CÓMO PREPARAR TU CURRICULUM PARA INTERECONOMÍA

Chon de González

Este post va dirigido a todos los trabajadores del audiovisual, especialmente a los que desarrollan su actividad en el entorno de las televisiones autonómicas y pretende ser una guía práctica que facilite encontrar trabajo en un futuro cercano.

Habida cuenta de que la tdt es mucha party y que según nos van anticipado nuestros gobernantes (los viejos, los nuevos y los futuros), la party no ha hecho más que comenzar ya que sus empresarios afines recogeran los restos de las televisiones públicas, ahí van unas sugerencias para adaptar vuestro vitae a los nuevos tiempos.


El nombre

Es probable que le tengas apego a tu nombre y no te voy a decir que debas cambiarlo entero por mejorar tu curriculum, pero no te cuesta nada añadir una pequeña preposición delante de tu apellido. Un “de” será suficiente para que tu vulgar nombre de herencia proletaria adquiera algo de alcurnia,  de postín, y te coloque en una buena posición en la dura pugna por un puesto de trabajo en este sector. Valga este consejo excepto si te apellidas Pravado, por motivos obvios.

La foto

¿Que es eso de poner una foto de fotomatón? Sí, esa que te sobró del pasaporte, la que te hiciste con el madrugón,  la que parece sacada de un póster de una comisaría. Olvida esa mierda. Péinate, quítate las barbas si las tuvieres y vístete como el señor manda, y cuando digo el señor, me refiero al señor Lacoste o al Señor Hilfiger. Suetercito al cuello opcional. Cuando lo hayas hecho vas a un estudio y que te retraten. Pon una en tu curriculum y envíale otra a tu abuela.

La formación

No seré yo quien os pida que os avergoncéis de haber estudiado en una universidad pública, pero quizás en vuestro próximo curriculum deberíais añadir un posgrado en una privada, apostólica y romana. Todo el mundo miente un poco en los curriculums, no os preocupéis por eso, además, exagerar no es mentir y seguro que habéis entrado un ratito en una católica y también puede que en alguna universidad privada.

Idiomas

Sin idiomas no se va a ninguna parte… excepto a la Moncloa, claro. Y que duda cabe que son cruciales a la hora de seleccionar un curriculum entre muchos otros candidatos. Mi consejo, amig@s, es que de cara a lo que va a venir toméis una serie de precauciones:

El Inglés:  Puede que lo sepáis gracias a Muzzy, a las series en versión original o a la escuela oficial de idiomas… Lo siento pero no es suficiente. Apliquemos la regla “Para un verdadero patriota, todo lo extranjero es mejor” y dejad caer que vuestra formación en inglés se ha complementado en Boston, Washington o Hogwarts. Y si tenéis oportunidad de pronunciarlo en la entrevista hacedlo con un acento muy afectado, ¡exacto!, como Beatriz Montañez imitando a Carrascal.

El Catalán: Cuidado con este idioma, mi consejo es que lo pongáis pero apostillando que sólo lo habláis en la intimidad. Tampoco es aconsejable que lo intentéis con su variedad valenciana, es probable que para esa época hayan conseguido que sea una lengua muerta, y eso no es nada “in“.

El Euskera: Ni se os ocurra, decir que sois proetarras no es una buena idea.

Prácticas

Lo mejor para no mojarse ni mentir más de la cuenta es que pongáis que las habéis hecho en la empresa de papá, así como suena. Si vuestro padre es pescadero tampoco hace falta que se entere nadie, pero si en algún momento le echasteis una mano sacando las tripas de las lubinas, pues no estaréis mintiendo.

Si resulta que vuestro padre es funcionario, pues claro, poco le pudisteis ayudar. Entonces decid que las prácticas las hicisteis en empresas de reputación contrastada como La Cope, El Mundo, cualquier periódico deportivo o, si queréis rizar el rizo, en la Academia de Historia.

Experiencia Laboral

Si en el resto de los epígrafes lo habéis hecho bien, no os tendréis que preocupar mucho por este, la meritocrácia es muy platónica y se avecinan tiempos de elitocrácia.

Aún así os daré un par de claves de cómo orientar vuestra experiencia profesional en el curriculum de la nueva era:

Pongamos que eres guionista de comedia. No tienes más que enfocar tus aptitudes para retorcer la realidad consiguiendo con ello un efecto jocoso en el espectador inteligente y  postularte así como redactor en algún programa de debate.

En el caso de que lo tuyo sea la ficción, pues hay muchos programas informativos donde esa experiencia será valorada adecuadamente.

¿Y si tu dedicación ha sido, mayormente, la seria y deprimente información política, ausente de chispa y de humor? No temas, amig@, en programas como Los Clones podrás continuar tu carrera si apreciar grandes cambios.

Incluso si eres actor, alguien capaz de meterse en cualquier piel, de dotar de verdad y humanidad cualquier personaje por grotesco que sea…, respira, hay un sitio para ti en las múltiples y espontáneas entrevistas callejeras.

Espero que os sirvan estos consejos, yo por lo pronto voy a empezar por lo del nombre, por lo que pueda pasar.

4 pensamientos en “CÓMO PREPARAR TU CURRICULUM PARA INTERECONOMÍA

  1. Valor y al toro!!! De haber sugerido en el apartado de idiomas el curso de inglés: “Aznar inglis/inglis Aznar”, la propuesta sería impecable, Chon. Yo creo que los apadrinan, fijo.

  2. …Yo ya me estoy haciendo el mío. Va a quedar essssstupendo siguiendo estos consejos. Sólo tengo una duda: ¿La Courier New es una tipografía “in”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s