¿Y QUÉ HA HECHO EL GUIÓN POR TI?

Escuchad, Bloguionistas: tenemos a Ángela Armero. Así podría empezar el mensaje para anunciar la OPA hostil con la que a veces (n)os amenazamos, en broma, al charlar con nuestro común amigo Barrejón.   Haya paz… pero permitidnos que hoy os tomemos prestada la musa y sea nuestra firma invitada.  Os la devolveremos en buen estado.  Un abrazo, compañeros.  Y bienvenida, Ángela, el post es tuyo.

por Ángela Armero

John Fitzgerald Kennedy, en uno de sus magníficos discursos, dijo: “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti; preguntáte qué puedes hacer tú por tu país.” Los guionistas somos más de lo segundo. Lo sé porque en cuanto me han invitado a participar en este estupendo blog lo primero en lo que he pensado es en eso, en qué he hecho yo por los guiones, en qué andanzas me he visto, qué patéticas aventuras he vivido trabajando. Ya sabéis que somos bastante “batallitas”, algo quejicas y en mi opinión, con motivos para ello. Es una profesión dura, pero maravillosa también.

Así que hoy he decidido preguntarme, para variar, qué ha hecho el guionismo por mí. Y he descubierto que ha sido la fuerza motora detrás de la mayoría de las cosas buenas de mi vida. Intentaré ir en orden.

En la Escuela de Cine de Madrid, estudiando guión, pasé tres años divertidísimos, escribiendo grandes basuras, pero aprendiendo mucho y conociendo a los que hoy, una década después, son algunos de mis mejores amigos, con los que he compartido risas, desvelos, cines, copas, trabajos e intimidades.

Con el guión que escribí en mi último curso empecé una relación laboral con un director y guionista con el que escribí muchísimos proyectos de cine y televisión durante seis años, tiempo en el que estuve trabajando en casa y seguí aprendiendo. Uno de esos proyectos se convertiría en “El Diario de Carlota” (2010).

Entre 2004 y 2005 escribí un guión por mi cuenta. Visitando a unos amigos de mi familia en Los Ángeles, conseguí que se lo leyera un productor a quien le encantó. Este guión fue traducido y adaptado, firmamos un contrato de opción de venta (que se ha venido renovando desde esa 2005) y trabajamos en esa historia. Lo mejor fue poder estar una semana en casa de este productor, puliendo el guión, y viajar a San Francisco a hacer localizaciones. Era como estar dentro de un making of, y puedo decir que aquella fue una de las mejores semanas de mi vida.

En 2007 hice una prueba para una serie en la que trabajé en dicho año, y con cuya productora llevo varios años trabajando, he coincidido con gente maravillosa y me ha permitido escribir, entre otros muchos proyectos, la tv movie “Alfonso, el Príncipe Maldito.”

En 2007 gané el concurso de guiones del festival de Medina del Campo y pude hacer mi primer corto. En 2010, una productora accedió a una subvención gracias al guión que yo había escrito y así he podido estrenar este año el segundo.

Lo poco o lo mucho que sé del tema me ha permitido dar clases y conocer a gente estupenda, sobre todo en Hotel Kafka, donde he conocido a gente muy talentosa y he pasado muy buenos ratos.

Escribir me ha dado muchas cosas. Obviamente, dinero y una profesión. Pero sobre todo, le ha dado a mi vida sentido y propósito, y me ha dado la satisfacción de poder decir que hago lo que me gusta, y que soy una afortunada por ello.

Hay muchas omisiones en mi relato. ¿Qué pasó con todos esos proyectos que escribiste con el guionista-director? ¿Y qué pasa con la peli en EEUU? ¿Y de tu trabajo de estos años en la productora de televisión?

Tengo el cajón (metafórico) a reventar de los proyectos que he escrito profesionalmente (con productora, cobrando, efectuando muchísimas versiones) y que no han salido por diversas causas. Ignoro si la peli de EEUU se hará o no. Y lo mismo se puede aplicar a una serie en la que llevo mucho tiempo trabajando. Mi primer corto acabó con buena parte de mis ahorros. Me he llevado más palos de los que puedo recordar, y nunca me he terminado de acostumbrar a ellos.

Podría escribir el artículo opuesto, pensando en todo lo que he hecho por el guionismo y en lo poco que me ha devuelto o se ha materializado, y el balance sería, si lo contara desde una óptica negativa, bastante chungo. Pero hoy he querido pensar en lo bueno (que cualitativamente pesa mucho más que lo malo), y en vez de contar mi carrera como lo haría alguien un poco cenizo y coñazo (admitámoslo, casi todos los guionistas somos esa persona alguna vez) y escribirlo como si mi personaje, en vez de ser similar en espíritu al guionista calvo que toca el oboe en “Adaptation”, fuera alguien más positivo, alguien como Danny Kaye en “Cantando bajo la lluvia”, ese amigo despreocupado y entusiasta al que le cuentas un problema y en vez de abandonarte a tus penas te dice, “¿Sabes qué? Por qué no hacemos esto..”

Y poder hacer como él en el vídeo: llevarse tortas y más tortas sin dejar de pasárselo bien y sentir que es maravilloso hacer lo que uno quiere y entretener a los demás.

8 pensamientos en “¿Y QUÉ HA HECHO EL GUIÓN POR TI?

  1. “De un blog que se llama La solución Elgante, no se podía esperar menos. Ni mejor pregunta, ni mejor respuesta.
    Suscribo todas sus palabras. Hasta eso de “Haya paz (paratodosjuntos) y después guiones (para quien quiera escribirlos)
    Recuerdo una máxima (tipo cliché) que mencionaba Ker Robinson: “Si los insectos (incluso, los que pican y vuelan) desaparecieran de la faz de la tierra, en menos de 50 años desaparecería la vida del planeta, pero si en lugar de los insectos fuesen los hombres, en menos de 50 años florecerían todas las formas de vida”.
    Puede parecer desesperante, pero es algo que escapa a nuestro control. Incluso las malas hierbas brotan espontáneamente y no nos queda otra que arrancarlas (y me parece bien que lo haga)

    Si le digo la verdad, la primera impresión que me causó su post antes de leer a Fernando fue una escena de la película de “Eduardo Manos Tijeras” (no sé si la ha visto). En ella se encuentra el padre de familia en el jardín, podando unos arbustos, un tanto distraído oyendo un programa de la radio (una forofa del barça, siendo hincha del Valencia y del Madrid ¿se lo puede creer?) Y cuando se quiere dar cuenta, Manostijeras, (bicho raro donde los haya) empieza con la poda de una manera un tanto asombrosa y peculiar. Es como si de pronto por generación espontánea, surgieran una nueva raza (alienígena) de jardineros (pero no, en realidad no fue así, todo acabó bien finalmente. Los valores burgueses y el orden establecido reinaron de nuevo en aquella población).

    Desde luego que, Eduardo Manos Tijeras no era precisamente, la Virgen! No ya por sus evidentes taras físicas, sino porque nunca pretendió serlo. Pero eso sí, siempre llevó consigo a su Angel a cuestas. De esos que guardan y velan por ti. (Y no sé si será coincidencia o una señal del destino, pero esta mañana he salido antes del trabajo. No, no me han despedido, aunque razones últimamente tampoco les han faltado…jajaja.. En mi empresa se ha venido abajo la red y he salido una hora antes de tiempo, lo que me ha permitido cumplir con mis deberes en la blogosfera antes de tiempo y así poder disponer de la tarde libre. Y ojalá le coja el gusto, porque prolongar este vicio de la farlopa no hay cuerpo que lo resista)

    No dude que le seguiré leyendo, porque tal como le dije, su blog me parece una fuente inagotable de estímulo. Pero lo haré como “El último de la fila”, desde lejos, y en silencio”.

    l

  2. Amiga Regla, no entiendo nada. ¿Quizá se ha equivocado y ha publicado aqui el comentario a otro post o en otro blog? Que tampoco seria de extrañar, dado el ajetreo bloguero que hemos llevado estos dias entre osos amorosos y reyes godos.

  3. Por cierto que se me ha olvidado, si con el tiempo me echa de menos y quiere tenerme más cerca puede dirigirse a esta dirección de mail:
    sriodelinares @lasoluciónelegante.es (bueno, esto si que es una coña y de las grandes)
    Paco, no me diga que no fue buena la primera vez con aquello de @vivalavirgen (por lo menos yo si que eché unas risas..jajajaja)

    Un abrazo de los grandes

  4. Joder, Regla, ¡qué empanada mental tienes! Mira que te enredas y nos enredas. Conseguirás que nadie te haga caso.

    • Usted no tiene corazón! Si realmente ha visto repulsivas las taras físicas de Eduardo Manostijeras, no espere que le siga leyendo. Eso es porque no ha visto la peli, y es una história preciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s