De otro los contactos, esos happy hours, y una pequeña copa final de los Talent Campus, donde pude estar con dos talents españoles: Dani Martin Novel y Sergi Portabella. Saber que hay cine “español” en los márgenes, que están llegando a lugares importantes te reconcilia con todo esto. Dani, si todo va bien, podrá rodar a final de año en Argentina su proyecto “Mudo”, mientras Sergi tiene un buen puñado de productoras alemanas interesadas en su proyecto, pero necesita productor español: a qué esperáis!!!

TALENT CAMPUS

Y es que Talent Campus es el lugar donde llevar los proyectos. Guionistas y directores españoles jóvenes (o no tanto), hay que ponerse las pilas. Estos mercados, de los que seguro hay muchos compañeros han hablado, son herramientas fundamentales para poder pitchear tu proyecto a muchos, muchos futuribles productores. ¿Qué puede que no le interese tu proyecto ahora? Bien, puede ser más adelante, puede que otro proyecto, pero el camino está iniciado.

Dada la crisis de nuestra industria, necesitamos abrirnos mercados, y me he dado cuenta que los Talents son una herramienta muy fructífera. Es verdad que no lo he conocido en primera persona (ojalá!) pero voy a intentarlo. Y si no, una cita como Berlinale es ideal para irte con un proyecto debajo del brazo, con una serie de contactos hechos de antemano, y ver qué posibilidades tiene tu idea.

Talent además te da múltiples jornadas de encuentros, masterclass, conferencias, más reuniones que nadie debe desdeñar.

ALGO DE TEATRO

Como mi visita no solo era cinematográfica, o no exclusivamente, pude asistir en Berliner Ensemble a un montaje conceptual de “La ópera de los cuatro cuartos”. Sí, no me enteré de las interpretaciones alemanas, pero los números musicales realmente potentes.

Además mi anfitriona, Hedda Kage, amiga y traductora de mis obras de teatro, me llevó a conocer Deutsches Theater, Volksbühne y Gorki Theater. En este último asistimos a algo nuevo para mi theaterbrunch, en el que compartías mesa con gente del teatro mientras desayunabas-comías y veías un concierto de tres actores de la compañía del teatro. Luego, nos hicieron una visita guiada por las instalaciones.

Compañía actoral del Gorki Theater

Compañía actoral del Gorki Theater

Los grandes teatros alemanes, según supe conforme iba conociendo los lugares, suelen tener sus compañías estables de actores que trabajan en los montajes que se presentan. Además todos los teatros tienen tres figuras importantes: director administrativo, director artístico y dramaturgista. Esta última figura es la más curiosa y no sé si la entendí bien: es quien adapta, versionea las producciones del teatro, además de trabajar en los montajes como autor, o recomendar autores. De alguna manera la figura del autor está íntimamente ligada al edificio teatral, y eso me parece encomiable.

Hedda Kage presentado el texto. Junto a ella Heide Simon. Los hombres de la izquierda son Henning Bochert y Alexander Stillmark

Por último el jueves 13 se hizo la presentación de mi texto teatral “Deseo y placer” en el Mime Centrum, junto a la lectura dramatizada de algunos fragmentos de la obra. Oír tus textos en alemán, ver las reacciones del público, tener después charlas con las gentes que habían venido y con los actores fue una de las experiencias más estimulantes he tenido en años. Por esto empecé a escribir teatro, por esto continuo a día de hoy, más de 15 años después de mi primera obra, escribiendo. Agradezco tanto a Hedda Kage haberme dado la oportunidad como a Franziska Muche que me tradujo desde el alemán lo que iban diciendo, hasta los tres actores Alexander Stillmark, Henning Bochert y Heide Simon, tres verdaderas joyas con los que tuve alguna de las conversaciones más interesantes sobre teatro, Deleuze, José Luis Gómez (Heide había trabajado con él) y Walter Benjamin.

Creo que esta ha sido una primera parte de algo que va a continuar con un nuevo proyecto. Ya iré informando.

OUR ENGLISH

Estando allí me encontré con este artículo sobre el inglés y el cine español. ¿Tenemos que renunciar a un idioma en pos de la universalidad?

Creo que este tema da para un post aunque me remito a aquello que vi en la Berlinale:

1)    Sí, hay que tener un dominio del inglés para salir a estos mercados, para trabajar fuera.

2)    El cine argentino, como el coreano, por volver a los ejemplos arriba señalados, se han hecho fuertes con sus idiomas. Elogiemos aquello que somos, sin despreciarlo, y construyamos desde las dos formas de ver.

LAS SEMILLAS

Me he dejado para el final aquello que realmente da sentido a una cita como esta: el contacto personal, los encuentros, las conversaciones que te marcan y que dejan una pequeña semilla para continuar.

En esos días me he encontrado con amigos que hacía tiempo no veía, otros que conocía por redes sociales, y gente que no conocía de antes.

Conocí al dramaturgo, fotógrafo y director chileno Eduardo Pávez, ahora afincado en Berlín. Compartimos experiencias teatrales y descubrí algo del teatro chileno contemporáneo y de sus formas. También tuve momentos con los talents españoles Sergi y Dani, dos todoterrenos con los que estuve en contacto. A Sergi lo conocía del Encuentro de Guionistas de Madrid y a Dani de muchos años en redes sociales. Suerte a los dos.

Y a gentes que no veía en Valencia. Con mi buen amigo César Campoy compartí alguna peli, y alguna charla sobre nuestra industria valenciana. Con Sara Mansanet y Carlos Madrid, el cuerpo y alma del festival de mediometrajes La Cabina de Valencia compartí algunas pelis y unas cuantas cervezas. También estuve con mi compañera Begoña Donat, periodista todoterreno valenciana, con la que terminamos hablando del libro de Baricco “Los bárbaros” y que he empezado ya, Bego! (me picó la curiosidad hace ya 3 años cuando lo comentó Tantanian en Panorama Sur y en Buenos Aires me lo compré). Por supuesto pateé, reí y me lo pasé teta con el terremoto de mi productora Paloma Mora, capaz de organizarse en dos días 5 reuniones fructíferas para sus próximos proyectos. Yo ya le he dicho que el año que viene vuelvo con ella y con un proyecto debajo del brazo haya Talent o no. Y finalmente y de casualidad, compartí vuelo de vuelta con Rafa Maluenda, director de Cinema Jove, en una conversación que duró todo el trayecto sobre la situación endémica del audiovisual valenciano y sus posibles vías.

Pero sobre todo compartí Berlín, conocí la ciudad y toda su historia gracias a Hedda Kage, la mujer que me quiso conocer hace ya 4 años cuando vio mi montaje teatral “Mi camiseta, sus zapatillas, sus vaqueros” y que no ha parado hasta que me trajo a Berlín.

Yo de mayor quiero ser Hedda Kage. Gracias Hedda.

3 pensamientos en “BERLIN MEMORIES: UNA SEMANA EN LA CAPITAL DE LA CULTURA

  1. El concepto de dramaturgo/dramaturgia es diferente en el resto de Europa (al menos) que en España. Yo en España siempre pensé que se refería al escritor de obras de tratro. Aqui en el Reino Unido se refiere a un trabajo distinto. El dramaturgo investiga la obra, sus trasfondo social, histórico y/o político, analizalas relaciones entre personajes y da forma a la estructura de la obra.
    Yo he conocido a varios dramaturgistas (de UK, Alemania y Bélgica) y todos tienen versiones distintas de sus trabajos dependiendo del medio en el que curran, ya sea danza, teatro u ópera.
    En danza, por ejemplo, se encargan de ver los ensayos y ayudar al coreógrafo/director a crear una estructura/historia coherente.
    Espero aclarar un poco ésta figura aunque yo tampoco lo tengo muy claro.
    Un saludo!

  2. Gracias Enric!
    Es una figura que no conocemos en España y por eso nos resulta extraña. Pero me gusta la importancia que tiene en los teatros, el texto, la persona que lo trabaja, es una figura fundamental.
    Saludos!
    Gabi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s