EXPERIENCIA CASTING

Por Martín Román.

En marzo de 2012 dirigiré junto a Iñaki Antuñano el cortometraje 19/03, un thriller ambientado en el último día de las fallas, la nit de la cremà, que coincide con el Día del Padre. En esta historia un hombre busca a su hijo de 10 años que se ha escapado de casa para ver la mascletá al mismo tiempo que debe conseguir dinero para zanjar una deuda de juego, mientras tanto el niño pasa su tiempo perdido junto a una niña y otro niño de su edad.

Algunos actores están claros, el padre será Zoe Berriatúa y Hwidar Abdelatif uno de sus antagonistas, encontrándose de nuevo estos dos intérpretes tras sus excelentes trabajos en la tvmovie 11-M, galardonada con un Premio Ondas.

Las dificultades llegan a la hora de encontrar actores niños. No hay muchas producciones audiovisuales en las que participen niños y justo deben tener una edad concreta. Ana Lorenz y Ricardo Sánchez-Sáez nos recomendaron que acudiésemos a Gente de Cine, una empresa de casting para audiovisual y publicidad, pues para su corto Atari también necesitaban niños y les ayudaron mucho. Allí fuimos Iñaki y yo con algunos de los nombres que habíamos anotado tras ver las fotos de niños y niñas en su web. Una vez allí Cristina Tamagnini nos asesoró y nos mostró algunos vídeo-casting que habían hecho con los niños. De la foto al vídeo las cosas cambian mucho, de nuestra selección de fotos desechamos algunos porque no cumplían con el perfil que buscábamos y se añadieron otros en los que no nos habíamos fijado. Además se pusieron anuncios en escuelas de teatro.

Faltaba una semana para el casting, Lorena Lluch y Aina Requena de Claroscuro Producciones se encargaron de organizar las citaciones para que vinieran por turnos y no se nos juntaran 30 niños de golpe.

A Iñaki y a mí nos correspondía organizar las pruebas. En un ataque de pánico o de inseguridad hacia mi propio guión decidí ver Los Goonies y Cuenta conmigo para buscar escenas con diálogos que los niños pudieran interpretar. Descubrí que Los Goonies era un poco pobre en ese sentido todo lo contrario a Cuenta conmigo aunque con unos adolescentes que muchas veces hablan como adultos. Como nota curiosa hay un diálogo graciosísimo sobre quien es más fuerte si Superman o Súper Ratón que estoy convencido influyó en directores como Quentin Tarantino y, especialmente, en Kevin Smith.

Iñaki se encargó de sacudir mi inseguridad e insistirme en usar escenas de 19/03. Al repasarlas y pensar en qué les íbamos a pedir a nuestro pequeños actores éstas empezaron a crecer y recuperé la confianza. Esto no significa que ya estuviera tranquilo.

La noche previa al casting apenas pude dormir. A pesar de mi tendencia natural a madrugar, tenía miedo de dormirme por la mañana y temía no saber expresarme a la hora de pedirles a los niños lo que buscaba en cada escena.

Pensaréis que estoy soltando un rollo que no tiene mucho que ver con el contenido de este blog. Ahora llega el apunte sobre guión. Había dos escenas que hacían los chavales. En una interpretan a Carlitos mientras discute con su padre, es la escena detonante de su fuga. En la segunda, comparten escena con el otro niño y la niña para ver así la química entre ellos y que interpretasen tanto al protagonista como a su antagonista. En la primera, como no teníamos a Zoe para dar las réplicas, le tocó a Iñaki interpretar al padre. Según él eso no le permitió estar muy atento a la interpretación de los niños pero justo después me comentaba que con unos se sentía más cómodo actuando que con otros, justamente eran los niños que más nos habían gustado (aunque todavía no hemos decidido cuáles serán los elegidos). Fue durante las pruebas con estas escenas donde detecté algunos “problemas” del guión, o mejor dicho, la escena que son un poco abstractos; a ver si consigo explicarlos. Es como si en el guión todo siguiera un orden lógico y establecido pero al ponerlo en práctica te pide que las cosas se mezclen y se solapen, que el caos invada esa jerarquía de acciones, miradas, palabras y silencios que tan minuciosamente había organizado sobre el papel. Ahora toca reescribir esa escena e intentar aplicar ese principio al resto de las escenas. Quizá esto haga que en el rodaje todo vuelva a adecuarse a un escrupuloso orden.

Acabando este artículo se me ocurre una última reflexión. Nuestra profesión es solitaria, y aunque todos conocemos a actores y actrices tal vez nos daría cierto reparo llamarlos para que interpretaran tu guión o alguna de tus escenas simplemente para buscar nuevos matices en tu texto. Pero entre nosotros podemos quedar para hacer este tipo de juegos, salgamos de nuestras habitaciones oscuras cuya única luz proviene de la pantalla de un ordenador y mezclémonos para jugar.

6 pensamientos en “EXPERIENCIA CASTING

  1. ME PARECE INTERESANTE EL GUION Y ES CIERTO QUE CUANDO SE PONE EN PRACTICA CON LOS PERSONAJES COMO TU DICES ES MECANICO TODO Y PARECE QUE ESTA TODO PENSADO PALABRA A PALABRA Y ESO LE HACE SER INSIPIDO NO SE SI ES LA PALABREJA ACERTADA PERO SI NO TE DAS CUENTA Y LO VES ANTES DE METERTE EN DIRECCION ES UN PASO ATRAS EN TIEMPO
    SABEMOS QUE DESPUES DEL KAOS CON K TODO ES MAS VIABLE
    SUERTE

  2. Esa última frase se puede malinterpretar… jeje
    Yo siempre le doy a leer el guion a un actor de mi confianza para tener otro punto de vista distinto, y sus indicaciones suelen venir por las cosas que has comentado. Le salta la alarma cuando describo demasiadas acciones y los actores pasan a ser marionetas, algunos diálogos imposibles o que chirrían (supongo que los detectan mejor porque lo actúan al leerlo, o visualizan mejor como quedará), y también en incongruencias de personajes que se pueden haber pasado por alto (atapuercas de otras versiones). Un abrazo Martín.

  3. Hace quince días participé como ayudante de dirección en un corto y una de las muchas cosas que quedaron claras es que los guiones deben ser confirmados con la realidad:

    – la realidad de los que se puede decir: hay frases que quedan geniales en el papel y que son imposibles de interpretar por los actores: no son naturales, no son fluídas, contienen palabras imposibles, no concuerdan con la acción.

    – la realidad de lo que se puede hacer: una vez que los personajes salen del papel se descubre que hay cosas que no se pueden hacer sin parecer envarados, en el tiempo que se requiere o diciendo lo que tiene que decirse.

  4. Mi hija estuvo en el casting y os tengo que decir que desde entonces vive pendiente del teléfono. Aunque no resulte elegida la experiencia resultó más que enriquecedora. Gracias a todos!

  5. Estimado o estimada Anónimo,

    Lo cierto es que fue un placer la experiencia con los niños y las niñas, el nivel y la frescura de tod*s dificulta cerrar la elección, además la elección no se basa sólo en lo bien o mal que lo haya hecho también en la química que pensamos que se pueda crear entre los dos niños y la niña que finalmente sean elegidos. Esperamos poder responderos tanto si sí como si no a finales de esta semana o como muy tarde el próximo lunes.

    Gracias por tu interés y me alegro de que el casting le resultara enriquecedor a tu hija.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s