CUATRO DE ELX EN SUNDANCE

Aunque El País -ocupado estos días en fumigar a Vigalondo- y otra prensa digan que no, hubo presencia valenciana en Sundance. Y es que Chema García Ibarra, creador de los cortometrajes “El ataque de los robots de nebulosa-5” y “Protopartículas” estuvo allí. Ésta es la crónica de cuatro colegas entre nieve, celuloide y mucha ilusión.

por  Chema García Ibarra (Firma invitada)



Volvimos el lunes por la tarde. Desde entonces me he dedicado a arreglar las trastadas de mis gatos, tener mucha fiebre, responder mails atrasados, hacer un par de entrevistas, arreglar un marrón con un banco, cabrearme, y, sobre todo, echar de menos Park City.

Han sido unas semanas locas. Digo semanas, porque la locura empezó antes del viaje: copias para proyección y prensa, pósters, publicidad, viaje, hotel, qué me pongo, mira las fotos de otros años a ver qué lleva la gente, hará mucho frío o frío normal, etc.

Aunque es la segunda vez que uno de mis cortometrajes está en Sundance, esta ha sido mi primera vez allí. En 2009, mientras El ataque de los robots de Nebulosa-5 formaba parte del “Shorts Program IV” y ganaba una Honorable Mention, yo estaba aquí, en Elche, tapado con una manta. Hacía un par de meses que estaba en el paro y ni se me podía pasar por la cabeza pagar los desorbitados precios de los hoteles que quedaban libres. Así que me quedé en Elche y me tapé con una manta. De vez en cuando me metía en la web del festival, pero tampoco mucho. Prefería estar bajo la manta.

Pasó el tiempo, hice Protopartículas y lo mandé a Sundance. Una noche de noviembre, durante el Festival de Gijón, me llegó un mail: “Hi Chema, my name is Todd Luoto, I’m a shorts programmer at the Sundance Film Festival. I wanted to email and let you know that we love Protopartículas and want to program it for the festival. Congratulations!”. Leo Díaz (coproductora y directora de arte) y yo teníamos el pijama a medio poner y nos bajamos a un bar a celebrarlo con nuestros amigos de Abycine, que fueron los primeros en enterarse.

Esta vez sí que pudimos ir, gracias a la ayuda del Icaa a “Participación de películas españolas en festivales de cine”, que hace dos años no cubría los cortometrajes en Sundance. Mirad la del año pasado, la de este año está al salir y será parecida. Si hacéis largometrajes seguro que ya la conocéis. Si estáis empezando a hacer cortos, a lo mejor no.

Así que el 23 de enero a las 11:15 Am, cuatro de Elche estaban en un avión rumbo a Salt Lake City. Además de Leo y yo, venían Alberto Gutiérrez, director de fotografía, y José Antonio Fernández, actor. Y ha sido una semana loca, intensa, divertida e inolvidable.

Sundance es tener siempre la sensación de que te estás perdiendo algo. Hay como veinte cosas a la vez a cada hora, entre proyecciones, fiestas, recepciones y presentaciones. El primer día, intentando ver entre la neblina del jet lag, conseguimos nuestras acreditaciones y exploramos el inabarcable festival con cara de tontos. Park City (un antiguo pueblo minero dedicado al esquí el resto de días del año) está tomado por “Sundance fans”, cineastas, productores, prensa de todo el mundo y una señora que se paseaba con un carrito de bebé lleno de perritos. En el “Sundance Music Cafe” hay conciertos por la tarde; en el “Filmmakers lodge”, exclusivo para cineastas, te puedes tomar eso que los americanos hacen pasar por café mientras intercambias tu dvd con el del sofá de al lado; en el “Sundance HQ Channel” hay galletas recién horneadas y te pueden sacar fotos haciendo el tonto.

La primera proyección de Protopartículas fue en el precioso Egyptian Theatre, junto a la película colombiana “Todos tus muertos”, de Carlos Moreno. Tuve que salir al presentarlo (argh) ante el cine lleno (argh!) y en inglés (ARGH!!). Me lo preparé un poquito y al menos conseguí que se entendieran mis balbuceos.


Estés dónde estés, aunque sea en los autobuses gratuitos que conectan los cines, todo el mundo te quiere conocer y te muestra una simpatía extrema. Ya me lo advirtió Arti Montoya antes del viaje: “La gente en Sundance está siempre muy contenta” (Arti fue al año pasado con el corto Cómo conocí a tu padre, dirigido por su hermano Álex). Es cierto. Durante una semana sólo he visto gente sonriente. De vez en cuando, en los cines, en las fiestas o simplemente por la calle, alguien me paraba para decirme que le había gustado mi corto, o para preguntarme algo sobre el rodaje. El último día la dependienta de una tienda, una adolescente de unos 15 años, nos preguntó emocionadísima si éramos de “the short film with the astronaut”. Cuando le dije que ese apuesto chico que me acompañaba era el actor que estaba dentro del traje, se volvió LOCA y se quiso hacer una foto con él.

Eh, voy a usar un tópico: estar en Sundance ya era un premio para mi. Por eso cuando llegó la noche de los “Shorts Awards” (los cortometrajes tienen su propia ceremonia, en una bolera) no estaba nada nervioso ni esperaba nada. La Honorable Mention que ganó Protopartículas fue una grandísima alegría. En un curso rápido de conceptos útiles en Español que le estaba dando a nuestro amigo Destin Cretton (ganador del festival en 2009), le enseñé la palabra para definir ese momento: “subidón”. Después de eso la utiliza a menudo. También sabe decir “temazo”.

Por cierto, un breve párrafo sobre cómo son los cortos de ficción que vi en Sundance. Si tienes un corto social, comprometido, con afán de denuncia, sobre la esclavitud infantil, sobre la pobreza, sobre la violencia machista: ahórrate el envío.

La semana terminó. Un viaje interminable de vuelta, fiebre, cansancio. Veo caras serias por primera vez en mucho tiempo, gente que grita, edificios feos. No hay nieve, no hay cabañas de madera ni está todo iluminado con lucecitas de colores. Echo de menos Park City y me acuerdo de otra de las palabras que le enseñamos a Destin: “bajón”.


3 pensamientos en “CUATRO DE ELX EN SUNDANCE

  1. Enhorabuena y gracias por acercarnos un poco ese gran festival!
    Me encanta que no seleccionen cine socialmaltratoinfantilimigración.
    Para el del año que viene mando Chocapaquete a ver qué pasa! Aunque con 5.000 cortos que se juntan allí para seleccionar… lo que más me ha dado envidia son las cookies con diferencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s