UN GUIONISTA QUE NO HA VISTO NINGUNA PELI EN 3D

Por Martín Román

Ese debo ser yo, posiblemente me diréis que ya debería haber visto alguna debido a mi profesión. Y os daré la razón, pero lo cierto es que cuando alguien me nombraba el 3D se despertaba mi interés, luego me explicaba la trama y resoplaba.

También me cansé de escuchar entre a mi alrededor que el 3D era el futuro del cine y eso me preocupaba, como bromeaba Ricky Gervais en los Globos de Oro “parece que este año todo ha sido en 3D salvo los personajes de Johnny Depp y Angelina Jolie en The Tourist”. Por lo que he podido escuchar y lo poquito que he visto, de Avatar vi 15 minutos en 2D antes de quedarme dormido, las películas en 3D sólo tenían tres dimensiones en la imagen pero sus historias eran bastante planas.

Recientemente leía en El País la noticia “Wall Street desinfla la burbuja del 3D” . Resulta que la emoción y expectativas que generó Avatar en su estreno a finales de 2009 parecen haberse desvanecido. La gente ya no acude en tromba a ver a sus actores preferidos en relieve, ni a ver explosiones, coches por los aires o esquivar balas. Ahora que sus mercados tiemblan, los grandes empresarios de Hollywood aparecen desconcertados por las esquinas e ignoran cuál es la razón. Si no lo saben yo me pregunto por qué han llegado a ocupar esos puestos de responsabilidad.

No es la primera vez que el 3D hace aparición en las salas de cine. Nunca ha sido un gran éxito (bueno, nunca lo fue hasta ayer). La diferencia es que ahora venía de la mano de un director de prestigio secundado por una historia épica, no sólo por la trama del guión, también del tiempo que ha tardado en levantar el proyecto. Tanto que se le adelantaron otras producciones como UP, la única película en este formato que me han recomendado encarecidamente pero no por su técnica, sino por su historia.

 

Con la llegada del cine sonoro, el lenguaje cinematográfico pareció estancarse y abundaron los musicales insulsos para escuchar cantar al elenco artístico.

Directores como Chaplin estuvieron en contra del “progreso” que aportaba el sonido. La primera película sonora de Chaplin fue Tiempos Modernos. Es una película aparentemente muda pero en un momento dado alguien pone un disco que empieza a lanzar instrucciones, dejamos de ver el tocadiscos y aparecen los trabajadores de la fábrica obedeciendo las órdenes y Chaplin volviéndose loco al tratar de seguir esas órdenes. Una crítica al “progreso” fordiano de producción en cadena pero también a la imposición del “progreso” (sonido) en el cine.

No me atrevería a decir la primera, pero sí una importántisima aportación al cine sonoro llegó de la mano de Fritz Lang con su primera película sonora. En M, el Vampiro de Dusseldorf, el sonido adquiría fuerza dramática y un poder aterrador ilustrado por una cancioncilla que silba el asesino antes de cometer sus crímenes. Lo maravilloso de este silbido es que sucedía fuera de cuadro, lo cual alimentaba aún más la inquietud del espectador con aquella ley de más vale sugerir que mostrar. Esta cancioncilla alegre anunciaba la tragedia. ¡Vaya, en ambos casos adquiere fuerza aquello que no vemos!

 

Actualmente me encuentro escribiendo un largometraje que combina comedia, acción, terror y aventuras (a lot of meets) con sus dos directores. En algún momento ha surgido la duda o el interés de plantear su rodaje en 3D. Siempre que me han pedido opinión (como guionista no creo que me toque decidir al respecto) he apostado por el 2D, no sólo porque hace la producción más barata. Como apuntaba anteriormente, los grandes aportes del sonido al lenguaje cinematográfico llegaron cuando estos apoyaron a la historia. A mí el 3D sólo me interesaría si la historia lo pidiese de verdad, es decir, si se encontrara en ese planteamiento tridimensional una aportación dramática con un poder de sugestión tan poderoso como el silbido de Peter Lorre en el clásico de Lang. Lamentablemente, el problema del 3D es que estás obligado a que el elemento dramático que introduzcas aparezca en pantalla.

6 pensamientos en “UN GUIONISTA QUE NO HA VISTO NINGUNA PELI EN 3D

  1. Molt bona reflexió. Jo encara continue preguntant-me perquè ningú aprofita DE VERITAT les possibilitats expressives del 3-D, més enllà de llençar objectes des del tren de la bruixa. Tot un camp per explorar, malgrat els diferents intents d’explotar-lo al llarg de la història…

  2. La verdad es que por mi parte como mas tecnico, te digo que desde el principio de la moda todo el mundo (con dos dedos de frente) sabia que lo del 3D, tal y como se esta vendiendo…. no.
    El 3D stereoscopico funciona sobre todo en las peliculas de animacion 3D. Si ves una peli de animacion tradicional en 2D, veras que el efecto es muy extranyo.
    Es todo por dinero. “Avatar” (que no deja de ser un remake de Pocahontas futurista y en motion capture), lo que aportaba de verdad era la captura de movimiento facial (con lo que el motion capture llega a nuevos puntos de realidad), y abarataba falsamente el proceso de rodaje en sterocopico (claro, porque un 90 por ciento de la peli es en animacion no esta rodado)
    La “revolucion” real ha sido que el “filtro” por llamarlo de alguna forma, con el que crear el efecto stereoscopico de hecho, si es muy barato para aplicarlo sobre todo en las peliculas de animacion 3D, sin embargo, el proceso para rodar una pelicula de ficcion con las camaras 3D sigue siendo caro y engorroso (por eso, a la hora de la verdad muchas de las peliculas de ficcion que se estrenan en supuesto 3D stero, son en postproduccion, “El ultimo airbender”, “Alicia en el pais de las maravillas”, etc…
    Sin contar con el detalle de que aunque se ha abaratado la tecnologia que puede reproducir el 3D stereo (casi cualquier cine puede disponer del equipo). A la larga, sigue siendo un conyazo para el espectador, que cuando va al cine necesita de las dichosas gafitas que suponen una incomodidad.
    Vamos, la autentica revolucion del 3D (que sera el siguiente paso), sera cuando se logre hacer y emitir las pelis en efecto 3D sin necesidad de gafas o accesorios que te permitan verlo… Mientras tanto, seran modas pasajeras

  3. Creo que la industria confiaba en que, como estos no lo puedes ver en tu casa… pues vendrás al cine y pagarás por cullons. Pero no ha colado.
    Hasta que no se descubra la manera de que el 3D aporte nuevos elementos dramáticos a las historias y que las películas en este formato aporten algo nuevo a nivel de trama respecto a las de 2D, yo creo que nadie va a pagar 10 eurazos por ver un cine con gafitas.
    Como han dicho por arriba, el cine sonoro inventó el silencio… ¿Qué va a inventar el 3D? Ahí tenemos la clave.

  4. La revolucion de Avatar era la captura de la actuacion y un sistema permitia rodar con decorados digitales en tiempo real, y eso es lo que mas influencia va a tener en cine futuro. El 3D era algo totalmente secundario. Lo unico que han hecho es coger peliculas reguleras y venderlas con el 3D como unica novedad, lo mismo que en las ultimas decadas se ha hecho con los FX digital, y ese modelo es el que esta en crisis. La gente quiere argumentos tan sofisticados como los que encuentra en serie de TV, al lado de ciertas series monumentales, una historia de dos horas sabe a poco. A no ser que se trabaje mucho mas, el cine ya no va a poder ser mas simplemente ponerle unos FX/actores/3D carisimos a un argumento y personajes de saldo.

    Donde mayores aplicaciones narrativas tiene el 3D es en los videojuegos, es decir, en historias interactivas. Es el unico medio donde yo veo aportaciones al nivel de las que tuvo el cine sonoro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s