EL ENTRETENIMIENTO EN TELEVISIÓN

Teresa Díez, firma invitada de hoy, ha trabajado, como productora y guionista, en la práctica totalidad de las cadenas públicas y privadas de España. Esta alumna de Mckee y Vorhaus (y Master de guión de la UAB), es en la actualidad jefa de programas de entretenimiento de Televisión Valenciana. Hoy nos hace un repaso por algunas de las últimas tendencias del entretenimiento en televisión. Y está abierta a vuestras dudas y consultas. Bon profit.

por Teresa Díez Recio

Primero dar las gracias a Guionistas vlc por darme la oportunidad de escribir este post. Cada día se acrecienta más mi interés por compartir ideas y sobre todo con el gremio de los guionistas a los que tengo el mayor de mis respetos, ya que sin ellos estaríamos “muertos”.

La realidad del sector televisivo es cada día más compleja, y en concreto, el Entretenimiento, la injusta oveja descarriada de las parrillas televisivas, está francamente mal considerado en esta época. Seguramente, en ocasiones, con razón. Mi post pretende centrase en la dignificación, tal vez perdida, del Entretenimiento como un género importantísimo en la televisión, donde necesitamos madurar todos en la medida de lo posible, para tratar de poner en nuestras televisiones nuevos programas, en busca de la calidad, y si puede ser el éxito (jeje). Y para ello creo que hay que estar siempre al tanto de las nuevas corrientes, tratar de ver lo que hacen todas las cadenas (tanto nacionales como autonómicas), o en otros países, analizar los formatos en profundidad, su escaleta, y buscar el “qué y el cómo”.

EVOLUCIÓN DEL ENTRETENIMIENTO: DEL ARTIFICIO A LOS PROGRAMAS LLENOS DE VERDAD

De la televisión de los 90, de las “Mamá Chicho”, de los programas de plató como El gran Prix, a la actualidad, ha cambiado mucho el escenario televisivo, con la irrupción de dos formatos: Gran Hermano de Tele 5, donde tuve la oportunidad de trabajar los dos primeros años, y Mi cámara y yo de Telemadrid. El primero nos descubrió un nuevo género, el Reality, y el segundo otro género que también ha proliferado hasta la saciedad, el Infotiment (y otro de los híbridos más de moda, el Docushow). Ambos han dado un giro fundamental al escenario televisivo: centraron su foco hacia las personas de la calle y su realidad, huyendo por primera vez del artificio de otros formatos como los anteriormente señalados.

Como bien se describe en el artículo de El país del 28/03/2010 “Sea corriente y batirá records de audiencia” hablando de esta nueva moda, José Erraste, Profesor de Psicología en la Universidad de Oviedo nos indica: “Hubo un tiempo en que los contenidos de la televisión tenían que ver con lo extraordinario. Se entendía que un medio de comunicación tan potente como la televisión tendría que dedicarse a mostrar los fenómenos, los sucesos, las personas más interesantes. Y a la gente le gustaba verlo. Pero desde hace entre 10 y 15 años la televisión ha descubierto que la audiencia recibe igual de bien lo cotidiano, lo vulgar. Y es muchísimo más barato, claro”.

Y en esta última frase entramos en una de las llagas tal vez mal entendida por algunos miembros de cadenas y algunos profesionales del sector, y es que grabar en la calle y con gente corriente, con medios técnicos más ligeros y sistemas de edición y postproducción más accesibles, en vez de montar un decorado y unas luces en un plató carísimos y llenarlas de famosos que te exigen altos cachés, es mucho más barato. Aunque esta premisa es cierta totalmente, esto debe ser entendido, por un lado, como una consecuencia de los gustos a los que claramente los espectadores están siendo receptivos. No es únicamente como la consecuencia, que también lo es, de la aparición de las TDTs y la fragmentación de las audiencias, que obliga a las cadenas a producir para targets más específicos y menos mayoritarios, y por tanto, disponen de presupuestos más bajos para elaborar sus rejillas.

Como bien escuché decir en un seminario a un Directivo de ETB al que admiro (la ETB es una de las televisiones autonómicas más innovadoras del panorama audiovisual autonómico), los programas de televisión actuales deben estar llenos de “verdad”.

EL QUÉ Y EL CÓMO EN ENTRETENIMIENTO

Después de este primer análisis podríamos tener claro “el qué”, y como extensión al fabuloso artículo del Guionista hastiado en el bloguionistas sobre los formatos de Ficción, voy a permitirme seguir su línea de discurso y entrar ahora en “el cómo” del Entretenimiento.

En el libro de Gloria Saló ¿Qué es eso del formato? (Editorial Gedisa), Patrice Laurent, Director General de Adventure Line Productions nos dice: Un buen formato es una idea construida como un reloj. Todo buen reloj da la hora y funciona bien todo el tiempo. Además, por supuesto, detrás hay una buena idea”.

Utilizo esta reseña para que, al igual que el Guionista hastiado manifiesta la idea de la importancia de la fabricación perfecta y milimétrica de un reloj en un guión de ficción, nos ocurre lo mismo en el Entretenimiento. Ideas buenas hay muchas, pero su desarrollo es la clave de un buen formato.

FORMATOS ORIGINALES Y ADAPTACIONES DE FORMATOS

Dentro de los nuevos subgéneros del Entretenimiento, algunos son universales y no pueden considerarse originales de un único autor o autores. Formatos de Infotiment, como pueden ser “Madrid Directo”, “España directo”, “Euskadi directo” o “En connexió”, pueden ser generados en las propias cadenas sin necesidad de un desarrollo de formato muy específico, ya que son híbridos entre los programas de Información y el Entretenimiento.

Donde cambia la premisa y, en mi opinión, cada formato tiene su desarrollo original, es en los Docushows y los Docusoaps, ambos híbridos entre el documental y el show (el Entretenimiento) o el documental y la ficción (soap como término de ficción).

En uno de los mandamientos de la nueva televisión según Javier Pérez de Silva. En su libro “La televisión ha muerto” (Editorial Gedisa) nos recuerda el viejo slogan “Piensa localmente, actúa globalmente” con una nueva revisión del mismo: “Realmente, lo que nos vamos a encontrar en el nuevo medio de comunicación, en esta nueva televisión que ahora empezamos a producir, es una mezcla de lo global y lo local, lo que los teóricos han bautizado ya como “glocalización”. El sociólogo Manuel Castells también piensa lo mismo (El País semanal, 05-03-2000). Vamos, que si lo que nos interesa es lo íntimamente nuestro, preservar nuestra identidad local, lo primero que debemos hacer es pensar en nuestra comunidad, local, y actuar de cara al universo que nos rodea, global”.

Por tanto, aquel guionista en busca de nuevas ideas para el desarrollo de un formato debe pensar en estos nuevos parámetros: realidad, verdad, escenarios naturales (casa, mercados, calles, oficinas, etc), glocalización, y por supuesto, tema, tono, duración, etc.

En este tipo de nuevos géneros es fundamental tejer el contenido, aparentemente libre, en una estructura milimétrica con determinados bits como puede tener una secuencia o una estructura argumental de ficción. No es aleatorio, por ejemplo, que en Gormandia existan dos secciones como “Mira perla” o “Com mes sucre més dolç”, sino provienen de la necesidad de romper con el montaje gracias a mini secciones cortas, casi píldoras.

El segundo elemento vital es, como en ficción, la documentación adquirida por el equipo de redacción, que son los que realmente aportan al guionista el backstory de sus supuestos personajes (que en este caso son personas de verdad). Sin conocer los personajes no seremos capaces de contar verdad sino únicamente artificialidad.

En tercer lugar el guionista ha de madurar la estructura del programa durante el trabajo de montaje. El contenido que te traes a edición, cuando has trabajado previamente un preguión y te has tirado a la calle a grabar, en ocasiones se ha desvirtuado: han aparecido nuevos totales imprevistos fantásticos. Y de nuevo el guionista debe trabajar, pero esta vez junto a un buen montador, y entre los dos (y el Director) terminar de darle forma (como ya contó en este blog Galahan a propósito de Gormandia) al programa. En Callejeros, por ejemplo, se llega a tirar en montaje casi la mitad de lo grabado.

Y ya por último quiero hablar de la adaptación de formatos de entretenimiento internacionales. Las parrillas de todas las cadenas están repletas de ejemplos, sin excepción. Los formatos testados en otras cadenas a priori pueden ayudarte en el camino al éxito, pero no te lo garantizan. Se recurre a ellos porque al haber sido ya grabados, testados, y recibidos por una audiencia determinada, nos da muy buenas pistas. Si una productora o una cadena decide tratar de vender o comprar un formato ya existente sabe que no sólo compra los derechos de un formato. Compra también un Know how (conocer cómo se ejecutó, cómo se montó, en qué fallaron, en qué triunfaron, cómo se desarrollaban las escaletas). En estos momentos, por ejemplo, Notro Televisión está adaptando para Canal 9 el formato de TV3 “Caçador de paraules” y para ello su Productor Ejecutivo no solo dispone de los derechos del formato, sino que ha tenido la oportunidad de visitar a los guionistas y a la cadena que ha generado el formato para recibir asesoramiento.

Los derechos de formatos internacionales o nacionales ya emitidos en otra cadena, suponen entre un 4% y un 6% del presupuesto del programa (dependiendo de su éxito, su dimensión, su franja, etc), y está totalmente normalizado el pago de dichos derechos de formato en todas las cadenas.

Algunos ejemplos más actuales pueden ser “Granjero busca esposa” de Cuatro, cuyo formato original “Bauer Bucht frau”, de All3media, dio el empujón definitivo a su venta en España. Aquí podéis ver un trailer del original:

Pekín Express” también proviene del formato internacional “Peking Express” de Bélgica, que a su vez está inspirado en “The Amazing race”, premiado con un premio Emmy al mejor programa reality:

Un formato que tuve la oportunidad de trabajar en TVG, “A casa de 1907”, estaba basado en el formato original “The 1900 house” de Channel 4, y que tuvo tanto éxito en Galicia que fue vendido a Canal Sur, TV3, y ETB.

Aquí podéis ver algo de la version de Channel 4:

El caso de “A casa de 1907” es un claro ejemplo de que, aunque se compren los derechos de un formato internacional, luego el equipo de guionistas deben adaptarlo hacia “lo local” y que no está ganada la batalla dell éxito. El trabajo de casting, de redacción, las pruebas adaptadas a su cultura e idiosincrasia y su montaje son fundamentales. No es lo mismo la Gran Bretaña de 1900 que la Galicia de 1900, y ésa es una de las claves para acertar en la adaptación del formato hacia su nuevo territorio de emisión. “A casa de 1907” se estrenó en prime time, con un 27,1% de audiencia en su primera temporada:

Otra adaptación muy curiosa es “No me la puc treure del cap”, de TV3, basado en el formato original I can’t get out of my mindde Noruega:

Por último os dejo el teaser de otro formato, “Sleeping with the stars”. Valorad vosotros mismos a que os recuerda:


Queda abierto así el turno de comentarios que queráis hacer, porque como dijo Groucho Marx: “El éxito del espectáculo demuestra lo que yo siempre he sostenido. No basta con el talento. Hay que tener suerte. Creo que si pudiese escoger, preferiría la suerte”.

Teresa Díez Recio

Jefa de Programas de Entretenimiento de TVV

9 pensamientos en “EL ENTRETENIMIENTO EN TELEVISIÓN

  1. Muy interesante. Me ha gustado sobre todo la cita “Ideas buenas hay muchas, pero su desarrollo es la clave de un buen formato”. Dirigida a todos los que nos movemos en este mundo de la tele y pensamos que nuestras ideas son las mejores. Trabajar con pasión no significa éxito y creo que sin exito nuestras ideas no llegan al los espectadores.

  2. Gracias por el post. Muy interesante y bien argumentado, aunque para mi gusto, plantea más preguntas que soluciones.
    Deberíamos también plantearnos concienzudamente cómo està afectando internet a la fragmentación de las audiencias (mucho más que la TDT) y sobre todo a los ingresos publicitarios. ¿Hacia dónde vamos? ¿Vamos hacia realidad, verdad, escenarios naturales , glocalización? ¿O venimos de ahí?
    … misterios.

  3. hola Unic. gracias por comentar. Creo, sin embargo, que precisamente la pasión no hay que perderla nunca, aunque sea para hacer un vídeo de un minuto ;-D

    Sergi, gracias por tu comentario. Bueno, las soluciones, o la receta de la cocacola, es francamente difícil de adquirir a la primera. Sobre la fragmentación de las audiencias es verdad que no solo perdemos espectadores por la tdt, sino que internet ahí está generando cada vez más contenidos, y cada vez más atractivos para los más jóvenes.
    sobre donde iremos con la publicidad, sí que encuentro, igual que tú que es la gran incógnita.

    un saludo

  4. Interesante repaso de la evolución del formato de entretenimiento en TV, Teresa. Recuerdo aquella época de “Las Mamá Chicho” y esa saturación en la pantalla que ya presagiaba el final de una etapa y el comienzo de otra. En estos años, la evolución del Reality, centrando en las personas de la calle y su realidad (a excepción de algunos espacios más documentales) ha degenerado en una farsa mediocre que raya el esperpento más mediático. La delgada linea que separa lo real y artificioso apenas es perceptible. Y Lo que menos prevalece es la verdad y autenticidad de esos personajes “reales”.

    Lástima que para las cadenas sea más barato mostrar lo vulgar y decadente, que lo interesante y extraordinario. Aunque, quizás la explicación sea más sencilla y todo se reduzca a una simple expresión del mal gusto. Auténticos Realitys llevados al extremo y hartos de explotar las bajezas humanas hasta límites insospechados están exprimidos y ya no dan más de sí. Lo barato en TV acaba resultando caro y el precio a pagar es el descrédito. La concepción de “telebasura”está muy arraigada entre el público.

    Por otro lado, El incombustible Gran Hermano, como máximo exponente del Reality, tanto por el éxito conseguido, como por los años que lleva en antena, ya podría pensar en jubilarse. Ojalá la misma audiencia que mantiene en antena éste y otra clase de híbridos, acabe saturada como lo hizo en su día con las Mama Chicho y pida a gritos un cambio. Es cuestión de tiempo.

  5. Hola regla

    cuando hablamos de real no tiene por qué significar únicamente lo “vulgar”. hay cadenas, como tu bien dices, que han llevado el extremo de lo real a lo vulgar, efectivamente, y te doy toda la razón, pero también hay vertientes de lo real que nos muestran realidades menos excéntricas, o realidades extraordinarias.

    por ponerte un ejemplo, en mi opinión, hay realitys, como por ejemplo pekin express, que tienen una amalgama de concursantes reales, pero no vulgares. parejas, familias o amigos cuyo objetivo es ir al programa a vivir una aventura. es lo que yo llamo los “realitys en positivo”. también existe, por ejemplo en etb, un reality, “el conquistador del fin del mundo” cuyos concursantes son gente con ganas de aventura.

    creo que ahí está la diferencia entre unas marcas u otras (cadenas) a la hora de tratar este tipo de contenidos.

    los compis de EDAV van a organizar unas jornadas en mayo para hablar de esto y tengo intención precisamente de profundizar, en una de esas jornadas, sobre los diferentes estilos de realitys, donde según que cadenan rallan lo friki, o lo simplemente aventurero, o cocinero…

    no pensemos que reality es “solo” gran hermano, pekin express también es un reality, o el conquistador, o Get chef (que posteó gab kar hace unas semanas)…

  6. Gracias por recordarme que no todos los realitys son iguales, Teresa. Es cierto que me he dejado llevar por lo más negativo de sus derivados, cuando hay programas como Pekin Express, que tienen un espíritu muy distinto. Estoy muy de acuerdo en la diferencia que marcan las cadenas al tratar este tipo de contenidos.
    Al hablar de las personas de la calle y de su realidad, en mi intervención, ya excluía algunos programas más documentales (pensando en, Callejeros, Españoles en el mundo, Comando actualidad….) que pueden aportar conocimiento y una experiencia con valor más real, auténtico y cercano. Además, por si fuera poco, cuestan poco dinero y se ven respaldados por la audiencia. Una muestra de que lo barato no tiene porqué traducirse en una expresión de mal gusto.

    Si he mencionado Gran Hermano como máximo exponente del reality es porque fue el primero que inauguró esta moda, marcó tendencia y se está manteniendo más años en antena, promoviendo el lado más frívolo y no el más cercano.

  7. tal vez a gran hermano ya no le quede mucho más tiempo de “vida”, no se, tal vez… tengo la impresión de que esta línea empieza a cansar como cansan ya los talents… y sobre callejeros, yo no los metería en el mismo saco, creo que han ido al extremo friki como lo ha hecho gran hermano, pero estos primeros en la calle, y los otros en un plató ;-P

    me parece mucho más auténtico destino españa o comando actualidad que callejeros, que como bien parodiaron los chicos de “Malviviendo” más bien parecían “Callejosos”, jeje.

  8. Supongo que cuando hablas de ETB como “una de las televisiones más innovadoras del panorama audiovisual autonómico”, estás elogiando a la anterior directiva. La actual ha apostado por una televisión rancia a más no poder.

  9. no entro a valorar directivas, sino formatos. El conquistador del fin del mundo, que tuvo un 23 y pico la semana pasada, es un formato fantástico, como lo es el programa de cocina “Robin Food” y programas como “escépticos”, además de otros que tienen en etb1 y etb3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s