DIVIDE Y VENCERÁS (¡RESISTAMOS!)

 

Por Martín Román

En los últimos meses las sonrisas invertidas se han apoderado de la sociedad. No digamos ya en el sector audiovisual con los retrasos en la convocatoria de ayudas, las incógnitas en la ley de mecenazgo y las asambleas pospuestas de RTVE para decidir que películas van a apoyar, la cola de los aspirantes cada vez es más larga.

Y si encima eres valenciano, a esto tenemos que sumarle las recientes noticias relacionadas con la Ciudad de la Luz. Hace poco escuchaba a dos productores comentar que si Bruselas aprieta las productoras valencianas que recibieran ayudas de la Ciudad de la Luz hasta 2009 tendrían que devolverlas íntegramente. No hace falta ser economista para comprender lo que eso significará: muchas cerrarán por no poder afrontar tal desembolso. Si esto pasa, los profesionales que tengan deudas pendientes con alguna de estas productoras pueden ir despidiéndose de cobrar lo que les falte. Y los trabajadores despedidos se unirán al millar de afectados por el ERO de RTVV. El sector en esta región se hundirá pues con tanta demanda de empleo y tan poca oferta se van a bajar los sueldos.

Por otro lado, el próximo viernes 11 se cumple el plazo para presentar la solicitud a las ayudas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para la Producción de Largometrajes sobre Proyecto. En 2010 la cantidad destinada fue de 10 millones de euros. En 2011 el presupuesto bajó a 8 millones. 2012 unos escasos 3 millones*, casi el doble de lo que cuesta despedir a Rodrigo Rato. Ah, perdón, que ha dimitido, ¿qué habría costado su despido entonces?

Sarcasmos a parte, ¿cómo se van a repartir estos 3 millones? Según las bases el “importe máximo de la ayuda que se conceda no podrá ser superior a 1.000.000 euros por película beneficiaria siempre que dicho importe no supere la inversión del productor, ni el 50 por 100 del presupuesto de la misma tal y como quedan definidas en el artículo 13 de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine.” Eso significa que se ayudará a un mínimo de tres películas ¿y cómo máximo? ¿Seis? Sería una media de 500.000€ por proyecto ¿Nueve? 333.333€ por proyectos parecen insuficientes para levantar un proyecto.

Sea como sea, con tan poco dinero la situación se volverá tensa y los agraciados despertarán recelos entre sus compañeros (sucede en épocas de bonanza, imagínate ahora) y probablemente muchos de los no agraciados deban cerrar el chiringuito pues no parece que la ley de mecenazgo vaya a ver la luz en breve. Cuando se anunciaron los recortes en el sector se dijo que subiría del 18% al 20 o 25%, los productores vaticinaban que si el 18 no había estimulado la inversión no lo iba a hacer un aumento tan leve. Durante una comparecencia en el Festival de Cine de Málaga de Susana de la Sierra, Directora General del ICCA, algunos medios interpretaron de sus palabras que tal vez la desgravación podría superar el 30%… Nadie tiene claro si ese aumento se va a dar ni si en realidad vaya a dar los frutos deseados: la aparición de inversores privados que apoyen la cultura (tanto el cine como las demás artes).

Todas estas incógnitas demuestran el poco interés que despierta un sector industrial estratégico en la difusión de la cultura de este país al gobierno actual, tan preocupado está por el déficit económico que es ciego ante los déficit futuros que traerán sus políticas. O eso o siguen una estudiada estrategia que persigue acojonarnos y dividirnos para que nuestras obras y nuestra actitud sean dóciles hacia el poder pero feroz hacia nuestros compañeros que han tenido la suerte, el talento o los contactos necesarios para que su obra salga adelante. Cuando digo contactos no me refiero a enchufismo, eso también puede haberlo pero no creo que sea en todos los casos, obviamente los aspirantes van a mover todos los hilos en la medida de sus posibilidades para que presten atención al proyecto que hayan presentado.

No quiero pensar mal, el ejecutivo debe tener en mente preocupaciones más grandes en su cabeza, aunque la poca resolución que demuestran al abordar esta problemática no sea una estrategia para dividirnos están posibilitando la creación de estas rencillas. No dejemos que nos arrastre el miedo, mantengámonos unidos y busquemos salidas que beneficien la perdurabilidad del sector.

Resistamos.

*Un compañero me dijo ayer que han subido a 5 millones pero no he encontrado la información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s