¿TODO BIEN? SÍ

Por gabkarwai

Acudí, hace un par de semanas, al Cinestudio D’Or, uno de esos cines que aún hacen sesiones dobles a buenos precios. La verdad es que poco a poco estos cines fueron desapareciendo del circuito y tal vez la crisis les ha devuelto su esencia. En Valencia suelen estar llenos (por lo menos cuando yo voy, aunque puede que sean figurantes en plan “El show de Truman”!) y aún sigue funcionando el boca a oreja. Es también una buena manera de no perderte pelis que no pudiste ir a ver. Y además, las sesiones dobles, en la mayoría de los casos, suelen estar bien ligadas.

Pues bien, fui a ver “Eva” de Kike Maillo y “Contagio” de Steven Soderbergh (este que dijo que se retiraría, pero de momento ahí sigue dando el callo, y que dure). Y lo que me encontré fueron dos pelis distintas, dos maneras de contar, aunque tal vez donde Soderbergh me enganchó, Maillo me dejó un tanto frío, o más bien helado.

Pero sobre todo me llamó la atención que en “Eva” hay acreditados hasta 4 guionistas, algunos de los cuáles, caso de Belbel y Cristina Clemente, los tengo en muy alta consideración ya que he visto de ellos grandes montajes teatrales, y son y han sido unos grandes creadores de universos impresionantes (aún recuerdo el Belbel de “Després de la pluja” o “Tàlem”).

El caso es que “Eva” falla, a mi entender, en muchas aspectos: falta de rivalidad entre los hermanos, poca definición de algunos personajes (la mentora de Daniel Brühl o el personaje de Alberto Ammann, por ejemplo), poca credibilidad en los intérpretes (y no porque no sean grandes actores, no nos equivoquemos, pero de verdad no me creo a Marta Etura siendo ingeniera de robótica o a Alberto Ammann, que no lucha por su mujer. Esos papeles si fueran americanos los harían Clive Owen y Tom Cruise que están tulliditos ya), y lo previsible que son las líneas argumentales (se veía venir que Eva era un robot).

No quiero detenerme solo en los aspectos negativos: me gustó mucho el personaje (y cómo lo interpreta) de Lluís Homar, la factura de la robótica está perfectamente creada y no chirría, y está rodada magistralmente por Kike Maillo, que suele siempre tener grandes hallazgos de realización, como este:

Pero me centraré algo que me llamó la atención. En la primera escena que Brühl y Etura se vuelven a ver, transcurre así: Él la mira desde lejos. La acompañante de Brühl le mira y le dice:

            – ¿Todo bien?

            – Sí.

Este diálogo vacuo, que no dice nada y quiere decir todo (pero sigue sin decir nada), es en ocasiones la esencia de “Eva”. Y es que me chocó mucho que, en ocasiones, los diálogos, las réplicas, fueran torpes, casi diría de manuales de guión, pero de qué NO debes escribir en un diálogo.

Y eso me hizo recordar algunas cosillas que suelo evitar cuando dialogo. Es por esto que creo que este post a partir de ahora se debería llamar:

 ALGUNAS COSILLAS QUE GAB HACE CUANDO DIALOGA

Lo primero que intento hacer es evitar las evidencias. Las dos réplicas de “Eva” me sirven perfectamente para recalcar que el cine es un medio visual y que su fuerza está en la imagen. Déjate de palabras y céntrate en lo que dice la imagen. Si es suficientemente elocuente, dirá lo que quieres endosarle al personaje en el diálogo. En este caso, está claro que a la pregunta de “¿Todo bien?” la respuesta es “Sí” cuando en verdad querría decir “No, joder, acabo de ver a la mujer de mi vida de nuevo y está con mi hermano”, pero como esa tontería no se puede decir nos limitamos a darle la vuelta a la idea. Creo que las imágenes dicen por si solas. No sé si hacen falta esas dos réplicas. Menos es más.

Las evidencias se detectan enseguida. Los clásicos son aquellos: “Voy a salir a la calle. Ahora vuelvo” de esos personajes que están yéndose hacia la puerta. Vamos a ver, si se van HACIA LA PUERTA, ¿por qué evidenciar su actitud con la primera frase? Con solo decir “Ahora vuelvo” se entiende, perfectamente.

A este punto debería recomendaros, fehacientemente este estupendo post de Chico Santamano sobre, más o menos, lo mismo. Porque ahora voy a hablar de los saludos. Sí, lo sé, todos nos saludamos cuando nos vemos, pero en una secuencia lo importante es saber si le va a decir a ella que la ama más que él saludo en si. Los saludos siempre aparecen en las primeras versiones de diálogos, pero deberían desaparecer en las segundas. Bueno, solo serían interesantes si AÑADEN una información relevante a la historia. Y ya que estamos con Mr. Truman…

Otro de los recursos utilizados y vilipendiados hasta la saciedad son las clásicas voces en off. No tengo nada contra ellas, algunas me siguen sobrecogiendo y creo que son de lo mejor que se ha hecho, pero el recurso de la voz en off debe ser usado, solo y únicamente cuando adquiera un matiz importante / diferente a la escena. La voz en off es como los monólogos interior en teatro, aquello que el personaje piensa y no se atreve a poner en palabras. Pensar si vuestra voz en off la puede decir por su boquita y si es así, quitadla. No hay nada que moleste más que una voz en off mal utilizada.

Por el contrario cuando la voz en off remarca, alienta y amplifica los pensamientos de nuestro personaje protagonista, y si además nos da un entorno, miel sobre hijuelas.

A este punto hay otro recursillo de todo a 100 al que siempre recurro y que es base de una buena secuencia dialogada. Es un recurso teatral que el cine ha tomado prestado y que algunos guionistas / directores / cineastas / gurús han utilizado hasta la saciedad. Es el clásico “Inicio in media res”, que viene a ser algo parecido a “entra lo más tarde a la escena y sal lo más pronto” (que yo recuerdo habérselo leído a González-Iñárritu, pero que seguro que cada cuál tendrá su propia versión). Pues bueno, algo tan básico como eso, se nos suele pasar cuando empezamos a dialogar.

Si a esto le añades una información velada, la secuencia comenzará en alto, el espectador estará contigo. Creo que es importante saber velar la información, no darla toda, dejar zonas de indefinición en los diálogos. Por ejemplo: a mi me gusta empezar las secuencias en plan: “¿Ya te lo han dicho?”. El espectador ya quiere saber quién te lo ha dicho y el qué. Has sembrado la duda, la incertidumbre.

El diálogo también es una fuente para lanzar un subtexto en lo que se está diciendo. Me pasó en la otra película que vi, “Contagio”. Casi al final de la película Matt Damon entra en un cuarto de su casa y encuentra una cámara de fotos. En ella verá imágenes de su mujer (que en este momento tendrán un gran trasfondo emocional para él). Su hija le llama (más o menos así):

            – ¿Vienes papá?

            – Ahora voy, estoy buscando la cámara de fotos.

Al mentir, nos esconde una verdad, dolorosa, para él. El diálogo es un buen lugar donde diseminar el subtexto de la imagen y, sobre todo, algo que me gusta especialmente, decir mentiras para esconder verdades. La relación verdad – mentira en el diálogo creo que es muy interesante.

Parece que muchas de las cosillas que comento también estén en ese escueto diálogo de “Eva”, sin embargo, no parece funcionar. Porque una de las tonterías que suelo hacer y creo que mejor hace avanzar a una escena es que aquello que se puede decir en imágenes no hace falta dialogarlo. Y la imagen, en esa secuencia ya decía, ya nos traía la esencia de lo que se dice. Lo que se dice es un subrayado, a mi entender, que sobra.

Y es que en ocasiones nos emperramos en escribir unos diálogos sutiles, interesantes, elocuentes o brillantes, y una mirada o una expresión a tiempo, pueden resolver el dilema.

6 pensamientos en “¿TODO BIEN? SÍ

  1. Gab, en cuanto a los actores protagonistas, mi acompañante y yo tuvimos una sensación extraña, nos parecieron demasiado jóvenes para sus papeles. Esto nos hizo pensar, cuando acabó la película, que en realidad todos eran robots…

  2. Recientemente he visto en el cine “Contagio” y desde luego no la recomendaría a nadie. De los 4 adultos que la vimos en el cine, una se durmió y a los otros tres nos pareció un bodrio de final. La primera media hora promete y genera expectativas, pero a medida que avanza se va desinflando hasta llegar a un final que consigue zarandearte al hacer que te preguntes ¿Pero ya ha acabado? Gab, puedo decirle que la gente que estaba en el cine tardó en levantarse de la butaca. Sorprendida sí, pero no por su originalidad. En mi opinión el final arruinó el desarrollo e interés que pudo suscitar la trama desde el principio.
    Por otro lado, me ha parecido interesante el contenido del post en lo que respecta al uso de los diálogos y las voces en off. Parece lógico evitar lo evidente y utilizar la imagen adecuadamente, por aquello de que en un medio como este, una imagen vale más que mil palabras. Sin embargo se me ha planteado una duda. Supongo que en el ejemplo que expone”¿Todo va bien? Sí” sirve la misma argumentación cuando la respuesta es No. Pero si la respuesta fuera: ni si ni no, ni fu ni fa, ni bien ni mal, ni blanco ni negro, serviría un simple alzamiento de hombros o que solución propone. Gracias.

  3. Hola Regla,

    Creo que el diálogo en si se podría haber evitado. Sin diálogos y con imágenes se puede hacer interesante una escena. O mejor, con un diálogo que vaya a la contra de las imágenes. Hitchcock era un genio para esto.
    Por otro lado difiero de ti en la valoración de “Contagio”. Si algo me resulto interesante (y es a lo que juega la película) es a encontrar la zona cero del virus. Eso creo que es lo importante. Te mantiene en tensión por saber de donde nace el virus. Tampoco es que sea una grandísima película, pero se deja ver bastante bien.

  4. Gracias por la respuesta, Gab. Supongo que la fijación de una escena que hable por si misma puede sustituir perfectamente el diálogo.
    Sobre “Contagio”, vale que la película juega a eso, pero se puede llegar a esa zona cero de una forma no tan plana ni cortante, que no da sensación de final, sino de que falta algo. De verdad que la gente tardó en levantarse y se miraba sorprendida, como nosotros. Ahora no me viene ninguna peli a la cabeza, pero esa forma de narrar que conduzca al origen es bastante habitual y no recuerdo haberme sentido tan decepcionada como en esta. Bien mirado, una buena razón para recordarla y distinguirla de las tropecientas pelis de virus y catástrofes que pululan por ahí.
    De todos modos, es mi apreciación subjetiva. Como puede imaginar, no pretendía convencerle. Seguro que hay otras pelis en las que podremos mostrar una opinión más convergente.

  5. Hola Gab, interesante artículo aunque no estoy de acuerdo respecto a Eva: a mí me pareció una película notable, incluso aceptando que los personajes no son los mejores construidos de la historia de la narrativa. A mí me falló como ha comentado un compi más arriba el tema de las edades… aparte de que los tres son muy jóvenes y no es creíble que sean grandes científicos a esas edades o padres de una niña de cierta edad… (por cierto, sólo me pareció a mí genial la actriz que hace de Eva?). En el diálogo que aludes tienes razón, según veo yo, pero sólo en parte. Si no recuerdo mal estás hablando de muy al principio de la película y es la primera vez que sale el personaje de Marta Etura y el director y/o guionistas quieren recalcar que hay pasa algo… te doy la razón que hubiera sido más sutil/ adecuado un simple juego de miradas.
    En cuanto a la norma de que es mejor siempre mostrar en imágenes que escribir en diálogos, en principio de acuerdo, pero siempre hay excepciones: uno de los mejores guionistas que conozco (para mí el mejor junto Kauffman y Mamet) Aaron Sorkin se pasa por el forro esa norma y escribe guiones abigarrados en que los personajes hablan y hablan mientras hacen cosas de lo más banales. Te recomiendo en este sentido Studio 60 que es una auténtica obra maestra.

  6. Un par de acotaciones que no tienen que ver con el contenido del post. Por un lado, me sorprende la reivindicación inicial del D’Or, viniendo de quien viene, porque proyecta siempre versiones dobladas. Por otro, imagino que en la referencia a Owen y Cruise se quería decir TALLUDITOS (es decir, con cierta edad), y no TULLIDITOS (es decir, con miembros amputados).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s