CINE ESPAÑOL, ¿GRAN MATANZA DE GATOS?

por Paco López Barrio

Los gatos y la gente del espectáculo tienen muchas cosas en común. Los dos tienen, desde siempre, gente que los detesta y gente que los adora. Pero ambos arrastran, también, una mala prensa que les viene de siglos atrás. Antiguamente los actores, por ejemplo, no podian ser enterrados en sagrado. Y se consideraba a los gatos instrumentos del demonio. Unos y otros suelen ser animales nocturnos, independientes, más dados a la libertad de costumbres que a la disciplina impuesta desde fuera. Cosas que la mayoria de la sociedad lleva mal en el fondo, aunque suspiren por un autógrafo o una foto dedicada.

Me acordé de los gatos este domingo por la noche, cuando vi la manifestación de Anonymous a las puertas del Teatro Real, la web de la Academia tumbada y, sobretodo, cuando me contaron que le habian arrojado un huevo a  alguna de las actrices que desfilaban por la alfombra roja. Pero no me acordé de cualquier gato, ni de los mios siquiera. Me vino a la cabeza una vieja historia, que sucedió en Paris alrededor de 1730.

Aunque eran los años anteriores a la Revolución Industrial, en la calle Saint Séverin había entonces una gran imprenta con muchos trabajadores. Las condiciones de trabajo eran muy duras y el salario escaso. Los aprendices dormían en un altillo y comían las sobras del patrón. No las mejores: los buenos bocados era para Grise, la gata de la mujer del amo. A muchos de aquellos tipógrafos ya les habría gustado estar tan bien alimentados como las docenas de gatos que llenaban aquella calle parisina. Por si fuera poco, los aprendices apenas podían descansar: los gatos maullaban toda la noche en los tejados que quedaban a pocos metros de sus camastros. No nos alarguemos: la relación completa de los hechos está en el libro La Gran Matanza de Gatos y otros episodios de la historia de la cultura francesa, de Robert Darnton.

El clímax de ésta la historia se desencadenó en la pantomima de “juicio popular” al que los trabajadores de la imprenta sometieron a los gatos, en la línea de los autos de fé de la Inquisición. Tras condenarlos, apalearon hasta la muerte a cuanto gato pudieron atrapar: en tres días liquidaron unos cuantos centenares de animales. El peor trato se lo llevó Grise, la gata de la patrona, con la que se ensañaron.

Los estudiosos de este suceso señalan su carácter simbólico: hicieron con los gatos lo que no se atrevían a hacer con el patrón. Los pobres animales canalizaron todo el odio de clase acumulado en aquellos talleres insalubres, en jornadas de trabajo agotadoras, en el rugir de las tripas hambrientas de los aprendices. Aún no había sindicatos, la clase obrera todavía no había tomado conciencia de si misma ni había desarrollado formas de lucha adecuadas. El estallido fue tan cruel como ciego: el patrón siguió siendo el patrón y las condiciones de vida no mejoraron. Sólo consiguieron llevarse por delante a un puñado de animales que no tenían ninguna culpa de esta situación.

Casi tres siglos después, la sociedad no es ya tan bestia como lo era en 1730. Pero no puedo evitar dejar de ver algunos paralelismos. Tenemos una tremenda crisis económica, unos índices de paro insostenibles, familias ahogadas por las hipotecas, servicios caros y malos, el estado del bienestar que se va al garete un poco más cada día. Y encima tendremos que trabajar hasta los 67 y nadie nos garantiza una pensión.

Hay cabreo en la calle, mucho. Y se necesita encontrar enemigos contra los que canalizar ese resentimiento. Ahí están los gatos de hoy: estos titiriteros, que hacen sus fiestas glamurosas vestidos con carísimos modelos, que viven en un chaletazo con piscina olímpica, que cobran por una película lo que ellos no ganarán en toda su vida. ¡Y encima piden subvenciones!

Es inútil explicarles que en esta industria hay muchos miles de familias que pasan con sueldos similares a los suyos, que tampoco los técnicos y artistas jóvenes se colocan fácilmente, que muchas productoras han tocado fondo. Que muchos nos planteamos dejar un oficio que nos apasiona porque nuestra capacidad de resistencia se agota. No lo entienden, no lo ven. Hay un par de factores, en mi opinión, que desenfocan el asunto.

Ciertos medios de comunicación y ciertos políticos están contribuyendo, interesadamente, a dar una imagen del gremio caricaturesca: señoritos pancarteros, los de la ceja, burguesitos que juegan a izquierdistas, inútiles a los que tenemos que mantener con nuestros impuestos… las bofetadas a Zapatero las están dando sobre las mejillas de la gente del cine, del teatro, de la literatura y la danza… . Es mucho más fácil que subir a la tribuna del parlamento y enhebrar un discurso coherente. No hay más que ver a tontos como Rajoy que ni siquiera entiende su propia letra. Y además les ayuda a tapar con ruido mediático otros asuntos: su papel en el estallido de la burbuja que crearon de manera suicida, la corrupción que ya no les cabe bajo las alfombras, sus asuntos de familia, sus negocios no confesados. Saben muy bien lo que hacen cuando sueltan veneno sobre nuestras cabezas: es más fácil visualizar la desigualdad mediante la riqueza de un actor famoso que con la de un traficante de influencias o un comisionista de contratos públicos.

Pero además de la mala leche y la hipocresía que se gastan los detractores de la farándula, hay que reconocer que desde el propio gremio se lo ponemos fácil. A mi ya me cansa un poco que Bardem coja el avión en Los Ángeles, aterrice en Barajas y se vaya directo a la manifestación de turno, a ponerse con su mamá detrás de la pancarta. Por supuesto, tras la lectura del manifiesto, a Barajas y a Los Ángeles otra vez, que Tom Hanks nos ha invitado a tomar café en su casa de Beverly Hills y no queremos llegar tarde.

Por favor, familia Bardem, Almodóvar, Willy Toledo y demás: tienen ustedes todo el derecho a manifestarse, como ciudadanos que son. Pero aléjense de los fotógrafos, no copen la primera fila, no sujeten la pancarta con sus propias manos. Eso podemos hacerlo otros: los guionistas mileuristas, los operadores, las maquilladoras, los eléctricos y los de vestuario. También somos industria y, desde luego, estamos mucho más cerca que ustedes de esa gente a la que le cuesta tanto tomarnos en serio o considerarnos “uno de los suyos”. Ustedes, si quieren venir, vengan pero pónganse hacia atrás donde no se les vea tanto.

Si no acabaremos todos apaleados, metafóricamente, como los pobres gatos de Paris. Aquellos impresores dejaron escapar, sin tocarle un pelo, a su verdadero enemigo: el patrón que les explotaba y no los gatos inocentes. Pues ahora lo mismo. Si los de Anonymous quieren tirar huevos y reventar un acto que se vayan a una reunión del FMI, de la Patronal de la Banca o de la Conferencia Episcopal (¡la de películas que se podrian hacer con el dinero que cada año se lleva la Iglesia!). Y yo, al menos, les acompañaré gustoso porque ése si es mi enemigo. Ni siquiera lo es Bardem, que gana mucho menos que el sinvergüenza que os vendió el piso que ahora no podéis pagar, mucho menos que un consejero de administración de las eléctricas o las telecos. No os ensañéis con el cine sólo porque no tenéis cojones para enfrentaros a otra gente mucho más peligrosa. No nos convirtáis en vuestros gatos.

Y pensad que si por las noches maullamos en los tejados no es por joderos la vida, sino para alegrárosla un poco, que bien achuchada está. La vuestra y la de la inmensa mayoría de nosotros.

27 pensamientos en “CINE ESPAÑOL, ¿GRAN MATANZA DE GATOS?

  1. Qué bien explicado, creo que tienes mucha razón.
    Lo que sigo sin entender es por qué nadie del cine español hace campaña por el PP. A mí personalmente me resulta sospechoso, ¿tan claro tenemos que la izquierda son los buenos que creemos que es normal que los de derechas se avergüencen y se escondan? ¿No será que el PSOE tiene demasiado poder en ese mundillo?
    Cuando eso suceda, cuando haya gente del espectáculo que se moje en los dos bandos, como ocurre en EEUU, por ejemplo, no será tan fácil ese etiquetaje rápido de cine = burgueses que van de rojos.

  2. Acertada reflexión. Curiosamente hoy Elvira Lindo trata el mismo tema en El País sin la mitad de inteligencia que tú.

  3. Quina sarta de tonteries diuen en este blog. Aveure si obriu més el cap! O només busqueu gent que vos faça la pilota? Segur borreu el comentari, ja sería la tecera vegada.

    • Vicent, lamentem molt que després de 19 articles no hages trobat cap que mereixca la teua aprobació o que, almenys, no et semble una tonteria. Afortunadament altra gent ens ha llegit a gust, fins i tot discrepant. Però prenem nota i intentarem millorar, sempre cal anar a més. Per pròpia satisfacció, no perque ens faça ningú la pilota. Si forem gent necessitada d’afalacs no hauriem triat un ofici tan desagraït com el nostre.
      El que si t’assegurem és que encara no s’ha censurat cap comentari en aquest blog. Opina el que vullgues, però no digues coses que no són veritat.

  4. ¿Cuántos de la farándula estadounidense apoyaron a MacCain? Que yo sepa, el gran mogollón hizo aquel anuncio del “yes, we can” por Obama.
    Por otra parte, yo no creo que los Anonymous estén yendo contra el cine porque no se atrevan a ir contra los más grandes. Los anonymous no tienen reivindicaciones económicas o sociales, sino que, básicamente, reclaman su derecho inalienable a bajarse lo que les dé la gana. Y lo entiendo, que yo también me bajo series, que conste, pero demuestra lo mal que medimos las prioridades y las cosas por las que la gente sí está dispuesta a salir a la calle.
    Ala, menudo rollo he soltado.

  5. Fantástica metáfora, Paco. Tan fantástica, que en algunos aspectos ni se sostiene. Cualquiera diría que en este país las manifestaciones gamberras o espontaneas para expresar el rechazo y descontento solo se dirigen a los del cine. Pobres gatos callejeros, como se ensañan con ellos! Y visto así tiene razón, si quieren tirar huevos y reventar un acto que lo hagan el día de la Hispanidad y de las fuerzas Armadas o el el día de la visita al Papa a Barcelona, pero que se abstengan en los premios Goya, en esa gran noche del cine español. Un respeto, por favor!

    Al igual que Zapatero representa de pena a los socialistas, así representa la Academia a los trabajadores del cine, de pena. Pero es más fácil dirigir nuestra ira y sentir verguenza ajena por el ruido de algunos indocumentados que salen a la calle a lanzar huevos y reventar los actos. Es más fácil dirigir nuestra ira y sentir venguerza ajena por los últimos reductos de comunicación a salvo de la propaganda del estado que nos cuentan la corrupción del caso Faisán o la corrupción de los socialistas andaluces. Los últimos reductos de comunicación que no nos eximen de pensar. Es más fácil dirigir nuestra mala leche y sentir vergüenza ajena por esos políticos de derechas que ni gobiernan, ni dirigen la orquesta. Políticos peligrosos y manipuladores que ni siquiera entienden su propia letra o que se dejan pillar por unos trajes. Si por mí fuera estarían fuera del partido, por inútiles.
    Flaco favor le hace la Academia y algunos actores a la industria del cine. En Galas como la de este año se dejan de hipocresías, se quitan las caretas y se muestran como esos antiguos patrones , que no están dispuestos a ceder, ni ven más allá de sus propias narices. Y cuando uno de su clan se rebela lo sacrifican para espectáculo de todos, dejando muy claro, que para ellos el público sea de izquierdas o de derechas, es lo de menos.

  6. Gran Gran Gran post,
    de verdad lo he leído con suma atención y me ha encantado.
    Aunque quiero matizar, que esa manifestación se realizó en la ceremonia de los Goya (q dicho sea de paso es toda una pantomima…) como protesta a la actitud de su anfitriona “La Ministra de Cultura”, ella considera esa ceremonia como suya y el escenario elegido fue el que fue por ella.

    Lo de los huevos…

    Creo que está mal, no a lugar…puedo imaginarme el por qué…simpatizantes de la ministra o gente privilegiada por algún motivo que los manifestantes entendieron como insultante. Lo digo por decir, es una conjetura mía…

    Lo que no entiendo, es como los que lanzan esos huevos, no hacen lo mismo en un meeting de ZP o de Rajoy, porque para lanzar huevos, desde luego en este momento patético de la historia de España, tenemos MUCHO donde elegir y creo que esos actores no eran merecedores de la huevada…

  7. Os olvidáis que los Anonymous sí aplaurieron a Alex de la Iglesia.. Gente muy conservadora veo yo por este blog! Hay muchos guioniostas y gente del cine que sí quieren cambios, y ellos sí son anónimos de verdad. Tengo la sensación que aquí se dice, se repite lo que de un modo u otro se dice en bloguionistas pero a la valenciana. Todavía no he econtrado la voz propia de este blog…y ya van 19 artículos que no generan nada de debate y apenas enseñan algo. Poneros las pilas ya y escribid artículos de mayor calidad, currársolo un poco, caray, que sóis guionistas y no me creo que estéis tan ocupados.
    Saludos, supongo que será cuestión de tiempo.

  8. Hay algo que me gusta especialmente del post y es el “qué” y “por qué” de la historia, y como buen narrador que demuestras ser, empiezas por ahí, por quienes son los personajes de esta historia, y por qué llegan hasta donde llegan, y como en las historias, que al menos, y particularmente a mí, más me gustan, te acercas a ellos más que en las descripciones del ying y el yang, los buenos y los malos, los mongolos y los listillos, que los demás blogueros y artículistas “pro protección cultural” repiten una y otra vez, como si ponerse claramente de parte de unos, y en contra de los otros, fuera lo más correcto, y sobre todo, lo único correcto.Si nos pusiéramos en la piel de los trabajadores de la fábrica, gente machacada laboralmente y explotada en su trabajo, y sin capacidad, ni herramientas, ni conocimiento, en la lucha social, que unos años después aprenderían a base de guillotinazo, el verdadero climax de esas generaciones de embrutecidos trabajadores, a luchar por sus derechos, entendemos o comprendemos sin juzgarlos tan categóricamente, que eran pocas las posibilidades de desahogo como la de actos como aquellos, y encima y seguramente, gracias al exterminio gatuno, tendrían carne caliente y fresca para cenar bastantes noches. La fase final del discurso, la que todos conocemos, por pertenecer todos nosotros a la margen izquierda (o derecha, mismo da) del río Turia, Nervión o Guadalquivir (depende de donde vivas) la defendemos todos, pobres gatitos indefensos, que van a lo suyo y nada molesta, cuando además sus cantos agradan y calientan con su piel por las noches acurrucados junto a uno. Pero como decía, lo grande de las buenas historias “ejemplares” son aquellas en las que no hay buenos ni malos, indios y vaqueros, sino en las que acabamos llegando a la conclusión de que las víctimas son ambos, e idiotas hay en ambos lugares, y que la verdad se encuentra en algunos puntos en ambos lados y seguramente donde hay que apuntar, el patrón, no está en la primera línea de la película, sino manejando los hilos desde la distancia.
    Así que diferenciemos de una vez quienes son los verdadros macquiavelos de esta historia y vayamos a por ellos, no a guillotinar uno a los gatos, y menospreciar a los pobres muertos de hambre trabajadores, cojamos nuestras reprimendas con quien de verdad lo merece.

  9. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  10. Buen articulo, pero errado.
    Lo de Anonymus es un movimiento que ha surgido en la red en torno al tema de wikileaks y los problemas juridicos del Julian Assange famoso. Lo de utilizar esa careta en la gala de los goya tiene una clara significacion politica. Ahora este articulo viene a decir que esa gente atacaba a los artistas por no atacar al poder establecido que los putea, el unico detalle es que los creadores defendiendo esa ley y en general con su actitud estan apoyando los intereses del poder establecido.

    http://alt1040.com/2011/02/propiedad-intelectual-y-el-libre-comercio-una-entrevista-con-amelia-andersdotter?utm_content=destacadas

    El argumento es perfectamente reversible: la gente del cine ataca a los Internautas, etc. por no atacar a sus patronos: los productores, los distribuidores, las grandes multinacionales de los contenidos, los propietarios de los medios de difusion… gente que por lo visto ahora resultan ser grandes defensores de los derechos de autor y la libertad creativa. Os estais equivocando incidiendo en este argumento porque se puede volver en vuestra contra muy facilmente y no lleva a ninguna parte.

    La gente que fue a protestar no fue porque se lance vitriolo contra el cine español desde algunos medios, fue a protestar contra una ley impuesta sin consenso de ningun tipo y que la industria del cine español apoya abiertamente, y no son solo los Bardem y los zumbaos de la SGAE.

    El unico que dio un paso para hacer algo razonable fue el señor Alex de la Iglesia, y la reaccion por parte de la industria ha sido decir que ha hecho el payaso y que tiene el sindrome de estocolmo por pasar mucho tiempo enganchado en Twitter. ¿Es posible que gente que se supone que tiene que reflejar la realidad en sus obras este tan desconectada de la realidad misma?

    En resumidas cuentas: en la gala tuvieron lo que se merecian, y tuvieron suerte de que solo les tirasen un huevo.

    La unica forma de frenar el desprestigio del cine español por parte de esos medios es cruzar la linea y ponerse claramente del lado del publico, y tened en cuenta que si hay que hacer un reconversion de la industria del cine español para adaptarla a los nuevo medios eso tiene un precio, la parte de la industria tradicional que no se adapte caera, y muchos puestos de trabajo tambien desapareceran. E imponer una ley impopular no lo va a impedir, porque ni siquiera esta demostrado que la causa de la crisis de la industria sean las descargas por mucha intoxicacion informativa que se haga. Asi no se convence a nadie.

    Habia que negociar y se ha impuesto una ley que solo favorece los intereses de una parte y no va a arreglar ningun problema. Van a quitar algunas paginas de enlaces sin que la industria española ofrezca alternativas que generen dinero o puestos de trabajo. ¿Van a rebajar el 18% de IVA a las descargas legales para que esa industria pueda despegar? Con maullidos e inmovilismo no vamos a ninguna parte.

    Llamadme utopico pero realmente la unica solucion que veo ahora para arreglar este desastre es formar una plataforma de artistas y creadores que pida la derogacion inmediata de la ley y la negociacion de una nueva ley de propiedad intelectual con participacion de todas las partes. No tengo que decir a quien propondia como presidente de esa plataforma.

  11. Estoy de acuerdo; a.-La mayoría de los que sujetan el cartel no representan a los que estamos tras él y b.- Sería más útil levantar la cortina de humo e ir a por los que de verdad disfrutan del pastel.
    Lo que no tengo claro es que, al final de la corrida, les valga la pena enarbolar la bandera de la justicia antes que la de la gratuidad. Tantos años de café para todos ha embotado el sentido de la equidad y la empatía hacia nuestros semejantes…

    • Puede que los Bardem, Toledo, etc….se hagan notar….pero si los de la pancarta fueran los mileuristas no creo que atrajeran muchas cámaras ni dieran resonancia a estos actos. NO DESPRECIEMOS A LOS QUE SE QUEJEN AUNQUE NO LO NECESITEN PARA COMER…estarían más cómodos en sus mansiones…y a los demás ni nos verían.

      • Acabáramos! si al final va a resultar que además de ser solidarios , le hacen un favor a la Industria y a los del gremio…Es verlos con la pancarta y a la gente le faltan palmas para aplaudir. Vamos, que les hacen la ola! Si fuera tal como dice, los Anonymus además de pasar desapercibidos, no habrían merecido dos artículos en este Blog.

        Ya lo decía algún comentarista, como es posible que gente que se supone que tiene que reflejar la realidad en sus obras esté tan desconectada de la realidad misma. Y quizás, esto explique en parte, la falta de conexión con el público y el escaso éxito que ha tenido siempre el cine español en las salas. Vaya, que eso de que la causa de la crisis de la industria sean las descargas… parece más bien surrealista. A mi me parece que no se lo cree ni Bardem, por mucho que lleve la pancarta.

  12. Hola Paco. Primero, enhorabuena por el blog 😉

    Yo soy de los que opinan que sí hay que tirar huevos. Creo que si más gente lo hiciera, seguramente todo nos iría mucho mejor. El problema son los que no los tiran. Los que soportan todo lo que les echen sin protestar, como corderitos.

    La situación política actual y la crisis no tienen nada que ver, en mi opinión, con las protestas de los Goyas. Tiene que ver la Ley Sinde, el monopolio cultural de los mismos de siempre, la falta de apoyo de la academia hacia los nuevos creadores, la despreciable situación de la televisión en España, donde han nacido decenas de canales nuevos que controlan los mismos de siempre y que tienen al público al borde del vómito continuamente con su telebasura. Ahora para colmo, se unen entre ellos, para monopolizar auún más si cabe los canales de televisión y llenarlos con reposiciones y adivinadores y teletiendas.

    El panorama del audiovisual en España es para tirar huevos y no parar.

    La gran suerte es Internet, y ahora también quieren controlarlo. Menos mal que nunca podrán con la piratería (los piratas siempre estarán más preparados y formados técnicamente porque representan el lado realmente inteligente de esta batalla; los de los Goyas son el extremo egoista que solo sabe mirarse en ombligo, los capitalistas, esos que solo piensa en el dinero y en acaparalo todo para sí mismos).

    Así lo veo yo: hay que tirar más de huevos 😉 Y esta lucha no solo se está librando con el cine. Afecta a todos los niveles, aunque en los medios de comunicaciónm no se hable de nada de esto: realmente está sucediendo.

  13. No entiendo la mitad de lo que dice johndemol, pero sí el final. Básicamente porque no pone ni un punto en sus frases! Parecéis guionistas pero no sabéis ni escribir en un blog.
    En cuanto a la tal Mar (o le llamo mejor Montaña?) parece que ha leído dos veces este blog y una el de bloguionistas. Te has leído el post de “No somos un país de risas” o el de los archivos Prelinguer? Que en la forma se parezcan (blog de guionistas, temas varios centrados en actualidad audiovisual, reflexiones, etc) no significa que en el fondo sean iguales. Si es que cuando les da por criticar, la gente se tira al cuello.
    Nena, primero aprende a escribir. 2 faltas de ortografía, 2.

  14. Demasiadas cosas a tratar hacen de un artículo de opinión un churro: Matanza de gatos… analogías cogidas por los pelos… Bardem… los culpables son los que se manifiestan… aquí me quedo. Criticas a los manifestantes por hacer algo muy importante, denunciar a la corrupta academia del cine. Dices que los palos se los están llevando los currantes mileuristas del cine y no es cierto. Los palos son para vuestros patronos, los jetas que se disfrazan y “representan” (nunca mejor dicho) a todo el cine español. Creeme, los anonymus no desean que el cámara, maquillador, extra se quede sin trabajo. ese no es el tema. El tema es que te están robando/explotando y tú los defiendes.

  15. Pues no amigo Muuu, no es eso lo que digo. Más allá de que el artículo te parezca un churro (estás en tu derecho), digo lo que digo y no lo que tu quieras leer. No defiendo a ningún explotador. Ni mucho menos a los que me han tocado a mi en suerte. Te recomendaria que lo leyeses otra vez. Si te apetece claro, porque los churros en exceso son indigestos.

  16. Al igual que esos revolucionarios se morían de hambre con un montón de gatos cerca a los que hincar el diente, en la actualidad, una es guionista y es famélica por lo que siente en sus carnes una doble desgracia. La primera, que comerse los gatos del vecindario está mal visto y la segunda, que ser guionista es sinónimo de estar parado. O sea que es peor que ser esclavo de un gremio francés del siglo dieciocho. Por lo menos ellos tenían algo que hacer… espera ¿o me he liado con tanto gatete? (sic)

  17. Es cierto que los actores, seguidos de los locos, han sido siempre catalizadores del odio social, normalmente de parte del poder. También es cierto que la Ley Sinde es la primera ley que ataca abiertamente la libertad en internet en España. No nos olvidemos que perjudica a los que se descargan contenidos culturales para su consumo, y no pornografía infantil. Que eso entiendo que sea delito, lo otro todavía no lo veo claro… Es cierto que los huevos los podían tirar a los políticos, empezando por los del pueblo en el que vive cada Anonymous, y no a los del Goya…
    En fin, Los Beatles y los Doors también contraban grupies para que les hicieran ruido, y les tocaran los huevos pero de otro modo.

  18. Pingback: “Estimados amantes de lo moralíneo, váyanse a tomar por el conjunto de las dos nalgas” | PERMÍTANME AÑADIR ALGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s