El dia que Cipriano encontró su vieja agenda en el desván.

Cipria Ciscar

por Paco López Barrio

Con toda seguridad, todas las encuestas coinciden, en el 2015 los valencianos diremos adiós a 20 años de gobiernos del Partido Popular. A poco que leáis la prensa, los que no sois de aquí os podréis haber formado una idea de cómo han sido las cosas en esta tierra. No voy a disimular a estas alturas: lo deseo con todas mis fuerzas.

Los partidos de la todavía oposición comienzan a mover ficha, intentando llevar a su causa a todos los sectores de la sociedad. Para captar su voto, por supuesto (que me parece muy legítimo), pero también para articular nuevas políticas escuchando a la sociedad civil. Uno de los sectores más cortejados es la cultura, quizá atribuyéndonos más poderes que los que realmente tenemos (que los tenemos, pero a muy largo plazo).

En esto llega la notícia de que el PSOE valenciano (me cuesta llamarle PSPV desde los años 70, aunque ese sea su nombre oficial) ha reunido un grupo de personalidades para trabajar con ellos en un nuevo modelo de política cultural. Me parece estupendo. Aunque muy venidos a menos (con IU y Compromís pisándoles los talones), los socialistas deben ser y son una parte fundamental del cambio. Hasta aquí una excelente notícia.

Las dudas me llegan al leer la letra pequeña. Para empezar el encargado de presentar en sociedad la iniciativa ha sido Cipriano Císcar, Conseller de Cultura y Educación en los 80, durante la presidencia de Joan Lerma. A Císcar hay que reconocerle grandes méritos, especialmente en el campo de la enseñanza. En cuanto a su gestión cultural… hay también grandes cosas en su haber. Especialmente grandes proyectos, emblemáticos. Pero, en mi opinión, no fue capaz de ayudar a consolidar estructuras permanentes fuera del ámbito oficial. Me explico con un ejemplo: es estupendo que se crease un gran Centro Dramático público y se invirtiese mucho dinero en grandes montajes. Pero, al mismo tiempo, se dejaban caer por ruina cantidad de pequeños teatros de pueblo. Me pregunto qué nos habría dado más juego, si un super teatro público o una red extensa de pequeños espacios, a lo largo de todo el país, donde compañías modestas podrían haber tenido una posibilidad de supervivencia. Pero también de experimentación, de acometer producciones más atrevidas que las que se representaban en el gran Centro en Valencia. Aqui hemos llegado a ver cosas tan fuera de lugar -y tan caras- como traerse desde Nueva York al hijo de Lee Strasberg para dirigir una obra de los Hermanos Álvarez Quintero (me pregunto qué pudo haber entendido de su mundo). El oficialismo de escaparate se puso por delante de la iniciativa fresca del talento local.

El problema, además, de estos grandes tinglados es que dependen excesivamente de la voluntad y la permanencia del político de turno. Esto los hace muy vulnerables a los vaivenes políticos: un cambio de gobierno y todo salta por los aires, arrasado. Y entonces no queda nada. Cierto que a otro tipo de estructura más descentralizada y autogestionada tambien se la puede asfixiar, pero creo que se puede tener un mayor margen de resistencia. Un tejido cultural de base, ayudado pero independiente, que hubiese creado a su alrededor tejido industrial ( de industria cultural, claro) hubiese tenido mayores posibilidades de supervivencia, incluso bajo políticas adversas. Pero no se trabajó en esa dirección. O al menos no se le dedicaron los recursos necesarios, que fueron a engordar el tinglado oficial. Creo que ahí, Císcar y su equipo equivocaron las prioridades.

Y cuando Císcar se marchó se instaló en la política madrileña, como número 3 del partido. Siguió teniendo aquí sus vínculos ( absolutamente necesarios para mantener el control del aparato y las cuotas de poder interno). Pero perdió el contacto con la realidad de la cultura valenciana. No con sus amigos, claro. Pero creo que ya empezó a perderse muchas cosas que brotaron y crecieron luego. Y por lo visto ningún asesor le ha ayudado a ponerse al dia de las novedades.

Porque aquí viene la segunda parte de la notícia que me hace ser muy escéptico: la lista de personalidades convocadas a este debate. La media de edad está por arriba de los 60 años. Y prácticamente todos ellos ya eran “vacas sagradas” de la cultura valenciana en los 80. Parece como si, para formar este consejo de sabios, Ciscar hubiese buscado en el desván su vieja agenda de cuando fue Conseller de Cultura. Al leer la lista de nombres he pensado: “Sólo falta Amadeu Fabregat para sentirme transportado a 30 años atras”.

Me parece muy grave que se pretenda diseñar una nueva política cultural ignorando todo lo surgido después de 1995, el año en que cambió el signo del gobierno valenciano. En el apartado del audiovisual, por ejemplo, encontramos al director Toni Canet como representante de los cineastas. A Toni le conozco hace un montón de años, así como 30. Le respeto y le aprecio. Incluso he trabajado con él y me alegra haber vivido esa experiencia. No me molesta, en absoluto, que esté en esa lista y creo que podrá hacer buenas aportaciones. Lo que me preocupa es que en el tinglado cultural socialista no hayan ni oído hablar de tantos cineastas valencianos como llegaron después de su generación. Me preocupa pensar que no hayan tenido ningún interés en conocer a los nuevos – y muchos- talentos que han surgido desde entonces. No voy a dar nombres, pero estoy seguro que, a los que estáis en el mundillo audiovisual valenciano, se os ocurren unos cuantos.

Y lo mismo en otros ámbitos culturales. Veamos algunos nombres: de la plástica tenemos a Carmen Calvo, Manolo Boix, Artur Heras, Amparo Carbonell o Toni Miró. En literatura a Fernando Delgado , Vicente Muñoz Puelles o Josep Palomero. De la crítica de arte a Tomás Llorens o Román de la Calle, en teatro a Rodolf Sirera (que ha hecho mucha y muy buena televisión en los últimos años, pero se le llama como dramaturgo), Antonio Tordera, Carme Portaceli o Antonio Amorós, de la danza a Rosángeles Valls, de los músicos Vicent Torrent, Lluis Miquel, Josep Lluis Valldecabres… también hay algún nombre más joven y surgido hace menos tiempo, como la escritora Carmen Amoraga o el actor Juli Disla y alguno más. Pero son la excepción. La gran mayoría del grupo ya eran “cultura oficial” en los 80. O incluso antes.

Ojo, no cuestiono la valía de NINGUNO de ellos. Es más, a bastantes del grupo les conozco personalmente y los tengo por amigos. Pero es una lista hecha en 2013 que se podría haber hecho ya en 1983, porque ya estaban todos en activo y como cabezas de cartel de sus respectivas especialidades. Muchos también como responsables de instituciones dependientes de Cultura (la mayoria eran y son militantes o simpatizates reconocidos del PSOE). Y por tanto agentes activos en el diseño de las políticas culturales de la época. Que tuvo cosas muy buenas y otras, ya lo he dicho, que no lo fueron tanto. Podrán hacer interesantísimas aportaciones, pero dudo que también lleguen a hacer la necesaria autocrítica de los aspectos menos satisfactorios. Temo que la conclusión final de los trabajos de esta comisión sea: “Lo hicimos de puta madre. Así que ahora vamos a hacer lo mismo”.

La sociedad valenciana necesita una regeneración muy profunda. Pero también rectificar viejos errores (que no todos los ha cometido el PP, el PSOE ya les dejó mucho “trabajo adelantado”). También en el campo de la cultura. Así que la notícia de la creación de este grupo de trabajo, siendo una buena notícia, no deja de parecerme un dejà vu. Para tener la credibilidad que merece necesito leer -sumando, no sustituyendo- nuevos nombres, ver nuevas caras y respirar aire más fresco.

2 pensamientos en “El dia que Cipriano encontró su vieja agenda en el desván.

  1. Muy interesante Paco. Gracias por compartir tu perspectiva. Habrá que estar atento. Sabes que hacen los demás grupos de la oposición?

  2. Pingback: El dia que Cipriano encontró su vieja agenda en el desván

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s