VEMOS

Por Gabi Ochoa

“Vemos un hombre que se adentra en la estepa. Su rostro es enjuto, diríase serio. Su mano se alarga hasta la pistola y…”

Este podría un pequeño fragmento de cualquier guión de los que escribimos a diario cada uno de nosotros. Hay una descripción de acciones que nos llevará a un diálogo (o no) que hará avanzar la acción. Hasta ahí todo correcto. Pero hoy me gustaría pararme en esa primera palabra, esa muletilla que tanto usamos los guionistas en nuestras historias: VEMOS.

¿Qué vemos?

El cine es un medio eminentemente visual, algo que os grabarán a fuego en TODOS los talleres de guión, en TODAS las master-class, seminarios, eventos, etc,… pero eso no significa que las palabras no cuenten. Para hacerlo visual es necesario que utilicemos palabras, y que esas palabras nos muestren imágenes. Cuantas veces hemos echado en falta en un guión prosa visual, que aquello no parezca una radio-novela donde solo el habla es importante (en esto sería muy interesante un estudio sobre el uso y costumbres de las llamadas telenovelas y su manera de narrar, pero eso da para otro post largo y desarrollado), sino que nos produzca aquello tan importante que es el llamado espectador virtual, es decir, la lectura nos crea las imágenes por si solas y nos imaginamos cómo podría ser esa historia en película.

Ahora, para llegar a ese punto, para crear poesía visual tal vez deberíamos jugar con el lenguaje. Y un término como VEMOS no ayuda a su comprensión. Hagamos el ejercicio a la inversa…

¿Cuál es la diferencia entre ver y mirar?

Si nos atenemos a sus sustantivos (no voy a hacer una clase ni de gramática, ni de definiciones, nada más lejos), la VISIÓN es periférica, no discrimina, nos muestra todo. Sin embargo, la MIRADA fija un punto, obtiene información sobre algo, sobre aquello que mira, dejando en segundo término o desenfocado el resto. Tal vez un verbo como VEMOS hace pobre en si el campo de visión que quiere definir.

No es el único. En los guiones solemos reventarlos de multitud de verbos que entorpecen la verdadera acción. Sí, VEMOS es uno de ellos porque no nos dice nada, no excluye ni remarca. Pero también, EMPIEZA o ACABA, “Ángel empieza a levantarse de la cama…”, o PONE “Miguel pone la chaqueta en el perchero…” (pudiendo usar cuelga), o ESTÁ “Miguel se está dirigiendo” (“Miguel se dirige”),… son verbos que yo suelo denominar “sin afección”, porque da igual que los pongas o no, no dicen nada, no significan el guión.

En todo caso creo que en VEMOS esta insulsez va más allá. Habla de la corta frontera de miras de nuestra escritura.

Y cuando llego aquí, para abrir la mirada en un guionista, siempre les pido, a los presentes y futuros escritores del audiovisual, que lean poesía. Pero aquella poesía que revienta las palabras de miles, infinitas, imágenes, ensancha nuestra manera de ver (aquí sí) el mundo.

 

“La bomba atómica no puede desinventarse

El lenguaje humano no puede

desaprenderse tampoco

No quiero ser didáctico

ni decir a nadie cómo hay que hacer las cosas

dice el artista

Claro

Para eso ya están la televisión

y los “creativos” publicitarios

No se puede estar

en la poesía

acampar ni echar cimientos en ese limo nocturno

en esa docta intemperie tan esquiva

No se pueden atesorar méritos ni culpas

no puede uno cubrir

con tal abrigo de la lluvia y trueno y arcoiris

Pero se pueden

aledaños

cercanías

inminencias

un no espacio donde no estar”

Poemas lisiados Jorge Riechmann

5 pensamientos en “VEMOS

  1. Pingback: Ver y Mirar

  2. Se les conoce como “verbos comodines” y no sólo les pasa a los guionistas, le sucede a todo el mundo y es el resultado de nuestro escaso vocabulario, no es novedad ni exclusivo, aunque, sí, valdría la pena prestarle más atención a dichas muletillas.

  3. Creo que es fácil caer en esos verbos comodines cuando se escribe una primera versión, cuando lo que volcamos en papel no necesita reflexión sino la emoción y la pulsión de seguir narrando hasta llegar al final. Luego viene la reescritura y es ahí donde hay que eliminarlos sí o sí.

  4. “Habla de la corta frontera de miras de nuestra escritura…”
    Para muestra, un botón.

    We see now the DRESSER takin the casings from a pot of cold water. Years a Slave. John Ridely and Steve McQeen.

    We see the Intrunder’s shadowed hand jimmying the lock with a screw driver… Prisoners. Aaron Guzikowski.

    When she finally opens her eyes we see how hard the memories are for her. Mother and Child. Rodrígo García.

    …we see the the YOUNG MAN cruelly wielding the whip. Unforgiven. Webb Peoples.

    Maya hits pause and we see that her desk is filled with open windows… Zero Dark Thirty.Marck Boal.

    …when it clears we see through diesel smoke… The Departed. William Monahan .

    …we see a computer behind one of the players. The Social Network. Aaron Sorkin .

    We see SAM DEEDS, the Sheriff, driving. Lone Star. John Sayles.

    Through the window we see them make their way… You can count on me. Kenneth Lonergan.

    …we see the tail end of a van… State and Main. David Mamet.

    Ahora se ve que entre los niños está Luís… La prima Angélica. Rafael Azcona y Carlos Saura.

    Se ven sus edificios más característicos: la catedral, las torres… La prima Angélica. Rafael Azcona y Carlos Saura.

    Bonus Track:

    Anselmo empieza a recitar… La prima Angélica. Rafael Azcona y Carlos Saura.

    Anselmo empieza a lavarse las manos… La prima Angélica. Rafael Azcona y Carlos Saura.

    Luís está terminando de afeitarse… La prima Angélica. Rafael Azcona y Carlos Saura.

  5. Pingback: EL FORMATO INCORRUPTIBLE | GUIONISTASVLC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s