TOMORROWLAND

Por Gabi Ochoa

Hace ya 3 años. En aquel momento firmé con seudónimo (el que he tenido durante muchos años) una carta a los reyes magos que inauguraba este blog. Una carta que buscaba buenas intenciones, que expresaba el malestar de lo que estaba pasando y dejaba la mano abierta a nuevas soluciones, a proponer ideas, a mejorar en el futuro.

¿Y qué pasó en ese futuro?

El futuro ya no existe. Fin. Dispérsense. Y si puede ser fuera de Valencia mejor. Gracias. En tierra baldía no se puede plantar, o solo grandes árboles.

Tal vez debo ser el único gilipollas que se le quedó cara de tonto cuando se anuncio a bombo y platillo que George Clooney y Hugh Laurie venían a Valencia para rodar “Tomorrowland”, la nueva superproducción de Disney.

Y lo que ha sido el casting, y la selección de extras es la perfecta metáfora de lo que ocurre aquí y ahora, de lo que será nuestro tomorrow.

Somos carne de nuestros propios errores, y siervos de aquello que nos da de comer. Nos movemos por dinero, y porque es lógico que actores o aspirantes a serlo quieran aparecer junto al lado de George Clooney pero, ¿vamos a ser siempre meros comparsas?

Volvemos a repetir la historia: Marshall llegará para traernos la fecundidad, el dinero, la alegría y si hace falta la creatividad, por decreto-ley. Y todos lo aplaudiremos. Pues yo no.

Creo que este rodaje, en estas condiciones que nos han dejado nuestros yermo audiovisual (aquí, aquí, aquí o aquí lo podéis ver), empieza a ser un insulto (aparte de una estupenda metáfora de nuestro sector). Pero no por el rodaje en si. A mi que venga Clooney me parece hasta sano y divertido. Lo que no me lo parece es que nos convirtamos en zombies por ello, en no crear nada más que eso, en que nos carguemos una televisión, un sector, una manera de hacer, en que tengamos una política inútil audiovisual donde no hay nada que resalte, donde no sabemos hacer que nada resalte, con lo fácil que podría ser.

Traer un caballo de Troya a territorio comanche (donde ni siquiera existe una oficina Film Comission en condiciones) como es este, es como intentar sacar agua a la tierra más seca, un chiste. A lo bestia, a lo grande, a lo fallero, a lo la-hostia-puta-en-vinagre.

¿Cuándo vamos a cambiar?, ¿cuándo de verdad nos creeremos proyectos interesantes, pequeños (o grandes) que de verdad pongan una piedra (y otra y otra y otra) para levantar este reventado sector?, ¿cuándo apoyaremos aquello que se hace en los márgenes y que es valenciano y pese a todo, está luchando contra viento y marea por sacar la cabeza?, ¿cuándo llamaremos a los que se han ido para que vuelvan y reconstruyan (junto a los demás) todo esto?

Somos el burro que sigue la zanahoria que nunca cogerá, somos tomorrowland, tierra del mañana que nunca sabremos si llegará porque siempre estaremos esperándola, como esos personajes de Beckett.

Pero como no me creo esto, como voy a seguir sin creerme la tierra del mañana, os propongo algo: vamos a reventar de creatividad.

Que el 2014 sea el año, de-una-puñetera-vez, en que salgan proyectos desde aquí y adonde sea. Que conquistemos Madrid, Buenos Aires, Berlín, DF o Los Ángeles si hace falta. Que de verdad nos apoyemos: creo que los valencianos somos los nuevos gallegos, te encuentras uno en cada rincón (los que andan por Madrid hasta han creado un grupo secreto en Facebook). Que no le tengamos miedo a salir de Valencia, Alicante o Castellón (o Rafelbunyol, Ontinyent o Villarreal) para explicar, contar, difundir lo que hacemos y como lo hacemos. Que nos sorprendamos y que seamos autocríticos con nuestro trabajo y con el de nuestros compañeros. Que de las cenizas emerja una nueva televisión autonómica, pública, de calidad y en valencià. Que los proyectos en marcha y los que están en vuestras cabezas lleguen hasta el final: quiero ver “Reset”, quiero ver en acción la energía de Montoya, de García Ibarra, de Bernàcer, de Hwidar, de Ruipérez y Guijarro, de Aliaga, de Valero, de Lorenz, de Calabuig, de muchos teatreros,… y de Paula Amor que supo en un solo post de Facebook desmontar todo Tomorrowland.

Y que Tomorrowland sea una anécdota, una estupenda anécdota que contar de aquí unos años, llenos de creatividad.

Un pensamiento en “TOMORROWLAND

  1. Ya dijo Hitler que, cuando toda Europa estuviese en su poder, a España la reservarían como lugar de asueto para los grandes jerarcas nazis… porque no valía para nada más. Pues eso. Yo soy de los que se ha largado de este desierto laboral en el que se ha convertido no sólo Valencia, sino todo el país. Y no pienso volver. Ni creo que vuelvan Juan Carlos Fresnadillo, Jaume Collet-Serra, Paco Cabezas, ni tantos otros que se han tenido que buscar las habichuelas fuera. A tomar por culo, así de claro. A los políticos que habéis esquilmado esta tierra os digo: no nos quisisteis entonces, pues no nos tendréis ahora..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s