PRODUCIENDO GUIONES (¿O GUIONIZANDO PRODUCCIONES?)

Nacho Sánchez ha trabajado en infinidad de equipos de producción como jefe y director de producción. Entre sus trabajos destacan “Faltas leves”, “Alan muere al final de la película” y “Orson West”. Socio de la empresa 2many producers, en este post nos habla del trabajo del guionista… desde el punto de vista del productor.

por Nacho Sánchez

Gab me ha pedido que escriba un post para GuionistasVLC.

Gab me lo ha pedido. Es así. Cuando hayáis llegado al final (o al punto en el que lo deis por imposible), recordadlo. Es culpa suya. Yo sólo he hecho lo que haría cualquiera con un mínimo de vanidad ante semejante petición: sentirse halagado y cumplir (para presumir).

Pese a unos inicios más o menos afortunados como guionista (vale, hace más de un lustro que no vendo ni una escoba escrita por mí), he dedicado la mayor parte de mi andadura profesional en el audiovisual a la producción. Así que se me plantea que escriba algo sobre el guión y la producción. Complicado. Muy complicado.


Lo primero que me viene a la mente son consejos para productores ejecutivos, sobre todo uno: aprended a leer guiones. No implico que yo sepa, pero veo que lo poco que sé es tremendamente útil en la producción. Saber “ver” el proyecto más allá de la trama y los personajes es importantísimo. Puede que la trama sea estupenda, los personajes sean los más tridimensionales que has leído en la vida y el giro final sea sencillamente espectacular, pero si es una producción con 15 localizaciones, 8 personajes principales y un dirigible explotando sobre el campo de Mestalla en el clímax, igual no es lo que buscas para la convocatoria de TVmovies. Y no vale dejarle caer el muerto al Director de Producción cuando el proyecto está aprobado, para que intente hacer que el presupuesto cuadre. Estimados amigos guionistas, muchas veces sería mejor para el resultado final algo que duele mucho: se debe cambiar el guión.

Y aquí entra el segundo consejo: escribir es muchísimo más barato que preproducir o rodar. Es así. No nos precipitemos. Si hay que hacer versiones, se hacen. Es mejor pagar 1 mes de guionistas y un director de producción, trabajando juntos para que el proyecto cuadre, que encontrarte a una semana de rodaje y tratar de decidir entonces que quitas para cuadrar el presupuesto (con el director pensando en un millón de cosas, el director de producción pensando en el bocata de mortadela como opción de catering y los de arte diciendo que no pueden construir todo lo que se les pide).

Hecha esta primera introducción, paso a hablar a los guionistas, supuestos receptores de este blog. Lo primero y principal, no nos engañemos, es una dura realidad: a los productores nos gusta cambiar el guión. Lo ilustraré con un chiste que contó Linda Seger en el curso de guión que tuve el placer de recibir: ¿Cuantos productores hacen falta para cambiar una bombilla? ¿Tiene que ser una bombilla? ¿No te vale un neón?

El chiste es cierto, y ahí va el primer consejo: sed conscientes de qué es vital en vuestro guión y qué no lo es. Porque por unos motivos u otros os podéis encontrar teniendo que defenderlo, y si hay que llegar a compromisos, es mejor ser conscientes de qué partes no se deberían tocar y qué partes si admiten cambios. Porque puede ocurrir que vuestro interlocutor no sea consciente de eso, y recae sobre vosotros defender lo que hace a vuestro guión lo que es. No tengáis miedo al cambio, pero controladlo vosotros conscientemente.

Por otra parte, al escribir se deberían tener en cuenta algunos factores de producción:

  1. Los personajes son caros. Si puedes hacer que el guión funcione con 2 protagonistas, 3 principales y 5 secundarios, hazlo. Más personajes sólo encarecerán el presupuesto y no siempre añaden riqueza a la historia.

  2. Si las cosas se pueden decir en un set tranquilo (interior o exterior), que no lo digan en un coche. Es muy cinematográfico, pero grabar un vehículo en movimiento es una pesadilla, máxime si hay diálogo.

  3. Se puede aplicar a las localizaciones lo mismo que a los personajes: más sitios pueden hacer la película más bonita, pero la historia no avanzará (necesariamente) mejor por ello. Seamos económicos en cuanto a número de localizaciones.

  4. Las playas son muy bonitas, pero si los personajes no tienen una relación directa con el mar en ese momento (pescadores, bañistas, etc), quitadlas. Son una pesadilla logística y de permisos, y su valor simbólico se puede obtener en otros lugares igual de bonitos (siempre recuerdo la solución que usó Pau Martínez en “Omar Martínez”: un banquito en la dársena del puerto).

  5. ¿Se tiene que ver? Cuantas veces se incluye algo en el guión que se puede introducir con un recurso de escritura que salve la papeleta. El ejemplo más obvio es el accidente de coche que no se ve, el espectador se entera con una escena de hospital, una llamada, etc, pero hay muchos más (en este punto siempre me viene a la mente, sin ánimo de molestar, unas secuencias de una movie sobre ciclismo “reproduciendo” el Tour de Francia. Señores, habría sido mucho mejor pagar derechos por las imágenes de TV).

  6. Objetos “únicos”. Tampoco es necesario introducir en los guiones elementos rebuscados. ¿Alguien recuerda como es la caja del final de “Seven”? ¿O el color de la maleta de “Pulp Fiction”? Da igual. Los elementos de atrezzo serán importantes en la trama por su valor intrínseco. No hace falta que el armario en que alguien se esconde sea rococó, o que el coche sea un modelo concreto, etc. Dejad que Arte y el Director hagan el objeto único a su manera, no impongáis cortapisas desde guión.

Ojo, estas recomendaciones no son sólo para hacer más fácil el rodaje y la vida del equipo del producción (que también), pensad que cada simplificación que ahorre dinero y tiempo a producción se puede (y debe) convertir en un beneficio por otro lado: más figurantes (los eternos olvidados y que muchas veces hacen real una secuencia), más tiempo de rodaje o simplemente, más tomas de cada secuencia para que los actores puedan dar lo mejor de sí mismo.

Para el final dejo un último consejo: nadie os está haciendo un favor. Vale, no es del todo cierto, todos necesitamos comer y todo guionista quiere ver su trabajo producido. Pero recordad siempre que el productor, para levantar un proyecto, también necesita un buen guión. Sin llegar a los extremos (hilarantes) que describe César Sabater en “Cinespañol”, es bueno tener en mente dos cosas: si al productor no le gusta el guión no pasa nada, no hay que transigir con cualquier cosa para que ese productor y no otro levante el proyecto; y, muy importante, no vendéis el guión: cedéis derechos (Vale, me tiro piedras sobre mi propio tejado, pero hay que decirlo). Negociad con eso en mente. No cerréis puertas a futuras reescrituras y/o futuros colaboradores, pero tratad de ser partícipes de ese proyecto durante el mayor tiempo posible. Y, esto ya es prácticamente ciencia-ficción, tratad de participar, con el director y el director de producción, del proceso de elaboración del presupuesto. Como os decía más arriba, vosotros sois conscientes de los puntos importantes del guión, y vuestra aportación será bien recibida a la hora de transformar vuestra idea en un rodaje real y realista.

Bueno, no sé si esto es lo que GuionistasVLC esperaba, pero mejor tampoco creo que pueda hacerlo. Así que aquí lo dejo, con una última reflexión: una gran película suele tener un gran guión, y es lo más barato de todo el proceso. Recordádselo a los productores en futuras reuniones!

11 pensamientos en “PRODUCIENDO GUIONES (¿O GUIONIZANDO PRODUCCIONES?)

  1. Uno de los mejores posts que he leído en mucho tiempo.

    Cuando unos es guionista/director/productor, todos los puntos que comentas se convierten en luchas internas para encontrar un equilibrio entre lo que se quiere hacer y lo que se puede hacer.
    Tenemos escena de accidente de coche para rodar dentro de 2 meses, y aun no se como lo vamos a hacer.

    • Consejo: mira cómo resolvió Antonio Hernández el atentado contra Carrero Blanco en “Tarancón, el Quinto Mandamiento”, sin destruir el presupuesto haciendo volar un coche por encima de un edificio1

      (Gracias por el piropo!!)

      • Antonio Hernández una película sin destruir su presupuesto? ejem…

        Creo que habría que preguntarle a sus productores (A Saura, otros) y cadenas (Los borgia) con las que ha trabajado si es precisamente un director que cumple en presupuesto…

        el artículo es fantástico, enhorabuena.

  2. Joder Nacho, tengo un huevo de curro y no lo quería leer ahora, y ha sido empezar y no parar, fucker! Encima ahora poniendo comments, y luego seguiré entrando a ver si hay más comments porque me parece un post cojonudo, sencillo, y sincero, que voy a releer un par de veces, y probablemente “homenajear” (vamos robarte) ciertas frases y reflexiones, en futuras conversaciones. Gracias!

  3. Gabkarwai ha tenido una buena idea al pedirle que viniera, Nacho. El espectador no tiene mucha oportunidad de escuchar la voz de un productor, ni de conocer su punto de vista. La parte racional y realista del proceso, no tiene porque ir en detrimento de la parte creativa. O al menos debería poder evitarse.
    El producto final que ve el espectador es el resultado de un trabajo de equipo, en el que deben encajar todas las piezas. Así que, la coordinación e interacción entre todos los miembros del equipo se hace necesaria para obtener un buen resultado.
    La voz y el voto de un productor son importantes en este proceso, para ser utilizados a favor del guionista y no en su contra (como en este post). Mejor amputar algún miembro irrelevante del guion, que no extirparle un órgano vital.

  4. Tuve la oportunidad de trabajar con unos grandes maestros del trabajo en equipo (director-argumentista-productor), que son el equipo de Diagonal tv, con el gran Sirera, que fueron los primeros que sacaron adelante series diarias, primero en tv3, y luego en tele 5 y tve, y gracias a ellos pude ver el ejemplo que comentas, cada día.

    Donde un productor trabajaba de la mano del director y del coordinador de guiones para utilizar al máximo los recursos (tal vez en una serie diaria sea extremadamente exagerado, pero me parece una gran escuela, para los guionistas (y para los productores), y no solo por la cantidad de capítulos que tienen que ser capaces de escribir, sino el ingenio al que deben recurrir para buscar soluciones a medios imposibles en ese género), y sin embargo darlo todo en el momento adecuado (véase, “la gran escena de la boda”, vital para el final (o principio) de cualquier serial, donde el productor echa el resto con figuración, tiempo, actores, ambientación, etc etc).

    En una de las cosas que más estoy de acuerdo en el post es en el respeto, del guionista hacia el director de arte, del director de arte al director, del director al productor, como un pez que se come la cola.

    Creo que la solución a esto es que el guionista pise un poco más el set, los rodajes, se que es algo que a los directores no les gusta, pero creo que a veces el guionista necesita conocer estas dificultades de su propia mano (por ejemplo, que la secuencia es muy coral y el set muy pequeño, que tal actor necesita 20 tomas para decir una frase, así que mejor facilitarle el texto, o adaptarlo a su forma, que por 10 segundos de un avión que se estrella contra una casa te lleva dos días de rodaje y unos 60.000 euros, cuando por ese dinero podías haber pagado más a… tal actriz que era perfecta para el papel pero tenía el caché alto, o para bocadillos (jeje)… o para, para… el guionista. no calla, para el guionista, no! (jeje)

    enhorabuena por el post

  5. Me ha gustado mucho tu reflexión. A lo mejor es el momento de dejar la producción y volver a ganarse el pan como guionista;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s