EL GUIONISTA INTERACTIVO

Por Miquel Peidró

Decir que los tiempos adelantan que es una barbaridad es un topicazo de los que deberían estar prohibidos en el repertorio de cualquier guionista que se precie de serlo. Pero como, topicazo o no, también es una realidad incontestable (y, se quiera o no, el escritor de guiones casi siempre parte para sus historias de un topicazo), no deja de ser una manera como cualquier otra de introducir un tema entre fascinante y preocupante que abre una ventanilla de opciones al guionista y que, quizás a largo plazo, acabe condicionando de algún modo el trabajo de escritura de guiones tal y como se viene entendiendo hasta ahora.

Hablo de la irrupción de las redes sociales en la vida cotidiana de las personas. En poco tiempo se ha pasado de estar comunicado con un entorno reducido a ampliar tu círculo de “amistades” a gente de cualquier parte del globo terráqueo. Amigos que, además, te acompañan allá donde tú vas (siempre que tú quieras) gracias a (o por culpa de) ese invento demoníaco llamado teléfono móvil.

Pertenecer a una red social supone estar localizable para todo el mundo (ya, ya sea que se puede limitar o bloquear, pero entonces le estamos quitando a la red social su razón de existir), y esto crea una interconexión especial entre guionista (o actor o director…) y sus espectadores. En un mundo como el de la televisión en el que se despiertan pasiones, hasta hace poco se intuían ciertas cosas, pero ahora constan fehacientemente por escrito, generan debates y colapsan foros.

No hace tanto, la opinión pública sobre un producto audiovisual quedaba circunscrita a lo que decía la crítica que se llama especializada, y que muchas veces parece no serlo. No es extraño que haya sospechas sobre la objetividad de esas críticas, puesto que dependiendo del medio que las lance se puede adelantar si va a tratarse de un elogio o de un ataque furibundo a la calidad del producto.

Pero en los últimos tiempos, la valoración que se hace de dicho producto ya no corresponde únicamente a los profesionales del periodismo, sino que los espectadores, cualquier espectador, pueden hacer públicos sus pareceres. ¿Serán expuestos siempre de modo espontáneo y sincero? ¿Habrá opiniones manipuladas y camufladas por parte de agentes de la competencia con la intención de desprestigiar el producto de la empresa con la que se juegan la audiencia y la franja? Si se leen con atención algunas de estas opiniones, hay que poner en tela de juicio algunos de los comentarios, aunque da la sensación de que un porcentaje muy alto de ellos lo hacen telespectadores que, de ese modo, participan de alguna manera en la serie que les apasiona.

Y sí, digo y repito que les apasiona. Nadie pierde el tiempo comentando sobre algo que no le genera ni el menor interés. Como en todas las facetas de la vida, siempre se escucha la voz del que más grita, del que más escandaliza. En este caso, el que echa sapos y culebras sobre la serie en cuestión. Curiosamente, estas personas suelen comenzar sus escritos con “hace mucho tiempo que dejé de ver la serie”… pero sus comentarios versan sobre lo que ha podido ver en las últimas semanas, en los últimos capítulos. Por lo tanto… no hace tanto tiempo que dejó de ver la serie. Es más: todo apunta a que la sigue viendo.

La pregunta es: ¿deben influir los comentarios de las redes sociales de algún modo en el trabajo de los guionistas a la hora de desarrollar sus historias? Hay excelentes profesionales que se niegan rotundamente a leer lo que se dice en las series de sus trabajos, de sus series. Pero no hay un motivo sólido para no hacerlo, porque el guionista puede enterarse de muchas cosas con la lectura de las opiniones de los que son su público.

redes sociales

1.- En primer lugar, el guionista va a conocer de qué mal desea la gente que muera, y hay una amplia gama de posibilidades. Por si no se ha enterado, frecuentemente se le recuerda que es un capullo, un imbécil o un gilipollas; o, para los más exaltados, todo a la vez. Se le pide que haga una cura de humildad, se le dice que ha destrozado una historia preciosa y que está arruinando la vida de quien aquello escribe, se le insulta, se le vilipendia… y la lista de improperios que recibe es inacabable. Te acusan de haberte cargado a un personaje aún habiendo salido en todos los medios de comunicación que la desaparición del susodicho personaje se debió a que el actor/la actriz no quiso renovar su contrato. Contra este tipo de escritos hay una vacuna: la indiferencia. Y, pese a la indiferencia, una cuestión. Este tipo de injurias en público, ¿son denunciables? Porque si lo fueran, quizás en algún momento alguien debiera dar un golpe sobre la mesa…

2.- Pero la utilidad de las redes sociales es que pueden considerarse una especie de estudio de mercado del producto. Un estudio de mercado en tiempo real, espontáneo, en un batiburrillo que hasta ahora es caótico, desordenado y poco significativo, pero que seguramente con el paso del tiempo se utilizará con fines analíticos serios. En principio, lo que se puede leer en las redes sociales define algunas tendencias, permite conocer impulsos e impresiones instantáneas, saber si con lo que se pretendía generar expectación se ha generado realmente y con la intensidad que se esperaba, pone ante tus ojos que algunas cosas impactan de inmediato y otras no tanto como cabría esperar. Y lo bueno de ello es que es de tu público objetivo y que (insisto: yo creo que casi siempre) las cosas se dicen con el corazón, tal y como se están sintiendo en ese instante.

Pero, tal y como sucede en otros ámbitos, si en el mundo del fútbol en cada persona hay un entrenador, en el mundo del audiovisual en cada persona hay un guionista. Opiniones hay para todos los gustos y eso hace que muchas veces sean contradictorias. Imposible contentar a todo el mundo. Por tanto, hay que seguir el rumbo marcado a la hora de continuar con las historias que se quieren contar. Aunque no por ello deje de ser interesante el leer lo que se dice en los foros, estar al corriente de lo que se habla de tu trabajo en las redes sociales. Si hacemos un ejercicio de humildad, hay comentarios que deben hacer reflexionar, sobre todo cuando son muchos los que van en la misma dirección. Otros, en cambio, te emocionan, porque igual que hay personas que te acusan de odiarles y querer destrozarles la vida, otras te agradecen el que les proporciones un ratito de diversión y de entretenimiento. Que es, ni más ni menos de lo que se trata. La implicación de este tipo de espectador en las tramas supera en muchas ocasiones lo que sería esperable (y, posiblemente, en algunos casos, va más allá de lo aconsejable). Unas veces unos quedarán más complacidos y otras veces quedarán menos, pero nadie debería dudar de la honestidad del guionista que solo trata de hacer su trabajo lo mejor que sabe.

Puede que las redes sociales estén inaugurando otra etapa en la escritura de guiones, o en la forma en que el guionista encara su trabajo. Ser impermeable a las corrientes de opinión que llegan parece una muestra de soberbia. Esto no significa escribir a la carta, porque es imposible, y sí que hay que mantener un norte en lo que se está escribiendo. Pero conocer de primera mano lo que los espectadores opinan de un producto que, como en el caso de una telenovela de emisión diaria, se está creando continuamente, debe ser considerado una ventaja y un arma de la que se puede sacar provecho, que puede jugar a nuestro favor.

Pues nada. Como estamos hablando de interactividad, lo suyo sería que si compartes en todo o en parte esta visión del guionista interactivo le dieras al “me gusta”. Y si no, puedes añadir otro improperio a la larga de insultos que con el tiempo he ido recopilando y que ya configuran un repertorio de lo más sugerente…

8 pensamientos en “EL GUIONISTA INTERACTIVO

  1. Gracias por tu trabajo. Gracias por crear realidades maravillosas (y a veces no tanto). Gracias por sumergirnos en un mundo que, en ocasiones, no parece tan lejano, porque al fin y al cabo, las relaciones humanas son universales…atemporales y todos hemos vivido una parte de lo que en tu mente se cuece y que tu mano plasma sobre papel o, directamente al ordenador, más allá de la época en que esté ambientado el relato.
    Además de darte las gracias, quiero pedirte perdón. Perdón por haber faltado el respeto a tu profesión y a tu labor. Perdón por haber pensado que tú o tus compañeros teníais la culpa de la desaparición de un personaje, o por haberle dejado el ojo morado a otro (que igual sí que sois un poco culpables, porque el actor contruye su personaje a partir de lo que el guionista escribe… y eso es así, aquí y en la China jajaja). Pero algo tengo claro, y es que no se puede atacar a una persona que hace de una manera extraordinaria su trabajo, porque tal o cual actor decidió abandonar el proyecto…o porque su personaje ya no de para más y no aporte nada interesante en la trama.
    Me rindo ante vuestro trabajo y antes todo lo que a diario conseguís, y animo a todo espectador a que, en el momento de dudar si un producto es bueno, aburrido, apasionante u horrorosamente malo, piensen que, igual el que escribe el guión está preparando algo que todavía nos puede sorprender aún más y que sin la combinación de momentos dulces y amargos esa vida de la ficción no sería lo que es… tal y como pasa en la vida real,pero con la diferencia de que la vida real no está escrita, la escribimos nosotros mismos con nuestros actos.

  2. Pues tienes mucha razón , en todo o casi todo, no puedo juzgar, no pertenezco a tu mundo, no conozco como vivencias la creatividad y el impacto que tiene sobre una audiencia, que no deja de ser una masa heterogénea de personas y por tanto de visiones de la realidad, aunque sea ficticia.

    Pero algo si me parece claro, como bien dices el que mira, ve, consume un producto, que tu generas, no deja sino de consumir una visión “subjetiva” del mismo, no creo que asimilemos nunca los productos tal cual, sino que nos quedamos con una visión personal de la historia o lo que sea, por ello tantos productos hay como percepciones del mismo. Luego hay sintonías con otras personas que reciben la historia de la misma manera o similar y se conforman auténticas corrientes de opinión . Con una serie o con cualquier otra cosa, logros de este mundo virtual con pocas barreras y cierta sensación de anonimato.

    Por eso creo que como dices, conocer , retroalimentarse de las percepciones del producto, de estos productos subjetivizados que ya pertenecen al que lo ve y opina , es enriquecedor ….más allá de que filias y fobias , propias de toda sociedad, incluso virtual, con sus códigos, jerarquías y grupos, puedan traspasar alguna que otra linea, como comentas.

    A mi me lo parece, me parece que con el suficiente espíritu crítico para asimilar algunas opiniones y desechar las que no se crean convenientes , esa capacidad de ver el impacto, más o menos representativo, y de tomar un poco el pulso, no es más que acercarse a las diferentes versiones de lo que uno/ una ha creado con esfuerzo , trabajo , respeto y seguramente cariño. Y ahí como con todo en la vida , se toma lo que sirva y lo que no se deja caer . Pero seguramente estas acertado a la hora de acercarte a las redes si para ti es una herramienta válida de trabajo, claro que sí.

    Muy interesante que hagas estas reflexiones, que yo he encontrado por un link en una página … Ya ves, la red..

    Sobre la abultada “lista” que pareces cargar, bueno, no dejan de ser opiniones siempre que lo sean, cuando percibas que no, que van mas allá, si, ten por seguro que traspasadas unas líneas hay fórmulas para dar un porrazo en la mesa.

    Sigue creando, es tu oficio, los demás iremos consumiendo con más o menos agrado, o con total deleite, las “sub-versiones ” que nosotr@s interpretamos . A veces me pregunto si tan parecida serán a las que queríais transmitir .

    Buena suerte en el camino, en un mundo profesional cada día más visible para los no especializad@s , los no expert@s…para bien o para mal, cuanto menos se reconoce vuestra labor, en otros momentos más invisibles , con lo importante que es, así que …ladran Sancho , luego cabalgamos!

    Y perdona el atrevimiento … Pero como se puede comentar … Aprovecho

  3. Os extendeís demasiado en vuestros comentarios, es algo más simple.
    Nadie pierde el tiempo comentando sobre algo que…, dices. LLevamos con la serie años…, muchos de nosotros queremos ver un desenlace, No queremos que inventen historias increibles, que se caen por su propio peso. He sido gran seguidora de EL SECRETO… Me gustaría que nos trataran MEJOR a quienes hemos sido SEGUIDORES FIELES. Que acaben ya si van a continuar con historias como las que están dando últimamente. TODOS tenemos derecho a opinar, si los comentarios no son constructivos para los guionistas, aunque los SEGUIDORES siempre vamos a pagar. NOSOTROS NO TENEMOS CULPA ALGUNA. ES UNA PENA.

    , .

  4. Creo que los fieles seguidores de una serie tienen derecho a opinar y a criticar lo que no les gusta, pero eso sí, sin faltar al respeto, que una cosa no está reñida con la otra y algunos guionistas tenían que ser menos soberbios y leer las opiniones de la gente, y caminar un poco en su onda, porque en definitiva, escriben para la gente, para dar gusto a sus seguidores y si una gran parte de esos seguidores están de acuerdo en algo que no les gusta o desean algún cambio, debería tenérseles en cuenta

  5. exacto….criticamos porque al fin y al cabo somos el cliente…y el cliente siempre tiene la razón…no??? pues eso…empiecen a darle un poco más al majín y no conviertan una historia de amor en una historia satírica que no tiene sentido…donde los personajes principales pasan a ser secundarios y donde lo idílico ya no existe…solo existe la maldad y la crueldad…algo de lo que ya estamos muy hartos….que no…que la maldad no vende…o al menos no durante mucho tiempo…..cambien el chip….muchos se lo agradeceremos…

  6. Lo primero daros las gracias a ti y a tus compañeros por el gran esfuerzo que hacéis cada día al crear esta serie que encandila a casi 2 millones de personas y que desde el principio engancho a un publico fiel que aunque deje sus comentarios amenazantes en este medio ocultándose tras un teclado es como el hincha de fútbol que se sienta entre miles de personas insulta a su equipo del alma pero por que lo quiere y el siguiente domingo aunque pierda lo ama y eso que previamente habra negado tres veces que volverá al estadio. Eso pasa ha pasado y seguira pasando, antes la abuelas insultaban al malo de la telenovela por la calle y eso solo nos debe arrancar una sonrinsa socarrona al igual que algunos comentarios.
    Como espectadora yo estoy muy contenta con el vuelco de EL SECRETO habiéndose marchado su personaje protagonico, no obstante si molesta que no dejéis claro su muerte en lo que parece ser un miedo claro a la reacción de la gente. El espectador no dejara la serie siempre que los personajes sean fieles a si mismos y humanos. Aunque haya cosas que no gusten demasiado como por ejemplo la vida de la pobre Maria violada en demasiadas ocasiones o que a veces estanquéis una historia de un personaje hasta la estenuacion. Pero estos son opiniones vosostros seguir fieles a vuestro trabajo leer lo que dice la gente pero siempre escribir pensando en la personalidad del personaje en nadie mas. Lo único que os pido es que el día que se acabe hacerlo bien, como vosotros sabeis, no hagais como en otras series de vuestra misma cadena que termino con prisas y mal sin ser fieles a aquellos que crearon. Gracias por tu trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s