Por qué me presento por la candidatura AUNIR y además voy a votarla

Hola, buenos días (o buenas tardes, o noches, o lo que sea). Mi nombre es Enric Gomà, soy guionista y me presento con AUNIR a las elecciones de la junta de la SGAE de este jueves 26 de abril. Es la candidatura que encabeza Antón Reixa.

Quizás me conozcas personalmente, quizás no. He escrito para la serie de televisión Amar en tiempos revueltos, por ejemplo (al lado de Julia Altares, Mercedes Cruz y Antonio Onetti, que es probable que conozcas). Y en El Súper de Tele5, en los años noventa. También he escrito y he creado muchas series catalanas, ya que nací y vivo en Barcelona. Esa ciudad costera.

Cada vez que un amigo se entera que me presento como candidato en la lista de AUNIR como guionista en el Colegio Audiovisual, me suelta que estoy chalado, que la SGAE es un lío morrocotudo, que es una cueva de ladrones y de aprovechados, que persiguen a los pequeños comerciantes, que se meten en el bolsillo el dinero de los autores y que se lo gastan en grandes teatros, palacios y otras tonterías.

Visto así, es cierto que la SGAE da una pereza inmensa. Para qué molestarse, me insiste. No vas a sacar nada en claro y sólo perderás el tiempo. Tiene un punto de razón: es cierto que me presento a una junta de una entidad que, en un futuro próximo, va a dar mucho trabajo. Yo soy escritor, escribo guiones para televisión, artículos en prensa, libros para adultos y para niños, hago radio y bastante trabajo tengo ya con mis asuntos. Pero eso que se la achaca a la SGAE sólo son malas prácticas de la gestión de la entidad.

La SGAE debe beneficiar al conjunto de los autores y también a la sociedad española, a través de la Fundación Autor.

Es evidente que durante años, la SGAE se ha granjeado una fama espantosa y ha conseguido que los derechos de autor sean percibidos como un lujo innecesario. Cuando en realidad los derechos de autor son fundamentales para la supervivencia de la cultura: los creadores artísticos viven, en gran parte, de sus derechos de autor. Gracias a ellos, disponen del tiempo y la estabilidad para crear sus obras. La sociedad española debe sospesar si desea tener cultura propia (esto es, teatro de autores españoles, música española, etc.) o gozar, sólo, de obras extranjeras.

Como guionistas, tenemos un interés añadido: durante décadas, la SGAE ha estado en manos de los músicos. La gestión encabezada por Eduardo Bautista (Teddy para sus amigos y a su vez para los estafados, sorprendidos e indignados con sus malas artes) ha favorecido a los músicos, eso es evidente. Con la Reforma del Sistema Electoral (en la que estuvimos Antón Reixa, Antonio Onetti, Manuel Marvizón y yo mismo, todos nosotros candidatos de la candidatura AUNIR), conseguimos un avance importante en el Colegio Audiovisual: los guionistas pasamos de 2 butacas a 5 y el Colegio Audiovisual ahora dispone de 9 butacas en una junta de un total de 39 (16 para Pequeño Derecho –músicos, para entendernos-, 6 para Gran Derecho –teatro- , 8 para los editores musicales y 9 para Audiovisual).

Ha llegado la hora de que el Colegio Audiovisual goce de la autonomía suficiente dentro de SGAE para decidir lo que más le convenga, en asuntos de porcentajes, puntuaciones, etc. Que guionistas, realizadores y directores más los compositores musicales del Audiovisual tengan la última palabra en los asuntos que nos afectan. Hasta la fecha, no ha sido así. El Audiovisual no ha tenido capacidad de decisión. No debemos permitir que autores de otros colegios decidan por nosotros.

Estas elecciones son una auténtica transición para la SGAE. Es más, me atrevo a decir que son una transición democrática, porque van a ser las elecciones más limpias en la historia de la SGAE. En la Comisión de la Reforma Electoral, decidimos suprimir el voto delegado, que, a grandes trazos, sólo servía para que la eterna candidatura ganadora (encabezada siempre por Eduardo Bautista) enviara los famosos motoristas a recoger sacos de votos. Y en la Comisión apostamos por el voto presencial en las principales sedes de SGAE de España: Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao y Santiago de Compostela. Eso ha sido un avance claro.

AUNIR apuesta por resolver el problema de la red Arteria de teatros vendiendo (lo mejor que se pueda) esos teatros. Cuando se proyectó la red, se nos dijo a los autores que se harían en beneficio nuestro. Eso no ha sido verdad. Sólo ha servido para mal gastarse el dinero de los autores. Y el juez dictaminará si además ha habido prácticas fraudulentas (todo indica que así ha sido).

AUNIR defiende aumentar notablemente las ayudas sociales a los autores que lo precisen. Ahora se dedican unos 200.000 euros a ayudas sociales de un total, aproximadamente, unos 30 millones de euros de que dispone la Fundación Autor. Nos parece altamente insuficiente. Y se puede y se debe corregir.

AUNIR quiere ayudar a los autores de edad. Queremos crear una línea de soporte a los autores de más edad, poniendo en valor sus obras como artistas y creando una línea de soporte económica para ellos, específica. Son los que más lo necesitan. Con la edad, las fuerzas menguan y la capacidad de incidencia, en el público, a veces también. Debemos agradecerles su tarea como autores y su aportación innegable a la SGAE y asimismo atender a sus necesidades. Por estima hacia ellos y por dignidad.

Como ya llevamos un rato citando las siglas AUNIR, les comento que significan Autores Unidos por la Refundación. Si ya lo sabían, se podían haber ahorrado este párrafo. Como es breve, tampoco importa demasiado.

AUNIR también respaldará a los autores más jóvenes, a los menores de 35 años, con unas ayudas específicas. Porque los autores jóvenes ven a la SGAE con distancia, suspicacia y, a veces, con un desdén un tanto absurdo. Debemos convencerles que SGAE es y será aún más útil a sus intereses y necesidades.

Y también con las mujeres. En SGAE sólo hay un 18 % de autoras, un déficit que hay que resolver. No se entiende que en la sociedad española haya muchos más autores que autoras. AUNIR trabajará para corregir ese dato y llegar a un saludable 50 % de mujeres y un 50 % de hombres dentro de la SGAE, que es como están repartidos los dos sexos en la sociedad española. Y a la SGAE le convendría el ingreso de más autoras. Sería bueno para conseguir un cierto equilibrio.

Y ahora viene un asunto muy importante: AUNIR quiere acabar con esa bolsa de millones y millones de euros que en el Colegio Audiovisual están pendientes de liquidación, ya sea por un mal registro o porque las obras están sin identificar. Cada euro que entra en la SGAE tiene un propietario, un destinatario: el autor de la obra. Debemos liquidar correctamente los derechos de autor. Trabajar para que se liquiden bien. Lo contrario no es otra cosa que apropiación indebida. Vamos a luchar contra eso.

Por lo que respecta a internet, AUNIR pondrá su empeño en que se recauden y liquiden los derechos de autor. No culpabilizando al ciudadano (lo que algunos llaman usuario y yo prefiero designar como ciudadano, me parece más acertado), sino exigiendo el dinero correspondiente a las operadoras. En ese campo, debemos tener buenas complicidades políticas. Las conseguiremos.

Los candidatos de AUNIR no tenemos responsabilidades en las últimas juntas de SGAE, que han llevado a la SGAE a la situación actual. No insinúo que los miembros de juntas anteriores fueran responsables directos (en absoluto), pero sí que no vigilaron la evolución perversa de SGAE con suficiente atención. Este orden de cosas ya ha terminado: los candidatos de AUNIR impediremos que una situación tan lamentable como la ocurrida se repita.

Por eso te pido que nos votes. Los guionistas que nos presentamos por AUNIR somos José Luis Acosta, Julia Altares, Lluís Arcarazo, Mercedes Cruz y Enric Gomà (éste soy yo, que aprovecho para mandarte un saludo y un abrazo). Los directores son Inés París, Antonio del Real y Miguel Hermoso. Y el compositor, Ángel Illarramendi.

Si vives en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla o Santiago de Compostela, te animo que acudas a la sede de SGAE a votar el jueves que viene. Y que votes a AUNIR, claro está (qué te voy a decir yo). O que votes, simplemente.

Un pensamiento en “Por qué me presento por la candidatura AUNIR y además voy a votarla

  1. Bon día Enric, no se si rebras aquest post, ja que veig que on escric es del 2012. Per si d’ acas ho probo.
    Soc Mercè Espelleta i pertanyo a la candidatura “Acadèmis en Acció” per escollir la nova junta de l’ Academia de Cinema Català. Et vull enviar el nostre programa perque puguis valorar-lo i si t’ agrada en s votis, em pots enviar el teu mail, ting un pero dona error. Tu demanem perque l’ academia no ens vol donar el llistat de mails dels socis.

    Una abraçada

    Mercè

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s