22 DE MAYO… ¿SESIÓN CONTÍNUA?

 por GuionistasVlc

Seguramente todos tenemos ya en casa las papeletas que, por gentileza de los partidos, nos han inundado el buzón estas semanas. Seguramente estamos todos hechos un lío: no conocemos a casi nadie que esté convencido al 100% de lo que desea hacer el domingo. Quien más quien menos ve zonas de luz y zonas de sombra en todos los candidatos (al menos en ése sentido son héroes y villanos dramáticamente bien diseñados: todos nos hacen dudar).

Para complicar un poco más las cosas hay, desde hace días, una contestación en la calle como no se veía hace años. Una contestación que da que pensar, que nos viene a decir que las cosas ya no podrán seguir siendo como hasta hoy… pero tampoco sabemos a ciencia cierta de dónde sale, si hay alguien detrás, en que se traducirá al final…

De todo esto nos falta un dato fundamental: ¿en qué parte de la historia estamos? ¿Es un clímax? ¿Un incidente desencadenante? ¿Un punto de giro? ¿O quizá tan sólo una trama secundaria porque la principal aún no hemos llegado a verla? Como guionistas sabemos muy bien que una misma situación, unas mismas palabras, dicen cosas muy distintas según en qué momento de la historia nos encontremos. Bonito tema para la jornada de reflexión que empieza en unas horas.

A falta de una escaleta que nos sirva de orientación, centrémonos en la secuencia que tenemos por delante: el 22 hablaremos (incluso quien se quede en su casa ya estará diciendo y haciendo muchas cosas, aunque lo niegue). Y mañana, reflexión. Ahora es el momento del flash-back, en que aparece sobre la pantalla el rótulo que dice:

FOUR YEARS AGO…

Pues bien, four years ago aún corría el dinero fácil al que se refería Chon anteayer. Un dinero que nos alimentaba razonablemente, aunque no terminaba de oler del todo bien. Pero tenía unas virtudes hipnóticas indudables.

Por ejemplo: quienes hoy están amenazados por un ERE en la TV pública no lo estaban aún y contemplaban con cierta indiferencia el destino de otros compañeros que ya llevaban tiempo en la puta calle.

Los informativos controlados por el gobierno autonómico tenían el mismo nivel de desvergüenza que hoy. En los despachos de algunos directivos de la casa ya sucedían “presuntamente” ciertas cosas propias del porno más cutre.

El Consejo de Administración ya era el refugio de cuñados, candidatos que se quedaron sin escaño y deudores varios. Y ya era una fabulosa máquina de devorar dietas. Ni entonces ni ahora escuchamos a nadie pedir la profesionalización de éste organismo, para que deje de ser un asilo para políticos en la reserva.

Las productoras que hoy están temblando por los impagos ingresaban mucho dinero, pero mucho. Lo que no les impedía pagar tarde y mal. Ahora están mal, pero no peor que otras empresas que ni siquiera tocaban bola cuando las tres “elegidas” se comían ellas solitas la totalidad del pastel. En proyectos, dicho sea de paso, de dudoso interés.

La Ciudad de la Luz era tan innecesaria como ahora, tan deficitaria y fantasmagórica. Nadie se atrevió a decir que detrás no había más que una de las maniobras especulativas propias de la época: “hagamos ciudades de esto y lo otro para que los terrenos colindantes se revaloricen”.

Somos guionistas, gente del audiovisual en general… pero hablemos de más cosas, porque también visitan este blog otros trabajadores de la cultura: músicos, actores, bailarines, payasos… tampoco lo tienen fácil:

En estos cuatro últimos años se clausuró una exposición de la Unió de Periodistes en el Muvim porque algunas fotos eran muy molestas para el poder. En estos cuatro años Xavi Castillo ha seguido sin poder actuar en ningún pueblo gobernado por el partido en el poder, en estos cuatro años se amenazó a la Universidad de Valencia y a los participantes en el espectáculo Zero Responsables por tocar el incómodo tema del accidente del metro. La gente de la danza, aunque les veáis bailar, no están tampoco nada contentos. Ni los actores, ni los músicos…

En estos cuatro años las escuelas de música de nuestras bandas, auténtica cultura de base, se han empezado a plantear el cierre por los recortes de las ayudas. La FIA-UIMP, que fue una excelente escuela, dejó de formar guionistas. El inventario de teatros se ha reducido con el cierre de varias salas, la última de ellas una histórica como El Micalet. Mientras tanto, las costosísimas instalaciones de la Ciutat de les Arts están a punto de ser subarrendadas a la BBC (bodas, bautizos y comuniones).

No pasa nada que no venga pasando hace ya muchos años. Pero la crisis de la economía es como una marea baja: ha dejado a la vista los arrecifes sobre los que antes navegábamos sin preocupación. Pero ya estaban allí, dispuestos a rajarnos el casco y enviarnos a pique.

Ha faltado un contexto económico favorable, cierto. En todo el mundo. Pero, al menos en la Comunidad Valenciana, ha sobrado mala gestión, amiguismo, corrupción… y se ha echado de menos visión de futuro, sensibilidad, tolerancia, generosidad… altura política, en resumen. Es necesario un cambio, pero no sólo de caras: no servirá de nada si repetimos los errores del pasado.

Durante las últimas legislaturas hemos visto cómo la situación de la cultura en general – y del audiovisual muy especialmente – se ha ido degradando progresivamente, hasta llegar a la caída libre de los últimos tiempos. Pero nuestro trabajo, como el de todos los demás agentes culturales, no tendría por qué ser un ruinoso agujero negro. La cultura, bien gestionada, puede ser también rentable y es capaz de crear un movimiento de retorno de los recursos que se han invertido en ella. Y puede servir también de escaparate de nuestra tierra hacia el exterior, de manera más eficaz y auténtica que unos “grandes eventos” que sólo se sostienen tirando de chequera. No basta ya con frenar este proceso: necesitamos darle la vuelta si queremos sobrevivir.

El domingo toca decir la nuestra. Algunos hablan de abstención (¿y por qué no de exilio, ya puestos?). Cada uno de nosotros cuatro no sabemos – ni nos preocupa- qué van a votar los otros tres compañeros. Pero sabemos que sí vamos a votar y lo vamos a hacer “a contrapelo”. Porque queremos que las cosas cambien, porque queremos trabajar, en nuestra casa, entre nuestra gente, en libertad. Y con la cabeza alta. Y con lo que tenemos ahora, no es posible.

Feliz Democracia a todos/as.

Un pensamiento en “22 DE MAYO… ¿SESIÓN CONTÍNUA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s