¿LEER GUIONES? ¿LEER PELÍCULAS?

Juanjo Moscardó es guionista, productor y presidente de EDAV , miembro de la Junta Directiva de FAGA y representante de FAGA en la FSE. Recientemente ha firmado con Fernando Colomo para que produzca y dirigida su nuevo guión: “Amor en polvo”.

Por Juanjo Moscardó (Firma invitada)

 ¿Qué pasa con los cientos, miles, millones de guiones que nunca se convertirán en películas? ¿Tendría sentido publicarlos?

Alicia Luna (coguionista de “Te doy mis ojos”) organizó el año pasado un coloquio muy interesante alrededor de la eterna pregunta de si el guión de cine era literatura. Como bien dice Alicia: “la polémica de si el guión es literatura o no, no acaba de empezar, si no que empezó ya en los años 20 cuando B. Brecht para ponerle punto y final advertía de que si se editaran los guiones y se distribuyeran nadie pondría en duda que son literatura.” Han pasado los años, se han editado guiones, y seguimos con la misma duda. A mí últimamente me da igual si se considera literatura o no, porque hay otra pregunta que no para de darme vueltas en la cabeza: ¿le podría interesar a la gente leer guiones? Eso sí que me gustaría saberlo.

Leer guiones es una práctica habitual entre los profesionales y los amantes del cine. En EEUU y Reino Unido hay bastante tradición de editar guiones, y la lectura está más extendida que en España, pero no nos engañemos, no es un fenómeno de lectura masivo. Además, se venden guiones “originales” encuadernados con gusanillo de versiones de antes del rodaje (realmente interesantes). La librería 8 y medio en Madrid tiene algunos de estos ejemplares (traídos de EEUU), y también se pueden descargar de Internet (pongo algunos enlaces que hay en la página de EDAV, la asociación de guionistas valencianos, y en la de FAGA).

Sin embargo, solo se publican guiones que se han convertido en películas, cuando lo interesante sería justamente editar los que no se han rodado y que solo leyéndolos podrán ser disfrutados. Hay gente que podría pensar que si no se han convertido en película es porque no tienen la calidad suficiente, pero si preguntas a varios guionistas la mayoría tienen historias terminadas hace años en los cajones, y lo que es peor, están más orgullosos de esos proyectos personales que de los encargos que han escrito y que precisamente sí que se han llegado a realizar por múltiples factores que escapan al guionista.

¿Podría ser una forma de dar una segunda oportunidad a esas historias haciendo que lleguen al destinatario para el que fue escrito: el público?

Cuando era tutor del Máster Iberoamericano de Guión de Cine de la FIA-UIMP había una pregunta que les hacíamos siempre a los alumnos: “¿El guión tiene autonomía propia?”. Muchos alumnos contestaban lo que había en la lección, que representa el pensamiento general: “el guión es una guía para hacer la película… no tiene entidad propia porque su razón de ser es convertirse en obra audiovisual… es un paso intermedio y no un fin en sí mismo…”. Mi opinión personal es que si lees un guión y te logra emocionar ya está, ya se puede considerar que es autónomo. Su transformación en película podrá ser mejor o peor, aumentar la calidad o joderlo directamente, pero será otra experiencia distinta.

Un ejemplo claro. Tuve la suerte de leer el guión “Horas de luz”, de José Ángel Esteban y Carlos López, antes de que se realizará la película, y leyéndolo me emocioné (alguna lagrimita asomó y todo). Cuando fui a ver la película al cine más de un año después… me dejó frío, indiferente, me defraudó mucho, y lo peor de todo, no conseguí conectar con la peli. La historia era la misma y el guión se había respetado porque los guionistas eran también los productores… ¿qué pasó? Creo que cuando una persona lee el guión se convierte en cierta manera en el director. Elige los ángulos de cámara, los planos, los cortes, le pondrá cara a los personajes (hará el casting perfecto sin problemas de presupuesto). Creo que no conecté con la visión sobre el guión de Manolo Matji, director de la película. La gente podrá hacer su película a medida, en cierta manera “dirigir” el guión en tu cabeza.

He preguntado a varios guionistas y algunos tienen dudas sobre este tema. Comentan que es difícil y aburrido leer un guión y que solo nos interesaría a los propios guionistas. Volviendo a citar a Alicia Luna: el 80% (de gente no relacionada con el medio) opina que el guión bien escrito sí es literatura, mientras que en conversaciones feisbukianas con cineastas el 80% opinan que el guión no existe sin película.” Con lo cual creo que somos los mismos guionistas y cineastas los que infravaloramos nuestro trabajo y creemos que no va a interesar al público, pero vayamos por partes…

Primero, leer guiones no es difícil. Es cierto que hay ciertas acotaciones técnicas, habrá que explicar qué son los encabezados de secuencia y para qué sirven… pero poco más. Con una pequeña guía al inicio con terminología y breve explicación… suficiente. Y seamos serios; si un productor puede leer un guión… ¡todo el mundo puede hacerlo! (perdonadme pero no he podido evitar el comentario fácil y jocoso).

Segundo, aburrido… solo si la historia lo es. Es cierto que el guión está escrito en presente y sin grandes alardes literarios, pero en vez de un inconveniente lo veo una virtud. Es un tipo de lectura rápido, y un tipo de escritura que no se detiene en el placer de la escritura por la escritura, sino que va directo a la historia, a los acontecimientos, y a las acciones de los personajes. No sé a vosotros pero a mí la primera parte de “La Regenta”, 200 páginas de descripción tras descripción,  me pareció un tremendo coñazo. No pasaba nada y estaba de Vetusta hasta los cojones. Pero cuando la novela se centra en los personajes, y las acciones de estos van desencadenando otras acciones cada vez más emocionantes… ¡¡Joder, ahí me lo pasé teta!! El guión es eso. Quitar toda la paja e ir a la esencia, y sobre todo no aburrir. Debe de tener cierto ritmo y unos personajes que se muestran como son a través de sus acciones y no de lo que piensan… Es un texto dinámico y que si está bien construido engancha porque está hecho para que así sea. Es cierto que no todos los guiones serán interesantes de leer, pero hay muchos que seguro que se pueden disfrutar perfectamente leídos, y de verdad pienso que la experiencia no será ni mejor ni peor… sino distinta.

Más ventajas. Un guión se puede leer en dos o tres horas. Es un formato ideal para la gente que va en transporte público a trabajar, en dos o tres días te lo has leído. También lo veo cojonudo para amenizar media mañana en la playa, o parte de la tarde en el campo, o puede apañar una tarde tonta en casa. Es una realidad que el consumo de entretenimiento ha variado.

Puede que a los amantes de la literatura no les entusiasme este “nuevo género”, o sí, pero creo que podría acercar la lectura a muchas otras personas a las que hoy por hoy les da pereza coger un libro, o son lectores ocasionales. Puede que me equivoque, pero cada vez las novelas tienden a ser más cortas, están escritas de forma más sencilla y directa, y las que tienen más éxito son justamente las más “cinematográficas”. Así que estoy convencido de que los guiones pueden tener su sitio, y se pueden asentar como nuevo género literario.

A los guionistas nos sería de gran ayuda por varios motivos. Por un lado, haría visible nuestro trabajo y nuestra profesión. La gente tendría en sus manos algo tangible, y así entendería mejor el importantísimo papel que jugamos en el proceso de elaboración de una película. Dejaríamos de ser los grandes desconocidos y por consiguiente mejoraríamos nuestras condiciones laborales. Y que conste que la visibilidad no es cuestión de ego, sino de que se valore nuestro trabajo en su justa medida. Cosa que desgraciadamente no pasa en estos momentos.

Desde EDAV le hemos propuesto al IVAC que publique en formato digital en su web los guiones que ha subvencionado desde el año 2000 hasta el 2008, y que aún no se han hecho película. El IVAC mandará una carta a los autores y si dan su consentimiento se maquetará y se colgará la última versión que manden de sus guiones. Así que desempolvad esos guiones, dadles una leída, haced algunos ajustes y esperemos que puedan tener una segunda oportunidad y que los lectores puedan disfrutar de esas historias. Sé que es complicado que la gente empiece a leer guiones, pero poco a poco espero que lo consigamos. Este es un primer paso, y desde las asociaciones de guionistas ya estamos trabajando en los siguientes.

Creo que el momento para popularizar la lectura de guiones es perfecto. El ebook se está consolidando y me huele que este medio sería el ideal para publicar guiones, o mejor dicho: “eguiones”, pero la explicación en otro post…

Para terminar, me gustaría saber varias cosas: ¿si habéis leído guiones? y ¿si os ha gustado la experiencia? Por otro lado, ¿lo que digo tiene algún sentido?

PD: si lo que contiene el siguiente vídeo se publica y se considera literatura… no me jodáis… ¡EL GUIÓN TAMBIÉN! Y TIENE MUCHAS PAPELETAS PARA TRIUNFAR.

32 pensamientos en “¿LEER GUIONES? ¿LEER PELÍCULAS?

  1. Sí, yo he leído guiones y me gusta la experiencia. Lo hago habitualmente, sobre todo para estudiarlos, pero también por curiosidad, por las historias que cuentan.
    En efecto, muchos lectores venden como virtud de una novela el que es corta y “visual”, “parece una película”. Es cierto que el formato no ayuda a leer (de hecho, puede estorbar) pero se podría “ajustar” en la edición.
    Sorprende leer la versión original del guión de “Spiderman” y luego ver en qué quedó la película, por ejemplo.

  2. Hola!

    No soy guionista, pero por curiosidad comencé a leer guiones hace un tiempo. Leí “para que no me olvides” , antes de ver la película, y que se te salten las lágrimas en un metro , a las 8 de la mañana dice mucho acerca de si el guión puede o no tener entidad literaria por si mismo. ¿Acaso no lo tienen las obras de teatro?
    También he leído bastantes en ingles, la mayoría de películas realizadas y con todo muchas veces no tiene nada que ver la película con el guión. Ejemplo, el de Hancock , inicialmente llamado “Tonight he comes” es mucho mas interesante el guión que la historia que al final se rodó.
    Es interesante, por comparativa entre novela-guión , leer alguna adaptación, para ver que las limitaciones que tiene la historia contada en un guión frente a una historia contada en una novela. El guión es (o debe) ser mas lineal, alejándose de introspecciones que son fáciles de llevar en una novela pero complicadas o farragosas de implementar en un guión. Para este aspecto , recomiendo la lectura del guión de “Nos Miran” después de haber leído la novela “Los Otros” de la que está adaptada. (No confundir con la película de Amenabar).
    Pero vamos, que leer guiones no tiene que estar reservado a guionistas, sino a cualquiera que disfrute con una buena historia.

    • Totalmente de acuerdo con tu última frase!! Esa es la esencia y me congratula saber que no solo nos interesa a los guionistas. Si se hace una buena promoción y se sabe vender el leer guiones a la gente yo creo que lo probarán y se engancharán.

  3. Erice dijo que quería que la gente viera, en sus cabezas, la adaptación que había hecho ya que nunca se iba a convertir en película. Quería que la gente disfrutara de la historia y de su visión como guionista, una pena que nunca la veremos realizada para poder comparar su visión con la nuestra.

    Kohonera, lo de la edición del formato será un buen tema de discusión. Es cierto que hay que facilitar la lectura, y estaría bien que hubiera buenos editores de guiones, y diéramos con el formato justo. Yo creo que hay que mantener la página por minuto. Creo que es muy importante y en las ediciones de 8 1/2 no lo respetan por ejemplo.

    Miguel, me he emocionado al saber que te habías emocionado al leer ese guión. Qué emoción… y dejo ya las emociones. Yo no me lo he leído pero guardo un gran recuerdo de la película (lloré y tó…).

    por favor aportad los links de los guiones que comentáis para facilitarnos la lectura como ha hecho óscar. El de Spiderman me ha picado la curiosidad!!

  4. Me agrada este post, ya pensaba que era el único rarito que disfrutaba leyendo guiones.

    Leí The social network antes de que se estrenase, y me encantó. La película me gustó, pero menos que el guión.

    Suelo leer un par de guiones a la semana, antes de dormir. Se tarda menos que en ver la película y, a veces, se disfruta más. Como en una novela, el lector pone rostro y voz a los personajes; y, en cierto modo, se convierte en director y elige mentalmente los planos.

    El último que he leído (y me ha gustado) se llama Winter’s discontent. Trata de un anciano con mucha vitalidad sexual al que llevan a una residencia. Hilarante.

  5. Como lector no me disgustaría leer un género distinto a la novela, en el caso de los guiones imagino que se parecerán a obras de teatro.
    Sobre la publicación de guiones que no llegan a venderse a productora alguna, ¿renuncia el guionista a verlos convertidos en película al publicarlos?

    • No renuncia. De hecho como comentan más abajo, si un guión tiene éxito, se puede convertir en un best-seller, e interesarle a un productor. No sé porqué sentimos un irresistible deseo de ver en imágenes lo que nos hemos imaginado… y eso que casi siempre nos da bajona al verlo.

  6. Si no va a haber película tal vez el guión no sea la única formula. Al fin y al cabo no se trata tanto de “salvar” el guión como de salvar la propia historia. El guión, como tal, está lleno de “ruido”: cualquier acotación es una molestia “antiliteraria”, útil para terminar el trabajo de planificación de un rodaje, pero muy disfuncional para la lectura. Así que, sin cuestionar la oportunidad de publicar guiones tal cual, sugeriria otra fórmula: novelar la historia a partir del tratamiento. Ojo, no escribir una novela… sino conservar la estructura que habiamos concebido para el cine, pero “limpiándola” de su parte más técnica y árida.
    Digo “a partir del tratamiento” a propósito, para evitar el que la historia se hinche en exceso con descripciones, pensamientos… y conserve no sólo las sugerencias visuales, sino también las estrategias de puesta en escena.
    A propósito de esto, hace unos dias compré la novela Pa Negre. La película me habia encantado y tenia curiosidad por ver un buen ejemplo práctico de los mecanismos de adaptación. Pues bien, al segundo capítulo ya estaba aburrido de tanta descripción de la vida en el pueblo y me preguntaba: ¿Cuándo despeñan al caballo?, que era la imagen que nos dejaba a todos con los ojos bien abiertos. Éste seria un caso claro en el que una novelización a partir del tratamiento seria muy interesante.
    Bienvenida sea la publicación de guiones inéditos. Cualquier cosa es preferible a pudrirse en un cajón. Pero yo contemplaria también otras vias para reciclar una historia en la que creemos.

    • Sí, lo del formato y la edición… es una movida.
      A mí me resulta muy fácil leer guiones porque al final lees las acotaciones sin darte cuenta. Cosas como fundio, y corte a: pueden molestar pero es la manera más fácil de expresarlo y verlo claro en nuestra imaginación… yo sería partidario de respetar bastante el formato original, porque creo que es algo que lo diferencia y que puede funcionar. No partiría del tratamiento, y mantendría los diálogos como están. La hoja queda bastante “airada”, e invita a la lectura. Más que parrafo y párrafo o páginas sin parrafo… no sé. Es verlo, hacer pruebas… estaría interesante hacer un estudio, para tener datos sobre lo que molesta y lo que no al lector.

      • Me refiero a qué haria yo con una historia mia. Por supuesto que estoy a favor de que se editen guiones tal cual, pero para darle una segunda oportunidad a un inédito mio, prefiero novelarlo. Y preferiria hacerlo a partir del tratamiento, es decir conservando al máximo la estructura de secuencias, en lugar de plantearme hacerlo más “novelistico” olvidando su origen.

  7. Como espectadora, sí que estaría interesada en la lectura de guiones, Juanjo. Creo que es una buena idea. Con unos pequeños ajustes para facilitar la lectura e instaurar la costumbre (que ya menciona en el post) y una promoción adecuada….los guiones podrían ver la luz y llegar al publico. Y al igual que el éxito de una novela suscita el interés por realizar la adaptación cinematográfica, quien sabe si el éxito de un guion entre el público, podría ser una buena oportunidad para el guionista, de verlo producido en la pantalla o verlo adaptado a la novela.

  8. El vídeo de Asir me ha dejado roto.

    Creo que nadie alberga dudas de que el teatro es literatura. Así que los guiones también lo son. De todas formas, es una discusión que no me interesa demasiado.

    Yo también odio las novelas con exceso de descripción. ¡Queremos acción! ¡Queremos entretenimiento! ¡Queremos emoción!

    He leído varios guiones y precisamente el único que no soporté incluía un montón de descripciones y detalles que a mi juicio no aportaban nada. Últimamente he leído guiones que he disfrutado mucho: “Las normas de la casa de la sidra”, “La vida interior de Martin Frost”, “Acción Mutante”, “Malditos Bastardos”, varios de Woody Allen. Si la historia entretiene, cualquiera puede disfrutar la lectura de un guión.

    Es curioso que la primera motivación para leer un guión es aprender: ver cómo otros afrontan la escritura, cómo señalan acotaciones técnicas, cuándo se limitan a contar qué pasa y cuándo se adornan… Pero si la historia me engancha, tiendo a despreocuparme por esos asuntos y leo el guión ansioso, sólo preocupado por descubrir qué va a pasar.

  9. Magnífica idea la de leer guiones u obras de teatro: en un par de horas te cuentan una historia completa, a diferencia de una novela, que te lleva semanas o meses.
    Aparte de modificar el formato para hacer la lectura más legible, el problema es el precio: los guiones editados son demasiado caros. Si costaran dos o tres euros, mucho más no merece la pena, tendrían un amplio mercado y ser una lectura habitual en la gente.
    Y hablo de guiones escritos únicamente para ser leídos, sin intención de producirlos. Serían historias dramáticas contadas al estilo del cine: descripciones breves, acciónes de los personajes y diálogos.
    Nunca he tenido dudas de que un guión de cine, o un texto teatral, puede ser literatura y de la buena. Todo depende del contenido y de cómo esté escrito.

    • lo bueno si no se editan en papel es que se podrían vender como eguiones por 2 o 3 euros. no sé si es viable, pero sería lo suyo

  10. Me alegra saber que hay gente que lee guiones y que los disfruta! gracias por compartirlo. Les voy a decir a guionistas vlc si puedo colgar un pdf con el guión de mi corto CHOCAPAQUETE ahora que no se puede ver en internet porque lo han comprado varias televisiones. Sería una manera de que la gente lo pudiera disfrutar, y en unos meses colgaré de nuevo el corto y así podréis compararlo con lo que os habéis imaginado.
    ¡GUIONISTAS VLC! ¿CÓMO PUEDO HACER ESO?

  11. Los guiones de cine son literatura en tanto que las obras de teatro son literatura también.
    Si en colegios e institutos se incluyen obras de teatro en los cursos de literatura… discutir sobre si un guión “Literario” es Literatura, me parece tonto. Las diferencias que tiene este con la obra de teatro son relativamente pocas. Los guiones no son más que “proyectos” que no están “terminados” hasta que no se hace la película o la obra de teatro. O al menos eso se supone.
    Lo que creo es que hoy en día estamos en un mundo audiovisual, y la visión que existe respecto al cine a nivel oficial y social sigue siendo algo retrograda para la realidad que nos envuelve.
    En el instituto nos toca estudiar coñazos de obras teatrales como “El Sí de las niñas”, como grandes hitos de la literatura española (pero pocas veces tenemos la oportunidad de verla representada. ¿Por qué no se podría hacer lo mismo con un guión de cine? ¿Sería tan descabellado estudiar en clase de literatura un guión como por ejemplo el de “Calle, Mayor” o “Bienvenido Mr, Marshal”? Como ejemplos “clásicos” de cine español, en los que encima se tendría la oportunidad de ver el “acabado”, y además permitiría educativamente hablando, instruirnos en la “lectura de las imágenes”, puesto que podemos saber leer textos, pero aun hay gente que no sabe leer una película.
    No se si me he explicado bien, pero bueno, ya he soltado un rollo gordo

  12. Creo que la cuestión de si un guión es literatura o no es lo de menos. Para qué poner etiquetas a las cosas?
    La cuestión es: hay gente no guionista que le guste leer guiones?? A mi sí y por lo que veo no soy la única…Pues adelante!!!

  13. Se prodría decir que yo represento al “público” porque no tengo nada que ver con la profesión y la verdad es que la primera vez que leí un guión me enganchó tanto que se me hicieron las tantas… con lagrimitas incluidas! No sabía que existieran publicaciones en ese formato pero seguro que tendría muy buena aceptación y daría salida a las muchas horas dedicadas de esos guiones que no llegaron nunca a la pantalla.

  14. Yo recuerdo como un placer la lectura del guión de “Fargo” en inglés. Me entretuve en traducirlo, así que la degustación fue lenta y más placentera. Además, no tenía el formato habitual con su copete, sino que se parecía más a un tratamiento (gran idea que se ha mencionado por aquí). Es muy posible que se tratase de una transcripción de lo rodado, y no de la versión original, pero aún así me lo pase de miedo.
    Y otro que me hizo llorar leyéndolo fue el de “El paciente inglés”. También lo traduje e iba rememorando las imágenes. Hace poco he vuelto a ver la película y he de decir que mis imágenes mentales me parecieron más “brillantes” que las visionadas. Todo en mi cabeza era mejor: la fotografía, los encuadres, la actuación.

  15. Siento ir contra corriente…
    Comprendo que la lectura de guiones puedes gustarle a alguien mas qué a los guionistas (los “ratitos” como dice viajeroaitaca), y esto tiene sentido, siempre y cuando el lector conozca los códigos cinematográficos necesarios para “imaginarse” la película.
    Lo que no tiene sentido en absoluto es ponerse a escribir guiones pensando en la publicación y en los lectores “comunes”. El guión se escribe para el equipo de producción, para el director, para los actores etc… no para el espectador. Es necesariamente un tramite, una estructura que quiere ser otra estructura, una película en potencia. Un genero literario técnico y incompleto por definición.
    Creo que el guionista (probablemente frustrado por la dificultad de ver rodados sus guiones…) no debe buscar el “exito” literiario como alternativa al exito cinematográfico, porqué aunque un guion vendiera millones de copias en las librerias, no habrìa llegado a su cumplimiento.
    Puede que en este momento, en las lineas de este post, se esté inventando un nuevo genero literario destinado a la lectura: una mezcla entre novela postmoderna, teatro, guion de cine…. Un genero destinado a lectores que conocen bien los codigos del cine (o sea la mayoria de las personas), y qué tienen buena imaginaciòn visual.
    Pero no serà un guion. Estoy de acuerdo con Paco López Barrio, cuando dice qué si quieres publicar, mejor novelar a partir del tratamiento….
    Diego

    • No creo que vaya contra corriente, Diego. Tal como se expone en el post, su planteamiento responde y se ajusta a la creencia general y teórica (en el propio medio) de que “el guion es una guia para hacer una película…no tiene entidad propia, porque su razón de ser es convertirse en obra audiovisual…en un paso intermedio y no un fin en sí mismo”.
      Sin embargo…” el 80% de gente “rarita” no relacionada con el medio (entiendo que se refiere al público y a lectores comunes) opina que el guion bien escrito sí es literatura”. ¿Tan difícil le parece que el lector conozca o aprenda los códigos cinematográficos necesarios, para imaginarse la película? En el post ya se propone realizar algunos ajustes, con una pequeña guia para facilitar la lectura ¿No le parece una manera subestimar la capacidad y el criterio de los lectores?
      Lo que ya no puedo entender es que se subestime la pieza fundamental de una obra audiovisual… “Aunque un guion vendiera millones de copias en librerias, no habría llegado a su cumplimiento”. Si eso sucediera ¿Seguiría pensando que es una obra innacabada?
      No dudo que una película u obra audiovisual sin un guion no existiría, pero un guion tiene sentido y podría existir perfectamente por si mismo, sin necesidad de convertirse en obra audiovisual.

      • totalmente de acuerdo contigo Regla!
        Diego, no sé si no has leído el post en profundidad, o estás tan obcecado con la idea de que un guión no es literatura o que no tiene entidad propia, pero el post no plantea que se escriban guiones para ser publicados. RELEE la primera frase. Es aprovechar los miles de guiones ya escritos, que por lo que sea no se han realizado. Es aprovechar esas historias y esos esfuerzos para que la gente las pueda disfrutar. No tiene nada de malo y como bien dice Regla creo que la gente puede leerlos fácilmente. Da la casualidad de aunque sea un paso intermedio, se puede leer y disfrutar. Si lo puede leer el de arte, el de fotografía,… porque no el público. No es tan complicado el código.
        Los guionistas seguiremos escribiendo para las muchas pantallas que hay, pero estaría bien saber que una segunda vía existe para nuestras historias. Quien quiera que lo novelice, pero lo bueno del guión es que se puede disfrutar tal cual se manda a las productoras.

  16. Un libro bien escrito se puede leer, una novela mal escrita no se puede leer. Un guión bién escrito se puede leer y un guión mal escrito no se puede, aburre. Mi opinión es así de senzilla.

    Publicando esos guiones creo que hay una nueva oportunidad para productores y directores de que lleguen al guión y lo puedan realizar.

  17. Claro, estoy de acuerdo… Y también creo qué sea fantástico leer guiones, me apasiona mucho y lo hago con frecuencia…. (no me expresé muy bien, y si, tampoco había leído todo el post… pido disculpas…Ahora lo hago….)
    No querría decir que el hecho de publicar guiones sea negativo, es mas, la iniciativa me parece súper positiva! Lo que dice Juanjo, “que estaría bien saber que una segunda vía existe para las historias no producidas”, me parece genial. Sobre todo en un momento de crisis, tan difícil para el mundo del cine y del arte en general. Si habrá guiones en e-book a 2-3 euros yo seré el primero en comprarlos! Pero solo puede ser una “segunda oportunidad”…
    Reconozco que mi afirmación era solo “teórica”, y que materialmente no importa si el guión es literatura o no, lo importante es que haya gente a la que le guste leerlos. Y las hay.
    Yo solo decía que un guión puede estar fantástico para la lectura, y pésimo para la producción. Si por ejemplo el guión está lleno de violaciones de narrador, puede que este error no moleste mucho la lectura “lúdica”, pero si rodamos y montamos este guión, en la pantalla veremos una mala película… O si el guión es improducible (por razones económicas, ambientales…), o si el guionista pide demasiado a los actores, o si el guionista escribe cosas que la cámara no puede grabar (sentimientos, etc…) , como juzgaremos a este guión? Yo creo que un guión improducible no sea un buen guión, no puede ser un guión completo…
    No era mi intención subestimar la capacidad y el criterio de los lectores… Yo me refería a los escritores, categoría de la cual me gustaría algún día poder hacer parte. Hablaba de la escritura de guiones, no de la lectura.
    Por supuesto que tampoco querría subestimar el guión, al contrario, creo que del guión dependa un 60-70 % de la película, y que los directores que creen que pueden pasar del guión cometen un grave error, que muchas veces se ve luego en pantalla. Pero tampoco hay que subestimar el trabajo del director, creo que la actitud negativa de algunos guionistas hacia los directores (“Están arruinando mi trabajo, que era perfecto…”), no sea justificada. En el cine cada miembro del equipo debe de hacer su parte, respetando el trabajo de los demás miembros.
    Es justamente para valorar el trabajo de los demás qué (con todo el respeto), sigo pensando que un guión que vendiera millones de copias en librerías segirìa siendo en cierto sentido inacabado, porqué había sido escrito para en una cámara, unos actores, un director… Un guión no producido es como una partitura musical nunca tocada, y con esto no quiero subestimar el trabajo del compositor. Uno que conoce la musica puede leer la partitura e imaginarse la melodía, pero escuchar una orquestra que la toca (con todas sus características, sus pequeños defectos, etc) es otra cosa, no?

    Gracias por vuestra atenciòn…

    • Gracias por las precisiones, Diego. Con esta segunda exposición, queda más clara su postura de dar a los guiones una segunda oportunidad, que es lo que Juanjo ha defendido en el post.
      Sin embargo, sigo sin estar de acuerdo con una parte de su último párrafo. No creo que pueda compararse un guion no producido con una partitura musical nunca tocada. O al menos, hay una diferencia sustancial en la dificultad para leer o imaginar una y otra cosa. Es complicado disfrutar e imaginar de la música que no se conoce, ni se ha tocado nunca, leyéndola en una partitura. En cambio, es fácil disfrutar e imaginar una história que no se conoce, ni se ha producido nunca, leyéndola en un guion.
      Un saludo.

      • en esto tienes razon…. Muy poca gente puede leer una partitura, mientras que casi todo el mundo puede leer un guion…

  18. Pingback: El guión como obra en sí misma « Samuel Dalva

  19. Miguel Tejada…considero que el guion es un genero literario como lo es la novela , el cuento, la poesia y demas …lo que lo distingue es que ha sido pensado para una pelicula lo que implica contar la historia en menos tiempo y con la tecnica de describir imagenes…..de ofrecerlo al publico editado en su mayoria interesara a los que estamos en la industria del cine…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s