1.295 manos y una gran manta

por Paco López Barrio

Creo que sólo he subido una vez a la 8ª planta de la torre central de Canal 9, donde está, desde el primer dia, el despacho del Director General. No recuerdo muy bien qué fui a hacer allí, pero la visita me sirvió para confirmar un chascarrillo que corría por la casa: desde aquel despacho se ven tres cementerios. No sé si sigue siendo así, después de que se construyese el campus de Burjassot. Lo cierto es que el asunto daba de sí para mucha broma porque una empresa en la que su máximo responsable ve tumbas en cualquier dirección que mire cuando levanta la vista de su mesa, sin duda está predestinada a ser una empresa peculiar.

Y lo ha sido, sin perdonar un sólo dia de sus 23 años de historia.

Una historia que, a principios de esta semana ha dado un gran vuelco. No porque se vaya a derivar toda la producción a empresas privadas, porque esa era ya la práctica habitual desde hace muchos años, sino porque se han publicado ya las bases del ERE que va a mandar a la calle a 1.295 trabajadores. Sobre la falta de culpa de la mayoria de ellos y sobre el origen del agujero, ya escribí hace un par de dias en otro lugar. Era un post destinado a explicar la situación, de la manera más didáctica que supe hacerlo, a la población en general. Ahora me conformo con tener menos lectores. Me conformo con que sean 1.295, los mismos que ahora están recogiendo sus cosas de taquillas y despachos, para irse por un camino que lleva a ninguna parte.

A muchos de ellos no les conozco, porque es un grupo numeroso y porque mi paso por aquella casa ha sido siempre tan intermitente y accidentado que no he tenido tiempo de relacionarme con todos. Pero entre ellos hay muy buenos y queridos amigos, con los que compartí muchas ilusiones y ahora sigo compartiendo recuerdos.

De estos recuerdos me guardaré la mayoría. Son pequeñas anécdotas sin importancia, lo normal del dia a dia. Deben quedar entre nosotros (entre otras cosas para ahorrarme alguna explicación técnica, o de quien es quien, necesaria para entender la gracia de la anécdota). Historias de viejos lobos de mar del audiovisual, batallitas del abuelo que a nosotros nos hacen reir pero tal vez aburran a nuestros nietos.

Pero quizá sea el momento de sacar a la luz otro tipo de recuerdos, por pura utilidad social, por pedagogía, por justícia histórica… Allá va la primera:

En la segunda mitad de los 90 fuí realizador de retransmisiones de corridas de toros. Como capitán de la Unidad Móvil “toreé” en las mejores plazas de nuestra área de influencia. De todo aquello tengo un montón de anécdotas estupendas. Pero me referiré a una corrida que se celebró en la plaza de toros de un pueblo manchego, no recuerdo en qué fecha exacta. Y diría que entre el 96 y el 98.

Un productor de Canal 9 habia negociado con el empresario de la plaza la cantidad a pagar por los derechos de la restransmisión. Ambos acordaron que Canal 9 pagaria a la plaza 6 millones de pesetas. No sé si era un buen o mal acuerdo, pero supongo que estaría en los precios de mercado.

Cuando el productor volvió a Burjassot y comunicó el acuerdo a sus superiores, estos le desautorizaron, pese a que ellos mismos le habían encargado la gestión y no se había salido de la cantidad prevista. Le comunicaron que el acuerdo debía deshacerse y tramitarse de otra manera. Los derechos de la corrida debían pagarse a través de un exclusivista, al que se le entregarían 7 millones de pesetas y él ya pagaría al empresario de la plaza.

Sin duda es un procedimiento original. Se puede entender que quien vende algo, por las razones que él sabrá, imponga un exclusivista y eso encarezca el precio. Lo nunca visto es que sea el propio comprador quien se autoimponga la intervención de un intermediario y se encarezca a sí mismo el producto. Porque lo cierto es que el primero que se quedó a cuadros con todo esto fue el empresario de la corrida.

Pues bien, la empresa que actuaría como intermediaria no era ni una empresa audiovisual ni una empresa de gestión taurina, sino – ¡agárrense! – una fábrica de cepillos. En concreto Cepillos Máximo Buch. Mi pregunta… ¿es éste Máximo Buch el mismo al que Alberto Fabra nombró Conseller de Economía al inicio de su mandato? En el currículum del todavía Conseller figuran sus actividades como asesor financiero, pero por fabricante de cepillos no me viene nada. ¿Podría ser él mismo, o su padre o algún pariente? No podría asegurarlo. En todo caso ni el nombre ni el apellido son demasiado corrientes entre la población valenciana.

El asunto se comentó durante varios dias en la prensa valenciana, en el Levante-EMV. Desgraciadamente la digitalización de su hemeroteca no ha llegado aún a esas fechas y no puede consultarse por Internet y no he tenido ocasión de acercarme a consultar la edición en papel. Lo digo para que nadie le busque las vueltas al productor por filtrarme esa información, porque fue pública a los pocos dias de suceder. Y aunque ocurrió tan cerca de mi, me enteré por el Levante. El porqué no se siguió adelante con el tema ya forma parte de los arcanos mistrerios de la Justicia valenciana.

La segunda anécdota data de mediados de la década del 2000. Trabajaba como guionista para un programa de producción externa, a través de una importante productora.

El caso es que para realizar uno de los temas que escribí se necesitaba una furgoneta. La dirección del programa dió el visto bueno al plan que les presenté, pero una de las chicas de producción me cortó en seco: “Imposible, no hay furgonetas”. Aquel era un programa con un presupuesto bastante desahogado y recurríamos a muchos alquileres de cosas que necesitábamos, así que, con toda naturalidad solté: “pues alquilamos una”.

La de producción me explicó que el problema no era de dinero, sino que X no disponía de furgonetas. X era una empresa de alquiler de vehículos (su nombre real es el de un animal mitológico, pero llamémosla X por ahora) que nos suministraba la flotilla de coches que necesitaba el programa. “Pues si X no tiene furgonetas, hay más empresas de alquiler que si tienen”. Me explicó que por orden de Canal 9 cualquier alquiler de vehículos debía hacerse a través de X. “Vale, pero si X no tiene furgonetas, no tienen porque tomarse a mal que la busquemos en otro sitio”.

Otra persona presente en la conversación, vieja zorra, en el buen y en el mal sentido de la palabra lo tenía muy claro: “Por si acaso… es mejor no tentar a la suerte. Si quieres furgoneta pídesela prestada a un amigo”. Y con esto se dió por terminado el tema. De momento, porque un rato más tarde bajamos a tomar café. Le comenté que no entendía, si Canal 9 nos compraba los programas terminados, qué podía importarles que nosotros nos buscásemos la vida y los proveedores como mejor nos conviniese. Al calor del carajillo se me sinceró: “Hay que contratar los vehículos con X, igual que hacen ellos con todos los alquileres que necesitan, porque X es propiedad de E.Z. Por supuesto la empresa no figura como suya, pero lo es. ¿Te parece ya motivo suficiente?” Si, ya me pareció suficiente, puesto que con E.Z. habíamos topado.

Los cierto que es son dos anécdotas menores. La de los toros manchegos era un miserable millón de pesetas, 6.000 euritos de nada. La exclusiva de los vehículos ya era más dinero (aunque, en honor a la verdad, daban precios competitivos en el mercado), no sólo por los cinco o seis coches que tuvimos suyos durante meses, sino porque todas las otras productoras y el propio Canal 9 acudían a ellos. Durante mucho tiempo. Y esto ya suma cantidades con bastantes ceros.

Pero aún así… ¿qué es esta minucia comparada con los 30 millones que costó la visita del Papa?. Por este asunto, por cierto, hay ya procesados cuatro directivos de Canal 9 y empiezan a aflorar indicios de conexión con la trama Gürtel. La misma cantidad, 5.000 millones de pesetas, es el importe del acuerdo con el Valencia F.C firmado en tiempos de Carrascosa, en concepto de derechos de emisión a los que apenas se les sacó partido.

Sé que al lado de todo esto mis anécdotas son muy poquita cosa. ¡Qué le vamos a hacer! Nunca estuve muy arriba en el organigrama y no sé más que un par de tonterías que me salpicaron personalmente. Además, como ya dije antes, entré y salí de la casa muchas veces. Y, sumando, estuve mucho más tiempo fuera que dentro. De otras cosas apenas pude quedarme más que con rumores de pasillo, porque me quedaban lejos de mi área de trabajo. Por ejemplo sólo puedo recordar que “se hablaba” de materiales desviados desde los almacenes de Canal 9 a una televisión privada en la que tenian intereses ex directivos de la casa. Se habla de furgonetas nocturnas, de cajas de cintas e incluso de alguna cámara completa. Pero a mi no me consta. Sólo puedo afirmar que el rumor, cierto o falso, me llegó por más de una fuente.

Quizá algunos de los que habéis estado allí cada dia de estos 23 años, sepáis algo más que yo. Ahora que os vais, os llevais tambien muchos recuerdos. Recuerdos bonitos, entrañables, de compañerismo y de trabajo bien hecho. Pero también de grandes y pequeñas miserias que han sucedido a vuestro lado, si es que no os han afectado también personalmente.

Os vais con miedo, porque los tiempos son difíciles y recolocarse va a ser una aventura muy incierta. Pero no os llevéis todo ése miedo con vosotros, dejádles algo también a los que van a seguir con los trapicheos con los que han hundido la casa pero no van a pagar con el despido por su incompetencia ni sus chanchullos. No les dejéis reírse, que no digan de vosotros “que se jodan”. Dejádles también su cuota de miedo, que la merecen.

Sois 1.295 y lleváis muchos años allí. Ha pasado mucha información por vuestras manos. Los contratos no se mecanografían sólos, los talones no tienen pies para caminar, las llamadas han pasado por centralitas… cada uno de vosotros no tiene gran cosa. Quizá algo más que yo, pero muy poco. Pero todos juntos… todos juntos tenéis terabytes de información. Y esa información irá tomando sentido a medida que vayáis poniéndola en común,  cruzando datos, que podais atar cabos…

Hay una gran manta cubriendo la mierda que acumula aquella casa. Muy grande y muy pesada. Pero teneis 1.295 manos que ahora quedan libres. Ya no vais a ocuparlas en darle al REC, al fade, escribiendo escaletas, cableando, moviendo las grúas, dibujando decorados, señalando borrascas, pinchando cámaras… usadlas para coger cada uno un poco de esa manta y estirad, levantadla… que los verdaderos culpables deseen estar en uno de esos cementerios que se ven desde sus despachos.

Y sed vosotros, que hoy lloráis, los que riáis los últimos.

About these ads

20 Respuestas a “1.295 manos y una gran manta

  1. No lo entiendo. Estás pidiendo a la gente que salga y cuente lo que sabe, cosa que me parece genial. Por otra parte, luego te niegas a mencionar el nombre de la empresa de transporte “X” o de su presunto dueño, que imagino será Eduardo Zaplana. ¿No es ligeramente incoherente por tu parte?

  2. indignado con los directivos de rtvv.

    Hola, buena idea esto de tirar de la manta.

    Yo tengo una de los últimos años, concretamente del 2011:

    Jose Luis Moreno, el famoso productor de Madrid, vendió a la Dirección General de la cadena 36 programas con el título “Siempre estrellas” donde el productor entregó a la cadena programas que eran totalmente refritos de otros programas del Moreno, donde por el vestuario y los peinados se podía comprobar que eran números de baile de los años 90 por lo menos, y con entradillas de los presentadores donde se les escapaba de vez en cuando un “buenas noches castellano manchegos”.

    La dirección de la cadena recibió el aviso y la queja sobre la dudosa originalidad del programa tras visionarse el programa, pero nadie hizo nada por reclamarle al Moreno que ese material no era apto.

    Los programas se emitieron finalmente de madrugada los sábados entre julio y agosto.

    Jose Luis Moreno es amigo personal de Camps. Y facturó a canal 9 unos programas que eran simples ediciones de antiguos.

  3. Pingback: 1.295 manos y una gran manta

  4. Buena ida, yo tengo otra y muy reciente.

    Como sabréis actualmente se está haciendo en canal 9 un programa sobre empleo que se llama “ocupa`t”. Este programa se hace de producción propia. En ocasiones por orden de la dirección de la cadena se “inventan” ofertas de empleo de determinadas empresas simplemente para poder hacerles un publirreportaje sobre la empresa, sus insalaciones, etc, a modo de promoción, a cambio de que el empresario de turno diga que busca un empleado para no se que.

    Mentira todo y denunciable. De búsqueda de empleo nada.

  5. David, de aquello de lo que tengo una fuente fiable hablo con claridad. De lo que no, doy pistas para que entre todos contrastemos y a partir de ahí ya se desvelará lo que proceda. Creo que tampoco se trata de ir lanzando en público un aluvión de sospechas (permitaseme la de EZ simplemente como ejemplo). Lo que habria que hacer, pienso, es una puesta en común privada y una vez atados los cabos hacer las denuncias públicas, cuando haya material suficiente para que prosperen. Y mientras tanto evitar entrar como un elefante en la cacharreria. No vaya a ser que seamos nosotros los empapelados por difamación.

  6. Gran artículo, Paco. Espero que remueva conciencias.

    En enero en 2012 se publicó un texto titulado ‘El truco final’. Entre otras cosas describe cómo funcionan los mecanismos de censura en Canal 9. Este es uno de los fragmentos más jugosos:

    ‘Un equipo de Canal 9 se dirige a un barrio de la ciudad de Valencia. Los vecinos denuncian que varias familias han ocupado un edificio en ruinas y viven en condiciones insalubres. El objetivo de los periodistas es comprobar la situación, hablar con los vecinos y con los presuntos ocupas. Pretenden escucharlos a todos y decidir si verdaderamente hay un problema que se pueda solventar. Mientras realizan su trabajo aparece un coche oficial del Ayuntamiento de Valencia. El vehículo se acerca a ellos mientras desciende la luna tintada de los asientos traseros. Un concejal se dirige al equipo de televisión para preguntar quiénes son, qué hacen allí y quién les envía. A continuación les invita a abandonar el lugar. Los periodistas se irán, pero antes deciden completar su trabajo: graban todo el material, vuelven a la tele y editan la noticia. La sorpresa es que el concejal también ha decidido completar el suyo. Ha llamado a Canal 9 para censurar el reportaje.’

    El final de la historia es muy sorprendente. El artículo completo:

    http://algosemueveencs.blogspot.com.es/2012/01/el-truco-final.html

    Un saludo

  7. Te cuento otro: hay una productora, de la que un ahora ex jefe de antena de c9, el de la época Gürtel (y que fue imputado), ese murciano de Lorca, se sabía que era el dueño en la sombra cuando disfrutaba ese puesto directivo, junto a otro conocido presentador y periodista de la casa, la voz de su amo Paco Camps. Esta productora, en la que un becario del CEU (curiosamente a las órdenes de un profesor adjunto de allá… el susodicho jefe de antena, anterior jefe de realización) pasó a ser de la noche a la mañana todo un Productor Ejecutivo testaferrero, fue contratada continuamente para producciones sin… cesar. Cabe decir que, al menos, no fueron producciones cochambrosas. Pero…

    La productora se llamaba C (bis).

  8. SI LA TU L’ESTIRES FORT PER AQUÍÍ I JO L’ESTIRE FORT PER ALLÀ, SEGUR QUE TOMBA, TOMBA TOMBA I ENS PODREM ALLIBERAR.
    Salut i força companys, traieu tota la merda que ha soterrat este projecte de televisió suposadament nostra.

  9. He disfrutado/sufrido con tus dos artículos acerca del ERE… solo comentarte una parida: hay el doble de manos que de personas despedidas… así que la manta será más fácil de mover.
    Un saludo y mis felicitaciones por ambos artículos.

  10. Por no hablar del señor director de c9, Redondo, que pasa de ser becario de producción en 2003 a director de la cadena en 2011. Carrerón! Mucho antes ya fue Subdirector y Jefe de producción. Y sacando 10,5 en las opos, ojo! Un génio. Qué pena que en la universidad no lo recordáramos así (además de que lo normal hubiera sido ser becario en 2001 que era el año en que tendría que haber acabado su carrera).
    Sin duda debió ayudarle Nuestro Señor, que le bendijo en su bautismo. No, no me refiero a Jesucristo, sino a Vicente Sanz, que para eso fue su padrino de bautismo y amigo íntimo de la familia.

  11. Nombre requerido

    No es por echar sal en la herida, pero OS LO TENÉIS MERECIDO. Durante 20 años habéis estado alimentando a una bestia y nadie, repito NADIE ha dicho NADA. ¿De qué va a tener una cadena autonómica como Canal9 esa barbaridad de trabajadores? Habéis trabajado para LA MAFIA y os ha dado igual, porque como buenos soldados aceptabais vuestra parte del chanchullo. “Uno de los nuestros”, “Casino”, “Los Soprano”… La Comunidad Valenciana…

  12. más indignada si cabe

    ¿Por qué no lo habéis denunciado antes?. Tal vez se podría haber parado hace tiempo pero habéis engrasado la maquinaria y ahora que os engulle…

    • Chica tampoco te pases quedarse en el paro del audiovisual en Valencia(que es un erial, y siempre lo ha sido en esas materias ,no es ninguna bicoca),y si ha habido gente que ha protestado y o bien los han tirado o los han trasladado.

  13. David Peñasco Maldonado

    Entre Camps, Zaplana, Barberá y los demás HIJOS DE LA GRAN PUTA que forman la dirección de la rama valenciana del PP han montado una red mafiosa dentro del gobierno de la Comunidad que hace que la familia Corleone parezca un coro de monaguillos. Cuentan que en los tiempos en que las Cinco Familias dirigían la mafia de Nueva York no se levantaba un solo edificio sin que la Cosa Nostra se llevara una buena tajada:

    MAFIOSO: Si quieres cemento para tu obra tienes que comprárselo a la empresa X,
    CONSTRUCTOR: ¡Pero es más caro!
    MAFIOSO: Ya, es que es un cemento mágico.
    CONSTRUCTOR: ¿Mágico?
    MAFIOSO: Sí (en tono amenazador). Porque hace desaparecer los problemas, capisce?

    Cambiad “cemento” por “furgonetas de alquiler” o “derechos de transmisión” y “obra” por “Canal Nou” (al mafioso no hace falta que lo cambiemos por algún alto cargo de la cadena nombrado a dedo por el PP porque son términos sinónimos), y ya tenemos resuelto el misterio de adónde se han ido los miles de millones de euros de deuda de la Televisión Valenciana: tanto para el “conseguidor”, tanto para la caja B del partido, tanto para el amigo/sobrino/cuñado/lacayo/lameculos de turno, y si sobra algo lo invertimos en el canal. Como algún día la troika comunitaria se decida a echar un vistazo a las cuentas valencianas lo de Grecia va a parecer un paseo por el parque en comparación. Barberá y Cía van a tener que coger la primera patera que salga rumbo a las Islas Caimán si es que el populacho no los lincha a todos antes…

  14. Un poco de espíritu crítico:
    ¿Cómo es posible que se puedan despedir a 1295 empleados de una empresa sin que ésta se pare?
    ¿Cuánto suponen esos 1295 empleados del total de la plantilla?
    ¿Es necesaria esa plantilla en un empresa de televisión que cubre tres provincias y que subcontrata la mayor parte de su producción? ¿Para hacer qué?

    Y ahora, la opinión: a buenas horas, mangas verdes. Tirar de una manta que tiene 23 años, apolillada, que apesta y que ya no da calor no tiene demasiado mérito. Las cosas se tienen que airear cuando empiezan a olor a rancio, antes de que se estropeen, cuando todavía nos cobija y supone un riesgo.

    Lo de “para lo que me queda en el convento” queda un poco feo, porque eso parece que era Canal 9, un convento.

  15. Quizás ya ho haga falta tirar de la manta, Paco. El hecho de que Valencia haya pedido ser intervenida por el estado para pagar sus facturas, presupone que van a tener que dar más de una explicación. Y no sólo en este sector. La vergüenza mayor para el “santo Job” de Rajoi, que se erigió como el salvador de la patria es que la primera comunidad autónoma que pide ser rescatada haya estado bajo su tutela y sea de su mismo color. A perro flaco todo se vuelven pulgas.

    • Quizás a partir de ahora, veamos adelgazar de forma alarmante a la orionda alcadesa Rita Barberá. Paco, ¿Se la imagina quedándose en los huesos? A mi me cuesta verla ocupando menos espacio, pero lleva todo el camino.

  16. Kohonera, permíteme que le de la vuelta a tu argumento / pregunta (para qué contrata gente un tele que fundamentalmente subcontrata su producción al exterior). La pregunta que yo me hago hace años es la inversa: ¿para qué subcontrata todo una TV que tiene el personal y los medios técnicos suficientes para levantar la programación propia? Creo que el proceso que nos ha traído hasta aqui está mejor explicado en este otro post que escribí para otro blog (la intención del artículo este de aqui es otra). Aqui lo tienes: http://losojosdehipatia.com.es/?p=7698

    Amiga Regla, lo más preocupante del asunto es que Rajoy, en la campaña electoral dijo que quería hacer en toda España lo mismo que el PP había hecho en Valencia. Mucho me temo que vaya a ser precisamente esta la única promesa que cumplirá.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s